jueves. 24.06.2021 |
El tiempo
jueves. 24.06.2021
El tiempo

La posibilidad de un Brexit sin anestesia preocupa a empresarios y emigrantes

Trabajadoras de una empresa de pescado congelado. GONZALO GARCÍA (ADP)
Trabajadoras de una empresa de pescado congelado. GONZALO GARCÍA (ADP)

Sectores estratégicos como la pesca o la automoción apremian para que se llegue a un acuerdo que minimice el impacto de la salida de Reino Unido de la UE ▶ Solo quedan dos meses y medio para que se cumpla el plazo establecido para abandonar el grupo de los 28

Un terremoto sacude la política inglesa. Su epicentro está en Londres, pero es evidente que los efectos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea se notarán también en Galicia y Pontevedra. Tras el rechazo del Parlamento británico al pacto de Theresa May con Europa para abandonar la comunidad de los 28, se abren varios escenarios y las empresas con relación con el país anglosajón ya barajan diferentes posibilidades.

¿Cuáles son los posibles escenarios que se abren ahora?

La cuestión principal es que la fecha marcada para abandonar la Unión Europea es el próximo 29 de marzo. Con poco más de dos meses de plazo, es urgente encontrar una solución pactada. Si no se consigue, el 30 de marzo Reino Unido se irá de la UE sin anestesia y eso sería, según los expertos, catastrófico. La convocatoria de un nuevo referéndum, un acuerdo con la UE para ganar tiempo (hasta julio) para seguir negociando o incluso una nueva cita electoral son otros escenarios posibles.

Aun así, el excónsul de Reino Unido en Vigo, James Skinner, explica que todavía es pronto para dibujar un nuevo escenario. "Después de lo ocurrido el martes todo está en un limbo. Para saber lo que puede pasar es necesario que pasen unas semanas y ver cuál puede ser el plan B. Eso sí, el tiempo juega en contra porque solo faltan dos meses para la fecha establecida para abandonar la UE", cuenta.

Por su parte, los empresarios prefieren mantener la calma. "Confiamos en que haya una salida al menos consensuada; no entenderíamos que hablando de algo de tanta relevancia económica y social no hubiera un consenso", explica Enrique Mallón, secretario general de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia.

¿Qué ocurrirá con las exportaciones y las importaciones a Reino Unido?

Los empresarios que venden sus productos a Reino Unido no ocultan su preocupación, pero prefieren mantener la calma. De producirse una salida no negociada de la UE, numerosos sectores se echarían a temblar. Habría que instaurar nuevos acuerdos comerciales y sería el Reino Unido el que establecería los términos para vender productos extranjeros dentro de sus fronteras.

Fronteras
Un Brexit duro provocaría un caos en las fronteras, con controles que colapsarían el tráfico de mercancías

El país anglosajón se saldría del libre mercado entre los países de la UE y, en función de las políticas que adopte, podría perjudicar a las empresas foráneas aplicando aranceles que encarezcan los productos. También las importaciones se verían afectadas, así como el transporte de los materiales y bienes que se compren en dicho país, de modo que habría que crear desde el principio bases que regulen el comercio y las fronteras.

Para prevenir los posibles efectos adversos, muchos sectores preparan junto a las administraciones planes de contingencia por si se da el peor de los escenarios.

¿Qué sectores se verán más afectados?

A nivel provincial, el mayor flujo de exportaciones se corresponde con el sector automovilístico, que tuvo en 2017 un volumen de negocio en Reino Unido por valor de 330 millones de euros.

El mercado inglés es también un destino importante para la pesca, ya sea en la venta de pescado fresco como de productos elaborados. Así, la exportación de pescado (y, en menor medida, de carne) para el consumo supone para la provincia un negocio de más de 17 millones de euros al año. Por otra parte, se exportan productos procesados de la industria alimentaria por valor de 15,4 millones de euros al año.

Especialmente afectados se verán los armadores, que, además de exportar a ese país, faenan en aguas británicas.

¿Qué pasa con la flota que faena en caladeros británicos?

Los armadores cruzan los dedos para que la salida de Reino Unido de la Unión Europea sea progresiva y negociada. De no ser así, los barcos españoles que trabajan en importantes caladeros como el Gran Sol o Malvinas tendrán que volver a casa. Un Brexit por las bravas dejaría a muchos marineros gallegos sin caladeros en los que trabajar de un día para otro.

"Habría que volver a negociar acuerdos pesqueros porque ya no regiría la Política Pesquera Común. En este escenario, sería Reino Unido el que tendría las riendas para decidir cuántos barcos pescan y cuánto puede pescar cada uno", indica Javier Touza, presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo.

Pesca
Los armadores cuyos buques faenan en el caladero de Gran Sol y Las Malvinas, especialmente preocupados

En el caladero del Gran Sol, situado en el Atlántico Norte, trabajan 65 barcos con bandera española, la mayoría gallegos. "A esto hay que sumar los que tienen bandera francesa o irlandesa pero que tienen capital y tripulación gallega", añade Touza. Por otra parte, en Las Malvinas, frente a la costa argentina, faenan 19 barcos y 27 grandes arrastreros españoles. Según los cálculos de Touza, son más de 120 los barcos gallegos que pescan en aguas británicas y más de 1.500 los trabajadores que forman parte de las tripulaciones.

