jueves. 22.04.2021 |
El tiempo
jueves. 22.04.2021
El tiempo

'Chiche Smith': ¿Protegido de Maduro, colaborador de la DEA o ambas cosas?

Gran alijo de cocaína en el puerto de Vigo y procedente de Venezuela. GONZALO GARCÍA
Gran alijo de cocaína en el puerto de Vigo y procedente de Venezuela. GONZALO GARCÍA
Fuentes del Gobierno venezolano afirmaron tras la operación en el estado de Falcón que fue un ejemplo de su lucha contra el narcotráfico

La larguísima trayectoria de Emilio Martínez como ciudadano, empresario y presunto capo de la droga en la costa venezolana da que pensar. Ofrece dudas su huida cuando fue desarticulado el cártel de Paraguaná en una operación en la que Interpol le daba por detenido en abril de 2020. Resulta sospechoso que solo unas semanas antes de esa redada consiguiese la identidad falsificada que manejó hasta este sábado, cuando fue finalmente detenido. Y no menos extraño es que no cayese en las redes de la poderosísima DEA, salvo que le diese algo a cambio (algunas fuentes apuntan a que testificó en contra del empresario Alex Saab, abogado colombiano acusado de ser el testaferro de Nicolás Maduro y actualmente en Cabo Verde, pendiente de ser extraditado a Estados Unidos).

En todo este entuerto se presentan dudas en ambos bandos, el norteamericano y el bolivariano, uno y otro defendiendo sus intereses, y en medio, el presunto capo de la droga.

Así las cosas, fuentes del Gobierno de Maduro afirmaron tras la operación en el estado de Falcón que fue un ejemplo de su lucha contra el narcotráfico, acusando a la DEA de permitir tales actividades en la región. Estados Unidos, sin embargo, apuntó en su momento que no fue más que un movimiento para proteger al cártel de Paraguaná y a su jefe que, sostienen, era el brazo activo del cártel de Los Soles, la organización investigada por la citada agencia y la Fiscalía General norteamericana poniendo precio a la captura del presidente, el ministro de Defensa, el de Justicia y otros altos cargos del régimen chavista.

LOS SOLES. Los generales de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), portan distintivos en forma de sol según su graduación, hasta un máximo de cuatro. Desde 1990, narcos colombianos afincados en el interior del país comenzaron a dirigir su mirada hacia el Sur en busca de lanzaderas de droga más segura. Habían comprobado que en Galicia existían redes con capacidad para introducir grandes cargamentos en Europa y el mercado de Estados Unidos estaba bien abastecido. Los cárteles de Cali, de Medellín y sus sucesores diseñaron rutas terrestres y aéreas seguras para, a través del país bolivariano, dar salida al mar a sus alijos. Para superar la inicial resistencia de las fuerzas de seguridad venezolanas optaron por sobornarles. Los generales comenzaron, según consta en la investigación norteamericana, por permitir el paso de la droga. Sin embargo, pronto se percataron de que el negocio era muy lucrativo, por lo que las Fuerzas Armadas crearon su propia organización, conocida como cártel de Los Soles, que contaría con el cártel de Paraguaná como uno de sus brazos más activos. Sin embargo, y ante la aparente intención de Smith de volar en solitario, el régimen habría optado por cortarle las alas. Esa es una de las hipótesis no contrastadas.

Estados Unidos comenzó por acusar, a través de una corte neoyorquina, al excomandante Néstor Reverol, ahora ascendido a ministro y antiguo jefe de la agencia antidroga venezolana. Sucedió en 2016, cuando la DEA y la Policía Naya tenía clara la ruta entre el Delta del Orinoco y Galicia tyras la aprehensiones de cocaína históricas del San Miguel (3.500 kilos en 2008), el Pacífico (1.800 kilos en 2013), el Riptide (3.400 kilos en 2013) o el Coral I (1.500 kilos en 2015). La presencia de venezolanos, muchos de ellos ya condenados en la Audiencia de Pontevedra y en la Audiencia Nacional, se hizo cada vez más habitual en Galicia. Sus tentáculos llegaron a Madrid, alcanzando a un funcionario policial que fue cazado y condenado por colaborar con los sudamericanos.

La acusación que firmó en 2020 Geoffrey S. Berman, fiscal general, señala que la cúpula política y militar del régimen chavista "al menos desde 1999 y hasta 2020, participa en una corrupta y violenta conspiración de narcoterrorismo entre el cártel de Los Soles y las Farc", aludiendo a los restos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, extintas y reconvertidas a mafias de la cocaína.

La ruta hacia Estados Unidos incluye aviones y portacontenedores, con Isla Margarita como lanzadera y países como Honduras y República Dominicana como tránsito obligado.

En cuanto a la ruta hacia Europa, además de los mismos portacontenedores, destaca especialmente el tránsito de embarcaciones de toda clase hasta el alcance de las planeadoras que parten desde Galicia y que en ocasiones regresan por Portugal, eludiendo la vigilancia. Tampoco olvidan África, con narcoestados como Guinea-Bissau como puente de plata.

'Chiche Smith': ¿Protegido de Maduro, colaborador de la DEA o ambas...
Comentarios
ç