sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

El PP pide el voto telemático para que los concejales puedan conciliar

El portavoz del PP, Rafa Domínguez, y su número dos, Pepa Pardo. EMILIO MOLDES
El portavoz del PP, Rafa Domínguez, y su número dos, Pepa Pardo. EMILIO MOLDES
Pardo pide al Concello que busque un sistema para que los ediles con permisos por maternidad o paternidad puedan participar en los Plenos

El PP solicitó este miércoles el voto telemático para que los concejales de la Corporación municipal de Pontevedra puedan conciliar. Lo hizo por boca de la número dos del grupo popular, la edil Pepa Pardo, que reclama al Concello la búsqueda de un sistema que garantice que los cargos públicos con bajas por maternidad o paternidad puedan participar en los Plenos. En la actualidad, si un edil falta a una sesión plenaria no puede apoyar o rechazar las mociones e iniciativas que aquí se debaten. Tampoco percibe los 300 euros por asistencia, un dinero que solo cobran aquellos que no tengan una dedicación exclusiva o parcial.

Pardo aseguró que la medida es una "apuesta real por la igualdad entre hombres y mujeres" y animó a los poderes públicos a "ser un espejo en el que puedan mirarse nuestros ciudadanos".

La iniciativa del principal partido de la oposición se ha aprobado ya en otros ayuntamientos, como Sevilla y más recientemente Guadalajara, y en instituciones como el Congreso de los diputados y el Parlamento gallego. Su encaje en la normativa municipal obligaría a modificar el actual Reglamento Orgánico del Pleno (ROP), un documento cuya revisión generó cierta tensión política durante el anterior mandato. "No debería ser un problema", indicó la concejala del PP, que reclamó que el voto de los cargos que vayan a ser padres o madres "cuenta igual que el de los demás".

CRÍTICAS AL BIPARTITO. Pardo compareció en el Concello en compañía del portavoz del grupo popular, Rafa Domínguez, que, a preguntas de los periodistas, valoró los cien primeros días del Gobierno bipartito, el cuarto que ha tenido Pontevedra.

Domínguez afeó la gestión de la coalición al asegurar que "no vemos resultados" de su acción de Gobierno. Lo que sí ve el jefe del principal partido de la oposición es una tensión política entre BNG y PSOE. De hecho, sostiene que nacionalistas y socialistas han protagonizado "una pelea muy importante", que vincula a dos polémicas surgidas el pasado verano. Una tuvo que ver con las críticas de la portavoz del grupo local del BNG, Carme da Silva, por la participación del diputado de Cooperación cos Concellos, Santos Héctor Rodríguez (PSOE), en la ofrenda floral a la Virgen Peregrina el pasado mes de agosto.

El Bloque defendió que los cargos públicos deberían evitar asistir a actos religiosos. El reproche no tuvo respuesta por parte de los socialistas, que zanjaron el asunto pese a los intentos del PP de buscar -sin éxito- una confrontación entre ambos partidos en el Pleno de la Deputación.

El segundo desencuentro al que aludió Domínguez fue el del rastrillo de antigüedades, que la edil de Mercados, Yoya Blanco (PSOE), quiso suprimir en septiembre y que finalmente mantuvo después de rectificar su decisión inicial.

El PP pide el voto telemático para que los concejales puedan conciliar
Comentarios