jueves. 03.12.2020 |
El tiempo
jueves. 03.12.2020
El tiempo

Las primeras lluvias del verano no frenan el ocio en Pontevedra

Peatones equipados con paraguas y mascarillas en el primer día de lluvia del verano. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Peatones equipados con paraguas y mascarillas en el primer día de lluvia del verano. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
En la estación meteorológica de Campolongo se recogieron 20 litros por metro cuadrado

El que hasta ahora era el verano más seco del siglo, vivió sus primeras precipitaciones desde el 27 de junio. Las calles de Pontevedra amanecían mojadas, pero los viandantes no se quedaron en casa. Muchos aprovecharon para hacer recados pendientes o para ir de compras de manera más pausada. Desde primera hora tiendas de electrodomésticos y otros negocios electrónicos formaban tras sus puertas largas colas de paraguas, eso sí, todos separados cumpliendo las distancias de seguridad. La tarde ofreció una tregua y las nubes fueron desapareciendo poco a poco dejando una tarde casi despejada y luminosa. El ocio y la gastronomía no frenaron su actividad tampoco, y ocuparon sus mesas casi en su totalidad, demostrando que la gente decidió pese al mal tiempo, no quedarse en casa.

La lluvia no es una mala noticia, sino una novedad necesaria dadas las últimas oleadas de incendios en Galicia. Tan sólo en la mañana de ayer se registraron casi 20 litros de agua por metro cuadrado, una cifra que rompía con las altas temperaturas de julio y agosto, que ya habrían alarmado a algunos concellos. Muchos ponían sobre la mesa posibles planes de sequía y recomendaban a sus ciudadanos reducir el gasto de agua.

Para la Boa Vila, el fin de semana se presenta también lluvioso, aunque las temperaturas tampoco serían las más adecuadas para disfrutar del ocio veraniego en la playa. Las más altas marcarán 23 grados y las mínimas 14. Sin embargo, antes de llegar al sábado no habrá que sacar los paraguas a la calle, pues la predicción meteorológica anuncia que jueves y viernes no lloverá en Pontevedra. Sí se esperan cielos con nubes y claros que con tendencia a niebla al final del día, además de buena calidad del aire para toda la provincia.

El calor parece ser un concepto del pasado, las temperaturas presentes tienen intención de asentarse, con un tiempo mucho más fresco, con máximas que rondarán los 22 grados.

El fin de semana será más inestable debido a la llegada de una pequeña borrasca por el Norte que entrará en contacto con el viento del Suroeste, es decir más humedad desde el mar, con más chubascos y más frecuentes.

Por el momento, no se plantea la suspensión de los eventos programados en la agenda cultural, ya que las débiles precipitaciones no parecen una amenaza. Así, este jueves se llevarán a cabo los conciertos de Sumrrá, Baiuca y La habitación vudú con total normalidad. Lo mismo ocurrirá el viernes con las actuaciones de La casa de los ingleses, Pel e pau y Emilio Rúa. Así como la intervención de todos los pasacalles y otras actividades señaladas. Dichos pasacalles, desfilaron el miércoles por las calles pontevedresas entre lluvias y treguas. La música no dejó de sonar pese a las precipitaciones, sorprendiendo a su paso a todos aquellos que, desde las terrazas y las aceras, sonreían y disfrutaban al paso de los gaiteiros.

Además, de la multitud de opciones que ofrece la programación cultural del Concello, otro plan acertado para los días grises es ir al cine, algo quizá impensable con los 30 grados habituales que solían hacer en verano. La gran pantalla en Pontevedra permite elegir entre 9 opciones, la mayoría pertenencientes al género de comedia o infantiles.

Si en vez de cine, se prefiere el arte. El Museo de Pontevedra acoge la exposición temporal Leopoldo Nóvoa, de la que hoy se podrá asistir a una visita guiada de 30 minutos a las 18.00 horas.

No quedan días de verano en Galicia
Hasta este miércoles el tiempo batía récords de altas temperaturas prolongadas a lo largo de las semanas, provocando el verano más seco que se registra desde 1986. Sin embargo, con la llegada de las precipitaciones la situación cambió y para los próximos días no se espera nada parecido a lo que acostumbramos hasta ahora.

El jueves y viernes las temperaturas rondarán los 22 grados con escasas probabilidades de precipitaciones. Las lluvias regresan el fin de semana a través de una borrasca procedente del Norte, junto a la que el viento también estará presente.

El estado del mar será rizado por la mañana y más suave por la noche, aunque con mala visibilidad.

El índice ultravioleta de los próximos días será de 7, lejos de ser peligroso para la piel.

Las primeras lluvias del verano no frenan el ocio en Pontevedra
Comentarios