El PP propone que el antiguo Asilo se convierta en un hospital de crónicos

Domínguez incluirá en su programa electoral que el edificio de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Loureiro Crespo, cerrado desde 2012, sea un centro sociosanitario, para lo que pedirá la ayuda de la Xunta

Rafa Domínguez y Pepa Pardo, este viernes frente al antiguo Asilo de Loureiro Crespo. DAVID FREIRE
photo_camera Rafa Domínguez y Pepa Pardo, este viernes frente al antiguo Asilo de Loureiro Crespo. DAVID FREIRE

El PP propone que el antiguo Asilo de Pontevedra se destine a hospital de crónicos. Su candidato a la Alcaldía, Rafa Domínguez, se acercó este viernes al edificio de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados para anunciar que incluirá en su programa electoral que el inmueble se convierta en un centro sociosanitario.

La instalación, ubicada en la calle Loureiro Crespo, lleva cerrada desde primavera de 2012. Carecía de la obligatoria licencia autonómica de actividad y, ante la falta de fondos para su reforma integral, la orden religiosa cesó su actividad. La consecuencia más inmediata fue la reubicación de los residentes en distintos centros de la ciudad y de la comarca y el despido de la plantilla. 

El geriátrico, que abrió sus puertas en 1885, llegó a atender en sus mejores tiempos a 150 mayores y a dar empleo a más de una treintena de personas. La conocida como Residencia Virgen del Camino se encuentra en estado de abandono y la propiedad llegó a cifrar su restauración en 17 millones de euros.

El líder popular critica que BNG y PSOE defiendan el uso sociosanitario para el Provincial. "Esta alternativa es muy complicada desde el punto de vista económico", asegura

La Xunta trató de negociar la reapertura del Asilo para convertirlo en una residencia pública. El entonces presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, confirmaba en 2018 contactos con el despacho de abogados de Madrid que representaba a las Hermanitas de los Ancianos Despamparados. Finalmente, la operación no fructificó y el Gobierno gallego apostó por construir un centro nuevo, el que la Fundación Amancio Ortega ejecuta –y financia– actualmente en A Eiriña gracias a una cesión de terrenos del Concello de Pontevedra.

Domínguez admite que la capital precisa un centro sociosanitario, pero rechaza que este proyecto se realice en el Provincial, como defiende el Gobierno local, formado por BNG y PSOE. El presidente del PP apuesta porque el Provincial se dedique a la Universidade de Vigo. "No puedo entender que haya una inversión tan potente o una posibilidad tan buena para la ciudad de Pontevedra y desde los otros grupos políticos representados en el Concello se rechace. No puedo entender que el alcalde rechace la posibilidad de que venga la Universidade al centro de la ciudad", afirmó.

El líder de la oposición cree que mantener el actual uso sociosanitario en el Provincial no compensa porque "esta alternativa es muy complicada desde el punto de vista económico". Sin embargo, reconoce que "yo pido el doble de inversión" para que el Hospital se dedique a Enfermería, a más carreras e incluso a una residencia pública, previa reforma pagada por la Xunta para entregar el edificio a la Universidade de Vigo, y para que el viejo Asilo reabra como hospital de crónicos. Para esta última operación se reclamaría también la ayuda del Gobierno gallego para garantizar la financiación. "Se pueden buscar muchísimas formas con los actores implicados. Yo no tengo capacidad para hacer ninguna gestión de estas características", añadió al ser preguntado por la prensa sobre el hipotético papel del Concello en el inmueble de las Hermanitas, de carácter privado.

Comentarios