jueves. 12.12.2019 |
El tiempo
jueves. 12.12.2019
El tiempo

Primera condena por la operación Telémaco contra la pornografía

Acto de presentación del programa Vicus en 2010, poco después de la operación Telémaco
Acto de presentación del programa Vicus en 2010, poco después de la operación Telémaco
La Guardia Civil de Pontevedra detectó en 2010 a pedófilos repartidos por toda España

La primera gran operación contra la pornografía infantil a través de Internet dirigida por el Equipo de Investigación Tecnológica de la Guardia Civil de Pontevedra comienza a dar sus frutos en los juzgados.

Los primeros tribunales en pronunciarse han sido el Juzgado de lo Penal 3 y la Audiencia Provincial de Zaragoza, órganos encargados de juzgar, en el primer caso, y de revisar el dictamen, en el segundo, el delito de posesión de pornografía infantil para su distribución del que venía siendo acusado un vecino de la capital aragonesa.

El procesado fue descubierto en el marco de la operación Telémaco, que supuso el estreno del programa informático Vicus contra la pornografía infantil en las redes Peer to Peer (P2P). El sistema detectó a más de 30 personas en toda España con una relación inequívoca con el citado delito contra los menores de edad (incluido el fiscal Anticorrupción, José Grinda, cuya imputación inicial no dio lugar a dudas a los investigadores). Todos ellos tenían en su poder un mínimo de 15 archivos de un contenido totalmente explícito relacionado con la pornografía y la corrupción de menores.

LOS HECHOS. En el caso concreto del primer condenado, cuya sentencia incluye una pena a un año y diez meses de prisión, la Guardia Civil de Pontevedra accedió a su domicilio el 22 de septiembre de 2010 para proceder a su registro. Los investigadores hallaron en su ordenador personal "varias capturas de pantalla que contenían la carpeta de archivos compartidos en los que se hacía referencia a pornografía en general, y en concreto a pornografía infantil", relata la sentencia, que añade que "también se encontraron varios CD y DVD con contenido pornográfico, incluso grabaciones domésticas de menores desnudos en la playa".

LOS ARCHIVOS. Tras el volcado del material informático, los especialistas de la Guardia Civil de Pontevedra hallaron "gran cantidad de archivos fotográficos y videográficos de contenido pedófilo donde se visualizan menores, en su mayoría de corta edad, practicando sexo entre sí, con adultos y, en ocasiones, con animales, archivos que almacenaba y compartía".

El condenado, cuyo recurso ante la Audiencia no prosperó, poseía tal número de descargas que "no fueron por error o casualidad. Su contenido es netamente pornográfico y afecta a menores de trece años, como se ve en el material aportado a las actuaciones", relata la sentencia.

El dictamen fue confirmado por el tribunal provincial el 29 de junio, solo dos días antes de que entrase en vigor la última reforma del Código Penal. En virtud de la misma, la Fiscalía cuenta con nuevas armas a la hora de acusar a los responsables de esta modalidad delictiva.

Primera condena por la operación Telémaco contra la pornografía
Comentarios