La provincia ganó 1.516 habitantes en un año gracias al aumento de la inmigración

La población con nacionalidad española se redujo en 2.483 personas en Pontevedra, al haber muchos más fallecimientos que nacimientos, pero hay 3.999 habitantes extranjeros más
Niños jugando en A Ferrería.
photo_camera Niños jugando en A Ferrería. ADP

La provincia de Pontevedra ganó 1.516 habitantes en un año, aunque fue gracias a la llegada de inmigrantes. Así lo muestran los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según los cuales, a fecha de 1 de julio el territorio provincial contaba con 943.474 personas, de las cuales el 95,3% tenían nacionalidad española y el otro 4,7% (es decir, 44.354 residentes) otras diferentes.

Mientras que en el período de un año la población nacional se redujo en 2.483 individuos al haber más fallecimientos que nacimientos, los extranjeros aumentaron en 3.999 y con ello consiguieron mantener un saldo de habitantes positivo en la provincia.

Los que más se incrementaron fueron los de origen sudamericano, que sumaron 2.827 personas más, de manera que, según el dato aportado por el INE, a 1 de julio la población preveniente de Sudamérica residente en la provincia de Pontevedra ya ascendía a un total de 18.770 ciudadanos.

Los segundos que más multiplicaron su presencia en tierras pontevedresas fueron los europeos de fuera de la UE. Estos son ya 13.366, tras haber crecido su número en 467. En esto tuvo mucho que ver la llegada de refugiados procedentes de Ucrania que fueron acogidos en numerosos municipios.

De las naciones de Centro América y del Caribe hay 153 personas más que en julio del año 2020, alcanzando así las 2.303; y la provincia también recibió a 129 inmigrantes africanos, un colectivo que va creciendo y suma 4.587 personas en estas tierras.

De otros países de la Unión Europea llegaron 135 individuos, por lo que a 1 de julio había en Pontevedra 13.366 habitantes de los demás estados de la UE.

A mayores, hay 1.161 personas de América del Norte (40 más que hace un año), 1.799 asiáticos (77 más), 67 de Oceanía (dos más) y 12 apátridas (que también son dos más que en julio de 2021).

Saldo migratorio

Pero si el número de inmigrantes aumentó, ¿qué sucedió con las emigraciones? Según publicó ayer el INE, el saldo migratorio en la provincia de Pontevedra (es decir, la diferencia entre el número de personas que llegaron y se fueron) ascendió el año pasado a 2.542 personas, por lo que, aunque hubo una buena cifra de pontevedreses que se marcharon al extranjero, la cantidad de foráneos que llegaron aquí resultó bastante mayor.

En concreto, la tasa bruta de emigración hacia fuera de España fue en la provincia de Pontevedra del 2,87 (por cada mil habitantes) en el ejercicio de 2021. En el año 2020 (incluso con las primeras olas de la pandemia) había sido de 2,84; y el año anterior se había quedado en 2,66.

En el resto de Galicia

El número de inmigrantes fue el que ayudó a que la población aumentase en la provincia de Pontevedra, pero lo mismo sucedió en el conjunto de Galicia.

En la Comunidad Autónoma, en el primer semestre de este año el número total de habitantes aumentó un 0,07% gracias, fundamentalmente, a la llegada de extranjeros.

Comentarios