jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Los seis positivos del asilo de Cambados ya fueron derivados a otros centros

Residencia DomusVi, en Ribadumia. RAFA FARIÑA
Residencia DomusVi, en Ribadumia. RAFA FARIÑA
Casi un tercio de los usuarios de centros de mayores contagiados residen en la provincia ► La lista de concellos en nivel de alerta rojo se engrosa hasta siete en el área sanitaria ► La Consellería de Sanidade somete a la residencia de Ribadumia a un nuevo cribado

Las residencias para mayores de la provincia cierran la semana con nuevos datos negativos tras unas jornadas en las que la escalada de contagios ha llevado a la Xunta a intervenir en varias residencias, entre ellas, la DomusVi de Ribadumia, el Fogar San Miguel de Silleda (con el traslado ayer de varios usuarios, tras alcanzar el virus a todos los mayores residentes) y de la residencia de Salvaterra, que sigue siendo una de las que tiene más contagiados en toda Galicia.

Con respecto a este último centro, este viernes a última hora se registraron dos fallecimientos de dos usuarias del mismo: una mujer de 76 años y otra de 86. Ambas estaban ingresadas en el Hospital Álvaro Cunqueiro y procedían de la residencia intervenida.

Dentro del área sanitaria, las noticias tampoco fueron favorables en la jornada. La Xunta tomó cartas en la situación de uno de los centros no intervenidos que quedaban en la provincia: el asilo de Cambados. Esta residencia contaba a principios de semana con un contagio de una religiosa, posteriormente la cifra pasó a incrementarse con otras tres, y el jueves se sumó una quinta persona al personal infectado. En la jornada del viernes, tras un nuevo rastreo, se registraron seis nuevos casos, esta vez entre los usuarios. La alcaldesa, Fátima Abal, indicó que dos de los contagiados han sido trasladados al Hospital do Salnés, mientras que los otros cuatro fueron trasladados a alguno de los centros integrados habilitados para estos casos.

La lista de mayores contagiados asciende en toda Galicia a 392, de los que cerca de un tercio, 127 proceden de residencias de la provincia.

En cuanto a los y las trabajadoras, hay 211 contagiados en Galicia de los que 54 son de la provincia de Pontevedra. En el área sanitaria, se concentran cinco en la residencia asilo de Cambados, otros cinco en la DomusVi de Ribadumia, dos en la de Forcarei, y un trabajador o trabajadora en las residencias Saraiva Senios y Soremay de Pontevedra, así como otro en el centro Divina Pastora de Vilagarcía. En Salvaterra hay 26 empleados contagiados, y otros tres en distintos centros de Vigo.

Con respecto al mapa de contagios del área sanitaria, estos brotes han marcado el paso del concello de Cambados al nivel rojo, al registrar siete contagios en la última jornada. La lista se eleva a siete municipios y además de Pontevedra, Marín y Poio, siguen en ella Vilagarcía, con 71 contagios (seis menos que la jornada anterior); Ribadumia, con 28 contagios (cuatro menos que el jueves) y Soutomaior, que no recibe datos.

En la lista naranja entra el municipio Vilaboa, que reporta31 contagios, uno más que el jueves y siguen Cuntis y Cerdedo-Cotobade, que no reciben datos. En amarillo está el Concello de Sanxenxo, con 19 contagiados, además de Caldas, O Grove, Bueu, Moaña y Vilanova, que suma 27 casos en total.

Calma en DomusVi Ribadumia, a la espera de los nuevos resultados

Tal y como había explicado la Dirección Xeral de Maiores a las familias de usuarios de DomusVi de Ribadumia, este viernes se realizó una nueva PCR, tras cinco días desde el anterior cribado. En el centro hay más de 130 usuarios no contagiados y cerca de una decena de positivos. Otros diez están ingresados en Povisa y en la residencia integrada Pardo de Vera, en Vigo. Hay además, cinco empleados contagiados.

Cuntis suma en el mes de octubre diez multas por no usar mascarilla

En el centro, Manuel Campos Velay, alcalde de Cuntis. GONZALO GARCÍALa preocupación por el número creciente de contagios también es la tónica en Cuntis, que estos días está tramitando las primeras sanciones por incumplimiento de las normas sanitarias decretadas frente a covid-19. Fueron, concretamente, 10 multas interpuestas a lo largo de octubre a otros tantos ciudadanos por la Guardia Civil debido por no usar o usar incorrectamente la máscara, que tiene carácter obligatorio actualmente. Las sanciones están siendo tramitadas por el Concello. El Gobierno municipal aprovecha para volver a solicitar responsabilidad a toda la ciudadanía ante el creciente aumento de casos de coronavirus, que en este caso, y pese a estar en el nivel naranja de alerta, ya han forzado la atención telemática preferente en el Consistorio al detectarse tres positivos por covid-19 entre los trabajadores del mismo. El Xulgado de Paz ha aplicado también esta medida para atender asuntos no urgentes. El alcalde, Manuel Campos, lamenta que "sexa necesario aplicar sancións" pero insiste en que "a gravidade da situación obligan a ser inflexibles»". 
"Non podemos permitir que a mala conducta dunha mínima parte da poboación poña en perigo a saúde da maioría", explicó el regidor. 
En Cuntis siguen suspendidas las actividades culturales, deportivas, educativas realizadas en los locales públicos hasta el 9 de noviembre. La paralización no afecta al servicio de conciliación del Cuntilín que se continuará prestando en el CPI Don Aurelio ni al funcionamiento del colegio.

Ponte Caldelas prohíbe jugar a las cartas en los bares, pese a estar en verde

En el centro, Andrés Díaz, alcalde de Ponte Caldelas. RAFA FARIÑAEl objetivo de unos es frenar la curva de contagios y el de otros evitar que el virus en expansión traspase las fronteras municipales. Ponte Caldelas es un concello de la franja de las zonas pobladas de las Rías Baixas que está destacando por su vecindad con municipios que tienen una elevada carga de contagios, como Pontevedra, y, ante esto, redobla los esfuerzos por mantener un nivel bajo o nulo de contagios que permita seguir a su maquinaria social y económica en pleno funcionamiento. Consciente de que la vecindad con uno de los tres concellos cerrados perimetralmente es, de por sí, un factor de riesgo, el alcalde, Andrés Díaz, dio a conocer una nueva serie de medidas autoimpuestas con las que se pretende mantener concienciada a la ciudadanía y seguir acotando espacio al coronavirus. Este Concello, en nivel verde, tiene menos de siete contagios en los últimos siete días. Pese a ello, este alcalde ha decidido, entre otras cosas, que no se permitirán los juegos de mesa en el interior de los bares (al estar en nivel de alerta cero, es posible ser atendido aún en el interior de los locales hosteleros en la villa del Verdugo). Además de no poder echar la partida, los caldelanos no contarán con la feria textil y de calzado de los días 5 y 20 de noviembre y se mantendrán solo los puestos de alimentos con control de aforo.
En cuanto a los parques, estos siguen precintados y se ha intensificado la limpieza en las zonas sensibles del municipio. El alcalde apela al sentido común y pide además que se sigan a rajatabla las normas de uso de mascarilla, distancia social e higienización de manos.

Los seis positivos del asilo de Cambados ya fueron derivados a...
Comentarios
ç