Los pontevedreses firmaron hasta mayo un 7% más de hipotecas que el año anterior

En los primeros cuatro meses del ejercicio actual se rubricaron en la provincia 1.967 préstamos para compra de vivienda ►El importe medio que se pide al banco superó los 116.000 euros, que son 3.000 más que en 2021 y 13.000 más que en 2020
Dos personas miran el escaparate de una inmobiliaria en Pontevedra. GONZALO GARCÍA (ADP)
photo_camera Dos personas miran el escaparate de una inmobiliaria en Pontevedra. GONZALO GARCÍA (ADP)

Los pontevedreses firman cada vez más hipotecas. Los números lo demuestran. Entre enero y abril de este año se rubricaron en la provincia un 7,3% más de préstamos bancarios para adquisición de vivienda que en los mismos meses de 2021, pero la tendencia no es nueva, sino que viene de atrás, teniendo en cuenta que fueron un 33% más de hipotecas que en 2020 y un 43,7% más que en 2019.

En cifras absolutas, los compradores y los bancos sellaron en los primeros cuatro meses de este año 1.967 créditos hipotecarios, que son 133 más que en el ejercicio anterior y 598 más que el año antes de la pandemia, tal y como reflejan los datos publicados hace unos días por el INE.

Y la causa no es que el ladrillo esté más al alcance de los ciudadanos, sino todo lo contrario. El precio de la vivienda ha subido y, de hecho, las hipotecas también son ahora más abultadas que antes.

En los cuatro primeros meses de este 2022, el importe medio de este tipo de préstamos en la provincia se situó en 116.074 euros, que son casi 3.000 euros más que la media del año pasado y 13.000 euros más que las hipotecas constituídas entre enero y abril de 2020. Con respecto a los tipos de interés que cobran los bancos, la media al inicio de la hipoteca está entre el 2,16% (para los variables) y el 2,65% (para los fijos), que son porcentajes algo menores a los del ejercicio pasado.

"La compra de vivienda se ha convertido en un refugio para los ahorradores que ven que, a causa de la inflación, su capital va mermando"

No obstante, los expertos ya señalan que se prevé que los tipos suban de aquí en adelante por el contexto económico que estamos atravesando. De hecho, el Euribor (que es el indicador que sirve de base de cálculo para la mayoría de las hipotecas de tipo variable) ya ha comenzado a ascender.

El motivo de que se firmen más hipotecas tampoco es que se haya incrementando la renta del grueso de los consumidores, pues la tasa de ahorro es ahora más baja que en los últimos años (mientras que en 2020 alcanzó su máximo histórico a raíz de la contención impuesta por la pandemia, en 2021 se redujo en 3,6 puntos, hasta el 11,4% de la renta disponible y para este año se prevé una nueva caída hasta el 7%).

¿Cuál es entonces la causa? Según explica el asesor inmobiliario Juan Jesús González, "una de las explicaciones es que la compra de vivienda se ha convertido en un refugio para los ahorradores que ven que, a causa de la inflación, su capital va mermando y consideran que el ladrillo es una opción de inversión más segura que otras. Tener el dinero parado en el banco no es una opción, porque pierde valor mes tras mes, y otros productos financieros entrañan un mayor riesgo en este contexto actual de inestabilidad, con la guerra, la pandemia que no acaba de terminar y los expertos hablando de recesión en Estados Unidos que, probablemente, se acabe extendiendo a Europa".

"En Pontevedra, los inversores ven las viviendas para alquilar como una fuente de ingresos muy jugosa"

A esto hay que sumar que, "en el caso de Pontevedra, los precios tan elevados de los alquileres son otro aliciente. Por un lado, los inversores los ven como una fuente de ingresos muy jugosa, porque actualmente hay poca oferta de arrendamiento y mucha demanda y poner un piso en alquiler tiene todas las posibilidades de lograr éxito. Por otro, esos alquileres tan altos animan a algunos jóvenes que se quieren emancipar a buscar piso en propiedad porque, para pagar tanto de alquiler, optan por hipotecarse por la misma cuota mensual o incluso menor y tener su propia casa".

La situación en la provincia de Pontevedra no es una expción. En el conjunto de España, el número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad ascendió en el mes de abril a 33.423, un 4,5% más hace un año. El importe medio de esos préstamos también aumentó un 2,2% y se situó en 142.253 euros.

Eso sí, abril ha sido el mes del año con las cifras más bajas.

La cuota de la hipoteca no debería ser más del 40% de tus ingresos

María Álvarez, técnica en consumo. CEDIDA
María Álvarez, técnica en consumo. CEDIDA

Como técnica en Consumo de la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Rías Baixas, ¿qué cuestiones cree que debería tener en cuenta una persona que quiera contratar una hipoteca para comprar una vienda?
En primer lugar, que la cuota mensual no suponga más del 40% de tus ingresos. Muchas veces al vendernos los productos nos los presentan con muchas bondades, pero luego vemos que no llegamos a fin de mes, y más ahora, con la inflación que hay. En segundo lugar, es mejor consultar a un experto en esta materia, a un asesor hipotecario, pues el dinero que le vas a pagar va a redundar en que tu hipoteca sea mucho mejor. Ya hay un encarecimiento de las hipotecas y dicen que 2022 va a acabar con uno aún mayor, de alrederor de 60 a 80 euros más al mes de cuota.

¿Actualmente es más recomendable contratar una a tipo fijo o variable?
Siete de cada diez hipotecas contratadas este año fueron a tipo fijo, pero el Banco Central Europeo ya está avisando de que el Euribor va a vivir una subida inminente para intentar controlar esta inflación desbocada, así que los bancos ya están intentando no publicitar hipotecas a tipo fijo porque saben que esto va a cambiar y no les va a venir bien. No obstante, aún existen hipotecas a tipo fijo que son muy competitivas. Sobre las de tipo variable, los bancos están empezando a ofrecer opciones atractivas y son una forma de obtener una financiación más barata. Y también están las mixtas, que son una buena alternativa para quien prefiere variable pero con menos riesgo. Entonces ¿qué opción es mejor? Todo depende del tipo de consumidor que seas, del riesgo que quieras asumir para devolver ese préstamo. Lo más importante es acudir a un asesor hipotecario, que es el que puede negociar con el banco y conseguir un préstamo más competitivo. Lo más probables es que si yo voy sola al banco, me va a ofrecer unas opciones y, si voy a compañada de un experto, seguramente me ofrezca otras.

Cuando se compra una vivienda, ¿qué gastos tiene que asumir el comprador y cuáles el banco?
Después de la sentencia del Supremo ya sabemos que los bancos han tenido que asumir unos gastos y que supuestamente tendrían que devolvérselos a los compradores, pero no lo están haciendo. Tenemos que estar judicializando esta cuestión porque, aunque se haya dicho desde Europa y los altos tribunales, los bancos no los están devolviendo sin que se les presione. Pero con respecto a las hipotecas que se firman ahora todo ha cambiado mucho, en el sentido de que quien asume los gastos de registro o de notaría ya está muy fiscalizado y no está habiendo problemas. Además, los notarios también se han puesto las pilas. Antes las lecturas de las escrituras de hipotecas eran meros trámites en los que los notarios no hacían hincapié en que el consumidor se enterase de lo que estaba firmando y ahora es obligatorio que informen. Además, como consumidores tenemos que perder el miedo a hacer todas las preguntas que consideremos, para eso vamos a pagarles por sus gestiones y tienen el deber de informarnos.

Comentarios