"A este millar y medio de marineros hay que añadir todos los trabajos que se generan en tierra, ya sea en el transporte, el congelado o la transformación del pescado", indica Touza. De este modo, el presidente de los armadores señala que, según estudios que evalúan el impacto de la pesca en la economía, cada marinero genera otros cuatro empleos en tierra. El resultado de la multiplicación es que 6.000 personas verían en peligro sus puestos de trabajo. Sin embargo, los empresarios prefieren ser prudentes. "Nosotros instamos a que se produzca un acuerdo que permita una salida acordada. En ese sentido, quiero llamar a los armadores a la calma", explica Touza.

¿Cómo puede afectar a los transportistas?

Es obvio que el transporte de la mercancía entre Reino Unido y el resto de la Unión Europea cambiaría. Pero el caos que se podría crear con un Brexit duro sería dramático para muchas empresas. "De repente, se tendrían que establecer controles aduaneros diferentes", señala Juan Vieites, secretario general de la patronal de las conserveras. En este sentido, los planes de contingencia previstos si se produce un abandono de la UE sin anestesia contemplan reforzar el personal y los medios en los controles aduaneros para que no se produzcan colapsos. Aun así, las transacciones comerciales acabarán siendo perjudicadas ya que Reino Unido pasaría a ser un país tercero.

¿Tendrán dificultades quienes emigren a Reino Unido?

Emigrar al país anglosajón será más complicado cuando abandone la Unión Europea. "Lo de irse a Londres a buscar trabajo se acabó", indica tajante James Skinner. Sin un visado de trabajo, permanecer en el país será más complicado. "Los ciudadanos europeos pueden buscar trabajo en los otros 27 países de la Comunidad, pero, ¿y los ingleses? ¿a dónde emigraremos?", se pregunta el excónsul del país británico.

Poder adquisitivo
A los trabajadores emigrados les preocupa un bajón de la libra y la pérdida de poder adquisitivo que implicaría para ellos

Es previsible que quienes ya residen en Reino Unido y tienen un contrato en el país no tengan dificultades para seguir allí. Sin embargo, a la comunidad de emigrantes sí le asaltan una serie de preguntas sobre su futuro. Manuel González, que reside en Londres, por ejemplo, se pregunta qué pasará con la libra y teme que su sueldo se vea reducido por una hipotética caída de la moneda. "Muchos gallegos que vivimos aquí tememos perder nivel adquisitivo porque cobramos en libras pero gastamos mucho de nuestro dinero fuera. En ese sentido, mi mayor preocupación es que se produzca un Brexit duro", manifiesta.

Por otra parte, la polarización de la sociedad inglesa es otro motivo para estar inquieto. "Independientemente de lo que ocurra, hay un problema de división social que puede desembocar en revueltas y enfrentamientos entre quienes piensan de un modo o del contrario", añade el joven pontevedrés.

¿Y los jubilados que cotizaron en Reino Unido y cobran su pensión en Galicia?

Un Brexit duro también acabaría con los acuerdos entre la Seguridad Social española y la británica. De este modo, el excónsul británico señala que los emigrantes retornados que hayan cotizado en Reino Unido podrían quedarse sin acceso a la sanidad pública. "Los sindicatos deberían estar preocupados por esto, porque solo podrán tener acceso a la sanidad quienes cotizasen algo en España", indica Skinner.

Así, la salida de la UE de forma repentina obligaría a renegociar los términos por los que se presta asistencia médica a personas que cotizaron en Reino Unido. Es previsible que sería fácil llegar a un acuerdo, pero durante un tiempo habría personas sin sanidad. Otro tipo de convenios que se regulan a nivel europeo podrían perder validez. "No sé, por ejemplo, qué pasaría con un estudiante de intercambio a quien el Brexit le pille en medio del curso", indica.

Por el momento, para los expertos es importante mantener la calma y trabajar por un acuerdo. Aún así, la situación en el país es compleja. "Se puede conceder una prórroga para que haya más margen para negociar, pero eso sería como darle una aspirina a un enfermo que necesita ir al quirófano", explica Skinner. Lo que está claro es que el tiempo para la negociación se acaba y la posibilidad de un Brexit sin anestesia hace temblar a empresas y emigrantes.

Emigrantes. 8.762 gallegos viven en Reino Unido
Según el Instituto Galego de Estatística (IGE), en la actualidad residen en Reino Unido 8.762 gallegos. De ellos, 2.026 son pontevedreses. De este modo, el 15% de los emigrantes que viven en países europeos lo hacen en las islas británicas.

1.489
Más de la mitad de los pontevedreses que residen en el país están en edad de trabajar. Así, 1.489 tienen entre 15 y 65 años, 458 más de 65 y solo 79 tienen menos de 15.

La balanza comercial
La balanza de importaciones y exportaciones con el Reino Unido es favorable a Galicia y a la provincia de Pontevedra. A nivel autonómico, los que más exportan son los sectores de la minería, el textil y la automoción. A nivel provincial, destaca este último y la pesca.

1.420 millones
Es el valor de las exportaciones gallegas a Reino Unido durante el año 2017. A nivel provincial, el dato es de 399 millones de euros.

270 millones
Galicia importó bienes ingleses por valor de 270 millones de euros en el mismo período, principalmente metales y alimentos.

La posibilidad de un Brexit sin anestesia preocupa a empresarios y...
Comentarios
ç