PP y PSOE cargan contra el BNG por prohibir actos el día de los bomberos

El Gobierno local justifica la suspensión de los eventos del patrón del cuerpo por el plantón del año pasado. "O Concello non está para tirar cartos públicos", dice Villaverde 

 

Domínguez y Pardo, este viernes, en el Parque Municipal de Bombeiros de Pontevedra. PP
photo_camera Domínguez y Pardo, este viernes, en el Parque Municipal de Bombeiros de Pontevedra. PP

El patrón de los bomberos llega con polémica en Pontevedra. La decisión del Concello de suspender sus actos y no permitir la celebración de eventos en el Parque Municipal de Bombeiros este viernes, 8 de marzo, día de San Juan de Dios, ha despertado las críticas de la oposición. PP y PSOE cargan contra el Gobierno local (BNG) por prohibir esta festividad, sumándose así a las críticas de los delegados sindicales de la Administración local, que a través de la Xunta de Persoal tildaron la decisión de “desplante”. 

Los populares Domínguez y Pardo aluden al "poco talante democrático" de Lores con una visita al Parque Municipal por San Juan de Dios y el socialista Iván Puentes cree que la medida busca “castigar a quen protesta e defende os seus dereitos”

El Ejecutivo municipal justifica la suspensión de los actos del cuerpo por el plantón que los funcionarios del servicio de extinción de incendios dieron al homenaje organizado el año pasado. Entonces, un nutrido grupo de bomberos protestó a las puertas del Parque Municipal con pancartas, sirenas y tambores para reclamar mejoras salariales y laborales mientras las autoridades participaban en los actos del patrón en el interior de dichas instalaciones. 

"O Concello viña celebrando o acto cun pincho e un acto de homenaxe. E, nesta ocasión, non estaban participando. O ano pasado fíxose a homenaxe de entrega de placas aos membros do operativo de Pedre e non acudiron a recollelos. Eu entendín que non estaban de acordo con esta celebración que facía o Concello", aseguró este viernes la teniente de alcalde, Eva Villaverde, que también es responsable de la Concellería de Persoal. “Como comprenderedes, o Concello non está para tirar cartos públicos. Nunca. Pero especialmente este ano, onde non temos Orzamentos e estamos coas partidas retidas para atender as prioridades e as necesidades máis urxentes”, añadió. 

La edil nacionalista se mostró "sorprendida" por la reacción que el colectivo tuvo en 2023 y afirmó que "facer un pincho para despois ter que tiralo ou regalalo non debe ser unha prioridade deste Concello". "Vistas as circunstancias, vimos que o máis razoable era non celebrar o patrón dos bombeiros", zanjó. 

La reacción de Villaverde se produjo después de la visita por sorpresa del PP al Parque Municipal de Bombeiros. Su portavoz, Rafa Domínguez, y la concejala Pepa Pardo se desplazaron hasta el recinto para visibilizar su apoyo a la “labor encomiable” de los trabajadores del servicio de extinción de incendios y para criticar al alcalde, al que reprocharon su "poco talante democrático".

Domínguez y Pardo pidieron a Miguel Anxo Fernández Lores que “deje de castigar a vecinos y colectivos sociales o profesionales” que tengan “discrepancias” con el Concello por la “gestión de sus derechos y reivindicaciones laborales”. Lo hicieron a través de un comunicado de prensa en el que el principal partido de la oposición también solicitó al regidor que “piense más en los ciudadanos” y reconozca “el trabajo excelso de aquellos trabajadores que ponen en riesgo sus vidas por salvar las de los demás”. 

El PSOE también apoyo al colectivo durante su patrón. Lo hizo por boca de su portavoz, Iván Puentes, que a través de sus redes sociales (entre ellas, Tik Tok) lanzó un duro daro contra su exsocio de gobierno para “censurar a incomprensible decisión” de prohibir los actos festivos. 

"Hoxe, 8 de marzo, celebramos en todo o mundo o Día da Muller, pero tamén é a festividade dos Bombeiros, un patrón que o servizo municipal celebraba tradicionalmente desde tempos inmemoriais no parque de Pontevedra e que este ano, incomprensiblemente, o Goberno Local do BNG vetou, prohibiu e impediu que se celebrase en dependencias municipais. En calquera democracia é unha decisión incomprensible castigar a quen protesta e defende os seus dereitos, máis aínda nun partido que se di de esquerdas. Por iso, especialmente neste día, desde o Grupo Municipal do PSdeG-PSOE queremos achegarlles a nosa felicitación a todos os bombeiros de Pontevedra, agradecerlles o extraordinario traballo que fan ao longo de todo ano por garantir a nosa seguridade, en condicións moi difíciles, e desexar que neste novo ano se cumpran boa parte das reivindacións e expectativas que nos trasladan cada día e pesar das cales seguen a traballar de xeito absolutamente profesional”, manifestó Puentes. 

El origen del conflicto

El conflicto entre los bomberos y el Gobierno local no es nuevo y ha tenido distintas fases a lo largo de las últimas dos décadas, coincidiendo con la llegada a la Alcaldía de Lores. El enfrentamiento latente, que se remonta al mandato pasado, surgió a raíz de una batalla judicial del sector contra el Concello. Varias sentencias del año 2021 aconsejaron a la Admnistración local a incluir el plus de noches y festivos, que antes se cobraba como hora extra, en el complemento específico. Y así se hizo. 

Aquella reorganización de pluses redujo la nómina a muchos bomberos, que cobraban más cuando hacían unas horas extraordinarias que habían llevado a los tribunales por ser irregulares. Otra de las consecuencias de aquellos fallos judiciales fue el cambio de cuadrantes en el Parque Municipal. Desde el 1 de marzo de 2022, los bomberos trabajan 24 horas seguidas y descansan otras 72. En total, cada año, realizan unas 73 guardias. 

Este no es el único punto de fricción entre las partes. Los bomberos también exigen más personal, al entender que el servicio no puede cubrirse con los actuales efectivos. Según los últimos datos disponibles, el número de trabajadores asciende a 39, cuatro menos de los 43 que estipula la última Relación de Puestos de Trabajo (RPT), con la que el Concello da por cubierta la demanda de plantilla. Este número de empleados también es insuficiente para el colectivo de extinción de incendios.

Comentarios