La provincia registra ocho casos de desapariciones sin resolver

En la web de SOS Desaparecidos figura todavía el cartel de Sonia Iglesias, declarada fallecida en 2021
Alertas activas en la web de SOS Desaparecidos. DP
photo_camera Alertas activas en la web de SOS Desaparecidos. DP

Ocho vecinos de la provincia de Pontevedra permanecen en paradero desconocido, según consta en la web de SOS Desaparecidos, una organización sin ánimo de lucro que colabora con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la difusión y búsqueda de estas personas.

Entre los ocho casos sin resolver figura el de Sonia Iglesias, la dependienta de Massimo Dutti que desapareció el 18 de agosto de 2010 y fue declarada oficialmente fallecida en enero de 2021.

Pese a la investigación policial, las distintas batidas realizadas en diferentes zonas de Pontevedra y la sospecha de que su desaparición no fue voluntaria, catorce años después no se ha podido esclarecer qué le ocurrió a Sonia Iglesias.

La denuncia más reciente en la web de la asociación corresponde a Pablo Rubio Fraga, un hombre de 43 años que desapareció en Vigo el pasado 10 de enero.

Desde hace dos años se busca a Esther Moro Espinel y a Jorge Joel Fernández Viñán, ambos de Vigo, de 70 y 22 años, respectivamente.

Tampoco se conoce el paradero de Manuela Barbosa Sousa, de 66 años desde el momento de su desaparición el 13 de julio de 2021. Fue vista por última vez en el núcleo urbano de Arcade, hasta donde se trasladó en taxi.

Manuela Barbosa, a quien su familia, amigos y vecinos buscaron por los alrededores de Soutomaior, vestía un vestido de asas de color beige con motivos de flores y círculos, sandalias beige y bolso de paja.

El próximo mes hará ocho años que Miguel Solleiro desapareció en Vilagarcía de Arousa. Al igual que en el caso anterior, sus vecinos de la parroquia de Baión lo buscaron infructuosamente.

De Daniel Pousa González, de 62 años, se perdió el rastro en enero de 2014 en San Lourenzo de Golán cuando aparentemente salió a dar un paseo con su bicicleta de montaña.

El taxista Elías Carrera Colmenero, natural de Ourense pero vecino de Vigo, lleva más de 10 años en paradero desconocido. En el momento de su desaparición tenía el pelo de color castaño.

Las primeras horas de la desaparición, claves

El coordinador en Galicia de la asociación SOS Desaparecidos, Wenceslao Yáñez, señala que las primeras horas son cruciales, por lo que aconseja denunciar cuanto antes si se sospecha que una persona ha podido desaparecer.

Lo primero es valorar las costumbres y hábitos del desaparecido, hablar con las personas que lo hayan tratado o lo hayan visto por última vez y, si no hay ninguna explicación clara, acudir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, señala.

Una vez realizado ese primer paso y tras contactar con la asociación, bien a través del teléfono 649952957 o enviando un correo electrónico a [email protected] al que se debe adjuntar una copia de la denuncia, se inicia la difusión en redes sociales.

Comentarios