Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Dos promotoras construirán cuatro bloques de edificios en terrenos de Tafisa

El nuevo polígono residencial se ubicará en la zona cubierta por la maleza que rodea el parque infantil de Tafisa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El nuevo polígono residencial se ubicará en la zona cubierta por la maleza que rodea el parque infantil de Tafisa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El complejo residencial, que albergará unas 200 viviendas, se levantará en una parcela de casi 5.500 metros cuadrados

La antigua parcela de Tafisa sale de su letargo. Doce años después de que Costas diera el visto bueno a la recalificación de los terrenos que en su día ocupó la fábrica de tableros, los planes urbanísticos empiezan a coger forma. Dos promotoras serán las encargadas de construir el primer complejo residencial en la zona. Sabadell Real Estate Development, que opera a través de la inmobiliaria Solvia, y Buildingcenter S.A. tramitan ya en el Concello los permisos necesarios para levantar cuatro bloques de viviendas.

Los servicios urbanísticos municipales han solicitado a ambas compañías que el inmueble, que tendrá cuatro portales, tenga la misma estética. Se calcula que ambas promociones podrían albergar unos 200 pisos.

El complejo ocupará una parcela de 5.494 metros cuadrados, situada al lado del parking disuasorio y del aparcamiento de autocaravanas. El polígono residencial tendrá forma de U, tendrá una edificabilidad de 25.736 metros cuadrados y rodeará el parque infantil que hay en los antiguos terrenos de Tafisa, justo al lado del Camiño Vello de Castela.

La última ocasión en la que los promotores del complejo residencial se interesaron por este asunto fue en 2014

El proyecto establece que cada bloque podrá disponer de garaje, bajo comercial, seis plantas y bajo cubierta. Las entradas a cada inmueble serán independientes.

La reactivación del mercado inmobiliario en esta parte de Pontevedra, a orillas del río Lérez, es vista como una buena noticia por parte de la concejala de Urbanismo. "É unha satisfacción que arranque o polígono de Tafisa, dado que se atopa no centro da cidade e permitirá ir configurando todo este grande espazo, polo que agardemos que sexa un punto de inflexión ao respecto da edificación neste punto", señala Anabel Gulías.

La edil sostiene que los brotes verdes en materia residencial se notan cada vez más en la capital. "Dende o Goberno municipal levamos un tempo notando o incremento das solicitudes de información e de consultas urbanísticas para uso residencial na cidade", puntualiza.

El Concello calcula que en el plazo de mes y medio, en marzo, pueda aprobarse el estudio de detalle solicitado a las promotoras de los pisos. En él deben indicar las características de los edificios, sus alineaciones y rasantes, su distribución e incluso sus soluciones estéticas.

El visto bueno se hará a través de la Xunta de Goberno local para acelerar los plazos y permitir que tanto el Solvia como Buildingcenter den el siguiente paso: la solicitud de licencia para la construcción de viviendas.

"Este proxecto confirma tamén a idea do Goberno local de que aínda existe espazo para edificar en Pontevedra e que existe interese en facelo na cidade, a máis nova de Galicia e na que a xente quere vivir", destaca Gulías.

LA CRISIS. El pinchazo inmobiliario en Tafisa se agudizó con el estallido de la crisis en el sector privado, que frustró la construcción de 700 viviendas. La última ocasión en la que los promotores del complejo residencial se interesaron por este asunto fue en 2014. Entonces, la inmobiliaria Ponte Lérez, creada por el grupo Lar para poner en marcha estos proyectos, realizaba una consulta ante la Concellería de Urbanismo para conocer el estado de los terrenos para un inmueble con 257 pisos, cuya fachada estaría orientada hacia Xosé Malvar.

Aquel interés se quedó en el cajón, al igual que el de posibles compradores de la parcela de 3.173 metros cuadrados en la que se pretendía levantar el primer hotel de cinco estrellas de Pontevedra. El Concello trató de vender el solar por dos millones de euros. No tuvo éxito.

Esto obligó al Gobierno local a volver a tasar la parcela para abaratar su precio, lo que tampoco despertó el interés de empresas privadas. Por este motivo, se optó por un plan "b": convertir estos terrenos en un aparcamiento. La obra costó 188.440 euros y supuso la apertura del primer parking de autocaravanas de Pontevedra, con 20 plazas, y un parking disuasorio con otras 66. Ambos servicios ocupan una superficie de 1.052 y 1870 metros cuadrados, respectivamente.

En los terrenos de Tafisa todavía quedan pendientes de desarrollar cinco parcelas. Una de ellas pertenece al Concello de Pontevedra para hacer viviendas públicas y antes de eso estaba previsto destinarla a la construcción de un centro social. En estos terrenos también se había programado la puesta en marcha de un hotel de lujo, siete edificios, parques y jardines y una nueva facultad de la Universidade de Vigo.

El solar, que ocupa 112.500 metros cuadrados, es una de las bolsas de suelo público-privado más importantes de la capital provincial y pasó a manos del Concello en 2003 tras la firma de un convenio con Tafisa para dar otros usos, que no eran industriales, al lugar.

Dos promotoras construirán cuatro bloques de edificios en terrenos...
Comentarios