jueves. 03.12.2020 |
El tiempo
jueves. 03.12.2020
El tiempo

El primer tramo de la circunvalación se modificará por segunda vez

Estado que presentaban este miércoles las obras del primer tramo de la autovía A-57 en Marcón. GONZALO GARCÍA
Estado que presentaban este miércoles las obras del primer tramo de la autovía A-57 en Marcón. GONZALO GARCÍA
La Demarcación de Carreteras del Estado prevé la expropiación de 472 parcelas en el trazado de la A-57 entre Vilaboa y A Ermida, que acumula un año y cuatro meses de retraso ►El sobrecoste del proyecto se incrementa en más de 2,7 millones de euros

El primer tramo de la circunvalación se modificará por segunda vez. La Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia publicó este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una resolución según la cual se prevé un nuevo cambio en el trazado de la autovía A-57 entre el concello de Vilaboa y el lugar de A Ermida, en la parroquia pontevedresa de Marcón.

La medida, avalada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, conllevará la expropiación forzosa de 472 parcelas, de las cuales 143 están situadas en el término municipal de Pontevedra y las 329 restantes en territorio vilaboés. La mayor parte de los solares son eucaliptales, pinares maderables y matorrales, aunque también hay fincas, viñas y zonas de pasto.

2020060412270376400
Vista de este miércoles de las obras de la A-57 en el término de Vilaboa. GONZALO GARCÍA
 

El retoque del diseño de la autovía se somete ahora a un período de exposición pública de 30 días hábiles. Los afectados dispondrán hasta el próximo 17 de julio para presentar las alegaciones que estimen oportunas.

La segunda modificación del proyecto, del que la Dirección General de Carreteras tuvo constancia el 9 de abril de 2019, conlleva un coste adicional de 2.778.093,21 euros. El primer cambio, notificado el 2 de diciembre de 2016, casi un año después de haberse iniciado las obras de la A-57, conllevó un sobrecoste de 2.607.316,74 euros.

La construcción del primer tramo de la circunvalación fue adjudicado a la empresa San José en junio de 2015 por 59.460.141,4 euros (IVA incluido), un presupuesto que se ha visto incrementado de forma notable. La primera piedra de los trabajos la colocó la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, en octubre de aquel año. El plazo de ejecución de la actuación era de 40 meses, por lo que los trabajos tendrían que haber finalizado en febrero de 2019. Dos meses después de aquel plazo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realizaba su primera visita a unas obras en Pontevedra para comprobar los avances de la autovía y constataba ya el retraso del proyecto, al que todavía le faltaban un tercio de las expropiaciones por pagar.

Antes de la moción de censura que provocó su salida de la Moncloa, Rajoy cifró la inversión global del Gobierno en el tramo de la A-57 entre Vilaboa y A Ermida en 74,7 millones de euros. De este dinero, 59,4 millones de euros se corresponden con la obra civil, 3,78 millones a las asistencias técnicas y 11,5 millones más a la ocupación de bienes. El total de afectados por la construcción de esta vía de alta capacidad, que la plataforma de vecinos Salvemos a Fracha rechazó por su impacto, se acercaba a 800.

¿Qué pasa con el resto de la autovía?
El primer tramo de la circunvalación de Pontevedra tendrá una longitud de 6,48 kilómetros, que podrían aumentar con la nueva modificación del proyecto. El vial ayudará a descargar el tráfico de la carretera de Santiago, que soporta el paso de más de 25.000 coches al día. El trazado conecta con la PO-532, que enlaza los lugares de O Pino, Marcón y Bora, y discurre hacia el Sur por la ladera Oeste del Monte da Fracha.

El segundo tramo de la circunvalación tiene pendiente desde hace más de un año la resolución de las alegaciones presentadas contra su diseño. El vial, que daría continuidad al anterior, discurriría por el municipio de Pontevedra, entre Pilarteiros (Xeve) y A Ermida (Marcón). La autovía tendría cinco kilómetros y rozaría los cien millones de euros.

El tercer tramo, aún en fase de tramitación, tendrá 10,22 kilómetros de longitud, dispondrá de tres viaductos, dos falsos túneles, 14 pasos superiores y cinco inferiores. El trazado conectaría Pilarteiros (Xeve) y Curro (en el concello de Barro), en donde conectaría con la autopista. Su coste se sitúa en 121,8 millones de euros.

El primer tramo de la circunvalación se modificará por segunda vez
Comentarios