El PP eleva su presión contra el segundo tramo de la A-57

Domínguez escenifica su rechazo a la obra en una visita a Bora y Xeve

Domínguez y ediles del PP en la visita a Bora. PP
photo_camera Domínguez y ediles del PP en la visita a Bora. PP

El PP local eleva la presión política contra la construcción del segundo tramo de la circunvalación de Pontevedra. Su presidente, Rafa Domínguez, ha escenificado su rechazo a la obra en una visita a Bora y Xeve, dos de las parroquias afectadas por el futuro tramo de la autovía A-57 entre Pilarteiros y A Ermida.

El líder del principal partido de la oposición en el Concello considera "lesiva e innecesaria" esta obra y asume como propios los argumentos de la plataforma de afectados, que niegan que el vial cumpla "las funciones de una circunvalación". "Supondría partir las parroquias en dos y obligaría a muchos propietarios a construirse nuevas casas porque las suyas van a ser, literalmente, destrozadas", manifestó este viernes Domínguez a través de un comunicado de prensa.

El nuevo tramo de la A-57, cuya tramitación reactivó en 2023 el Ministerio de Transportes, acabará en los tribunales por la denuncia que presentará Adega. El colectivo ecologista alerta del impacto que tendrá esta infraestructura, que lleva pendiente desde hace 20 años.

La Corporación municipal, con distintas sensibilidades sobre el proyecto, aprobó el pasado mes de enero una iniciativa para solicitar al Gobierno que busque alternativas para este tramo de la A-57 con el objetivo de reducir su impacto. Aquella moción del PP, enmendada por el PSOE, recibió el apoyo de los socialistas y del BNG.

Domínguez aprovechó su visita para criticar el estado de las pistas o la falta de servicios como abastecimiento o alcantarillado.

Comentarios