martes. 16.07.2019 |
El tiempo
martes. 16.07.2019
El tiempo

PSOE y BNG encarrilan el pacto en la Deputación

Cesáreo Mosquera y Carmela Silva. GONZALO GARCÍA
Cesáreo Mosquera y Carmela Silva. GONZALO GARCÍA

El nacionalista Cesáreo Mosquera y el socialista David Regades dan por hecho un acuerdo entre ambas fuerzas a nivel provincial

PSOE y BNG encarrilan el acuerdo para gobernar la Deputación de Pontevedra. "Vai haber algún tipo de pacto", aseguró este miércoles el vicepresidente provincial en funciones, Cesáreo Mosquera, al referirse que la coalición con los socialistas puede ser de tres tipos: para dejarles gobernar, de apoyo externo o para reeditar el bipartito a nivel provincial.

"Hai vontade de pacto, pero os termos están aínda por fixar. Aínda non entramos en fariña", recordó el líder nacionalista, que no descarta la posibilidad de repetir la coalición a la que PSOE y Bloque llegaron en 2015 para desalojar del poder de la Deputación al PP de Rafael Louzán.

Los contactos entre ambas fuerzas se han sucedido a lo largo de los últimos días. Y las sensaciones "son muy buenas". Así lo reconoció ayer a este periódico el secretario provincial del PSOE, David Regades, que es la persona que su partido ha designado para negociar con los nacionalistas. Tanto él como Mosquera dan por hecho el acuerdo a nivel provincial, aunque este deberá afinarse en próximos encuentros.

"En estos momentos estamos trabajando en el documento definitivo y estamos elaborando los borradores. Es importante que el documento final quede bien, se haga a gusto de las dos partes y refleje las posturas de las dos formaciones", explicó Regades, que confía en cerrar los flecos del pacto antes del Pleno de investidura.

La nueva Corporación provincial se constituirá el próximo 3 de julio. Por segunda vez en la historia de la institución, la izquierda tendrá mayoría absoluta y podrá gobernar, relegando de nuevo al Partido Popular a la oposición.

REPARTO POR ÁREAS. Uno de los asuntos más peliagudos en el posible bipartito tiene que ver con el reparto de áreas. Tanto BNG como PSOE sostienen que su objetivo es consolidar las acciones de gobierno emprendidas hace cuatro años, que han posibilitado sacar adelante proyectos como el Plan Revitaliza, que tiene como objetivo que los concellos de la provincia den los primeros pasos para reciclar sus restos de comida a través del compostaje.

Las acciones de igualdad, con más políticas dirigidas a combatir la discriminación de la mujer; las políticas de movilidad para mejorar la seguridad vial en las carreteras provinciales a través de medidas del calmado del tráfico como los "lombos"; o el Plan Concellos, que deja en manos de los ayuntamientos la priorización de las obras y proyectos a financiar por parte de la Deputación fueron algunas de las apuestas del bipartito.

"Ya se harán públicas las responsabilidades que asume cada partido. Pero lo que me gustaría destacar es que trabajamos para consolidar un trabajo que iniciamos en los últimos cuatro años. Cuando asumimos el Gobierno provincial de manera conjunta trabajamos por hacer una Deputación más cercana, más transparente y donde no hubiera recursos de libre disposición ni prácticas arbitrarias. Esa es la línea en la que a las dos partes nos gustaría seguir trabajando y sobre esas bases estamos construyendo un acuerdo que creo que será muy bueno", destacó Regades.

Mosquera también reivindicó el funcionamiento de la institución provincial desde 2015. "O gordo do Goberno levámolo nós no pasado mandato con catro deputados. Agora non estamos nese momento", recordó el líder nacionalista, que considera que su partido no puede asumir un gran volumen de carteras. Sobre todo porque su grupo se ha quedado con tres diputados, uno menos que hace cuatro año

CULTURA. Entre las áreas gestionadas por el Bloque figura una de las joyas de la Deputación: cultura. Este departamento tiene competencias directas en el Museo Provincial, que la entidad llegó a ofrecer a la Xunta de Galicia a cambio de que esta aceptase otros organismos provinciales, como la Cidade Infantil Príncipe Felipe, la Escola de Enfermería, la Escola de Canteiros o Mouriscade. La operación nunca llegó a concretarse por el distanciamiento entre ambas administraciones.

El posible pacto entre BNG y PSOE a nivel provincial tiene como precedente el Gobierno bipartito que ambas fuerzas han recuperado en la ciudad de Pontevedra. Una comisión integrada por miembros de ambos partidos negocian también a nivel autonómico la relación de fuerzas tras las elecciones municipales del pasado 26 de mayo. La distribución del poder local será fundamental para la siguiente batalla electoral: las autonómicas de 2020.

Carmela Silva presidirá el ente provincial por segunda vez
"La investidura está garantizada y no pasaría nada por seguir hablando con posterioridad al Pleno del próximo miércoles. La intención es llegar a ese momento con todo listo", aseguró este miércoles el secretario provincial del PSOE, David Regades, sobre la negociación abierta con el BNG para reeditar un posible bipartito en la Deputación.

La única certeza en la sesión del próximo 3 de julio es que la socialista Carmela Silva presidirá el ente por segundo mandato consecutiva. La edil viguesa se convirtió en 2015 en la primera mujer en estar el frente de esta administración.

27 DIPUTADOS. La Corporación provincial estará formada por 27 diputados. De ellos, 13 le corresponden al PSOE, que se quedó a uno solo de lograr la mayoría absoluta. El resto se los reparten Partido Popular (once) y BNG (tres).

13 MUJERES Y 14 HOMBRES. La nueva Deputación estará formada por 13 mujeres y 14 hombres. Solo siete de sus 27 miembros que forman el actual Pleno repetirán su cargo en el mandato que empezará a partir del 3 de julio. Se trata de los socialistas Carmela Silva, Carlos López Font, Isaura Abelairas y Santos Héctor Rodríguez y los nacionalistas Cesáreo Mosquera y Uxío Benítez. La renovación del PP será total. No repetirá ninguno de los diputados de 2015.

PSOE y BNG encarrilan el pacto en la Deputación
Comentarios