El PP obliga al Gobierno a poner fecha para el primer tramo de la circunvalación

Ana Pastor, Pedro Puy e Irene Garrido exigen al Ejecutivo que aclare si hará caso de la demanda de los vecinos para cambiar el trazado en Bora
Ana Pastor en el Congreso. EUROPA PRESS
photo_camera Ana Pastor en el Congreso. EUROPA PRESS

Será una cuestión de días. El Gobierno se verá obligado a poner fecha (o excusas) para las obras del primer tramo del cinturón de circunvalación. Y también tendrá que contestar formalmente si piensa hacer caso de las demandas vecinales y del pleno del Concello pontevedrés para estudiar otro trazado menos lesivo ambiental y socialmente para el recorrido entre las parroquias de Bora y Xeve.

Así consta casi literalmente en las preguntas registradas ayer mismo por el grupo popular en la mesa de Congreso de los Diputados y que forzarán al ministerio a pronunciarse sobre una obra que lleva más de dos décadas diseñada pero sin convertirse en una realidad. Los diputados pontevedreses del PP Ana Pastor y Pedro Puy, junto con la parlamentaria viguesa Irene Garrido, son los firmantes de estas preguntas que deberán ser contestadas en la próxima sesión de parlamentaria en Madrid.

En su escrito, los diputados populares especifican que la demora en la ejecución de la autovía A-57 a su paso por el concello pontevedrés "se ha cronificado en el tiempo". Según apuntan, 25 años después de su proyección, el primer tramo lleva más de cuatro años de retraso y el segundo, en su última alternativa, ha recibido el rechazo de los vecinos, que han presentado más de 15.000 alegaciones. Recuerdan igualmente que el Pleno municipal aprobó por unanimidad una moción instando al Gobierno a estudiar otras alternativas al actual trazado del tramo A Hermida-Pilarteiros (Bora-Xeve) para encontrar un trazado menos lesivo para los núcleos de población y familias afectadas, que limite al máximo el impacto ambiental.

En concreto, las preguntas que Pastor, Puy y Garrido elevan al Gobierno tienen que ver con la fecha prevista por el Ejecutivo central para la finalización de la ejecución del primer tramo de la circunvalación de Pontevedra. Y, por otra parte, también con las actuaciones que tenga previsto llevar a cabo el ministerio para atender las demandas vecinales respecto al trazado decidido para el tramo entre A Hermida y Pilarteiros, donde los residentes llevan protagonizadas varias protestas, la última y más sonada en el último pleno ordinario del ayuntamiento, donde lograron el respaldo a sus propuestas de todos los grupos políticos con representación, incluido el partido socialista, que tiene en sus manos desde el Gobierno central la posibilidad de solucionar la situación.

Pontevedra, entre las siete grandes ciudades de la comunidad autónoma gallegas, es la única que en estos momentos todavía no tiene una solución viaria de circunvalación a su casco urbano. El proyecto ha pasado por los últimos cinco gobiernos centrales sin que se haya podido materializar en su totalidad. La A-57 nació también como una alternativa gratuita a la AP-9 entre Vigo y Pontevedra.

Comentarios