El primer día del Iva reducido apenas impacta en el bolsillo de los pontevedreses

La bajada del impuesto en los productos de primera necesidad choca con la aplicación de un IPC desbordado, lo que empaña el efecto de la bonificación
Clientes haciendo la compra en la jornada de este lunes en un supermercado de la ciudad. GONZALO GARCÍA
photo_camera Clientes haciendo la compra en la jornada de este lunes en un supermercado de la ciudad. GONZALO GARCÍA

La supresión del Iva en los productos de primera necesidad ya ha comenzado a aplicarse en Pontevedra, al igual que en el resto de España. Sin embargo, la medida solo se ha hecho patente de forma parcial: muchos de los productos susceptibles de ver reducido su precio por la iniciativa del Gobierno, como pueden ser la fruta o la verdura, no han notado todavía el efecto deseado al tratarse de alimentos adquiridos en las postrimerías de 2022. Dicha adquisición, al realizarse con los precios propios del año anterior, ha provocado que los comerciantes aún no apliquen el descuento.

No obstante, en otros productos de menor tiempo de conservación, como puede ser el pan, sí se ha podido aplicar la correspondiente rebaja con el inicio del nuevo año.

Pese a todo, la medida no ha sido recibida con demasiada ilusión en sus primeros días de vida. La constante inflación provoca que la bonificación no actúe más que como un leve bálsamo frente al aumento de los precios debido a un IPC disparado, por lo que se prevé que será a lo sumo una estabilización y no una verdadera reducción.

El Gobierno anunció la pasada semana una supresión del IVA del 4% en los productos de primera necesidad durante el primer semestre de 2023. Además, ha rebajado del 10% al 5% otra remesa de productos considerados básicos, como el aceite y la pasta.

La presidenta de la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y usuarios Rías Baixas, Rosa Vales, mostró su cautela a la hora de valorar la influencia de este nuevo contexto económico en los hogares españoles: "Todavía no hemos tenido ocasión de que ningún consumidor viniese a comentarnos algo sobre el tema. Lo veremos en los productos que compramos a diario, como el pan. Es algo que compras a diario y a raíz de esto se puede calcular si efectivamente se va a aplicar o no alguna medida", declaró Vales.

Sin embargo, sí manifestó que es una medida que tanto ella como otros compañeros de la asociación han comentado durante estos últimos días, sin demasiado optimismo con respecto a su posible efecto: "Sí que lo hemos hablado entre nosotros. Primero vamos a ver si es verdad que esa bajada del IVA se va a notar en los precios finales porque, por la experiencia que tenemos de situaciones anteriores, cuando un producto alcanza un precio luego nunca acaba por bajar. Es raro que lo vuelvan a bajar. Ojalá me equivoque, pero no creo que sea una ayuda que se vaya a notar".

Desánimo entre los usuarios

obre la subida del IPC, Vales también evidenció su negatividad en cuanto a la situación actual porque "va a ser lo mismo de siempre, por la experiencia que tenemos de años anteriores".

"Llega el 1 de enero y automáticamente damos por sentado que las cosas tienen que subir. Y se suben esas pequeñas cositas que compras todos los días y donde realmente ves si hay subidas o no: suben el periódico, las barras de pan, los sellos de correos... Cambias de año y suben porque sí. A veces, hubo años en los que el IPC bajó y, sin embargo, no notas que los precios vayan a hacerlo. Como mucho se estancan, se estabilizan, pero no bajan", zanja la presidenta de la asociación.

"La medida es positiva porque el consumidor percibe un ahorro de cinco céntimos"

Andrés Acuña, de Panaderías Acuña, también ha compartido su opinión sobre la correspondiente bajada del IVA, mostrando cómo afecta esta a la realidad de sus locales: "Efectivamente el IVA bajó. Teníamos previsto subir el pan porque nosotros llevamos absorbiendo un montón de gastos (harina, energías, combustibles) más de un año. Teníamos previsto subirlo diez céntimos y, al final, lo que hicimos fue subirlo solo cinco céntimos. Por la ayuda del Gobierno, la subida fue de la mitad de lo esperado", declaró el propietario.

Al ser preguntado sobre su opinión con respecto a la medida, Acuña se mostró partidario: "La medida es positiva, porque al final el consumidor está percibiendo un ahorro de cinco céntimos. Suaviza un poco la subida".

Opiniones a la puerta del supermercado

Opiniones a la puerta del supermercado - Susana Pérez
Susana Pérez

Susana Pérez

"La verdad es que no lo he notado casi nada. Como mucho en algunas cosas para los niños, como los yogures y las galletas, pero poco más. No es algo que se note por ahora", declaró Susana Pérez después de realizar su primera compra del año, acompañada por sus hijos.

Opiniones a la puerta del supermercado - Fernando Huelin
Fernando Huelin

Fernando Huelin

Fernando Huelin, en su caso, se centró en lo concerniente a un producto de consumo diario como es el pan: "Baixaron tres céntimos o pan. Axuda un pouco para comer, pero ao final son tres céntimos. Hay diferenza niso, pero non a suficiente", manifestó el pontevedrés.

Opiniones a la puerta del supermercado - Ángel Manuel Gil
Ángel Manuel Gil

Ángel Manuel Gil

A diferencia de Fernando Huelin, al tratarse de una compra hecha en otro establecimiento, Ángel Manuel Gil se mostró sorprendido, en su caso, por la subida del precio del pan: "Está todo más caro. Yo llevaba barra y media todos los días y me costaba 1'90, pero hoy pagué 2 euros".

Opiniones a la puerta del supermercado - Marina Lago
Marina Lago

Marina Lago

Marina Lago, por su parte, declaró no creer que la medida pudiese afectar positivamente a la economía de los hogares: "No es una bajada que se notara demasiado. Lo que bajan por un lado te lo acaban subiendo por el otro. La historia es la misma de siempre", comentó Lago.

Opiniones a la puerta del supermercado - José Ángel Alfonsín
José Ángel Alfonsín

Jose Ángel Alfonsín

Jose Ángel Alfonsín. en su caso, no quiso entrar demasiado en valoraciones sobre el posible efecto de esta medida, al tratarse de los primeros días en los que esta entra en vigor: "Eu en principio non son unha opinión moi a ter en conta. Aínda non notei nada. Compro pouquiño e non o notei".

Comentarios