domingo. 18.08.2019 |
El tiempo
domingo. 18.08.2019
El tiempo

El PSOE esquiva la polémica de los lombos para escenificar la unión

Imagen de un momento del pleno de este lunes en el Teatro Principal. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Imagen de un momento del pleno de este lunes en el Teatro Principal. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Pleno rechazó la moción presentada por el PP con una enmienda de los socialistas que cambia el sentido de la misma ▶El Gobierno creará un nuevo parking disuasorio en A Parda

Sin fisuras. Así quiso mostrarse este lunes el Gobierno local de coalición entre socialistas y nacionalistas en el que fue el primer Pleno ordinario del mandato, tras la investidura de Miguel Anxo Fernández Lores como alcalde por sexta vez consecutiva. Tocaba fijar posturas y el PP optó por la estrategia del divide y vencerás tratando de poner en aprietos al PSOE. Lo hizo planteando una propuesta que ya habían realizado los socialistas en la oposición: la eliminación de lombos en las vías sanitarias.

Fue así cómo Rafa Domínguez revivió un debate que ya había tenido lugar en el Pleno. Domínguez insistió en que los lombos en el acceso al hospital "pueden convertir una lesión en la columna en una paraplejia", del mismo modo que "para personas con infartos de miocardio, ictus o politraumatismo, unos minutos son la diferencia entre la vida o la muerte".

Rafa Domínguez. PP
"Para personas con infarto de miocardio, ictus o politraumatismos, unos minutos son la diferencia entre la vida y la muerte"

Como respuesta, el PSOE planteó una enmienda a la moción que promueve un "impulso á mobilidade amable" con medidas apropiadas a cada ámbito concreto. Y, pese a haberse mostrado partidario a la supresión de los lombos en los accesos a Montecelo hace apenas unos meses, esta vez se salió por la tangente.

Como hemos cambiado, parafraseaba Goyo Revenga a Presuntos Implicados para referirse a la actitud de los socialistas, a la vez que mostraba su apoyo al PP. Sin ti no soy nada, le respondía el socialista Iván Puentes refiriéndose a la canción de Amaral para reprocharle a Revenga el voto a favor de la moción de los populares. "Cantemos, que igual ata o pasamos ben", le decía Puentes después de explicar la que, para él, crear fisuras era la estrategia de Domínguez. "Estamos nun teatro e moitos veñen a actuar, eu podo facelo ou dicir a verdade, e a verdade é que vostedes buscan fisuras que lle poidan servir para dividir o Goberno", explicó Puentes. "Isto vai de facerlle o traballo sucio a Feijóo antes das autonómicas, de crear a sensación de que a esquerda non é quen de entenderse, de desmobilizar ao electorado para que os de sempre gobernen para sempre", añadió.

Iván Puentes. PSOE
"Vostedes (PP) buscan fisuras para dividir o Goberno"

MODELO DE CIUDAD. Por su parte, el nacionalista César Mosquera defendió el modelo de ciudad y barajó la posibilidad de que "os calores de Madrid Central chegaran a Pontevedra" al querer el PP "retirar redutores de velocidade que foron colocados pola Deputación de Louzán". De este modo, el edil nacionalista afeó la actitud de los populares, a los que acusó de estar "desbocados". El debate tuvo momentos de crispación y el propio Rafa Domínguez tuvo que pedir disculpas después de un "exabrupto" propio de la indignación en el que llegó a llamar burro a Mosquera fuera de micro, cuando no era su turno.

César Mosquera. BNG
"O PP pídenos retirar lombos instalados pola Deputación de Louzán"

Más allá del asunto más polémico de la sesión, Goyo Revenga, único representante de Ciudadanos en el Pleno, buscó protagonismo presentando una moción para condenar "la discriminación excluyente y partidista" que sufrieron miembros de su partido durante el Orgullo LGTBI en Madrid. Solo el PP apoyó la iniciativa de Revenga, que recibió embates de socialistas y nacionalistas. Por su parte, la socialista Paloma Castro acusó a Revenga de militar en un partido que "é un subproduto político que busca a confrontación para logo utilizar o vitimismo" e incluso sacó a relucir un viejo tuit del edil naranja que bromeaba con la política de cuotas asegurando que se cambiaría de sexo para optar a un trabajo.

Goyo Revenga. Ciudadanos
"Hay intolerantes que nos quieren encerrar en el armario por nuestras ideas políticas"

Por otro lado, la nacionalista Carme da Silva pidió a Revenga que retirase una moción "que a sociedade pontevedresa non merece que traia a aquí". De este modo, acusó a Revenga de "traer unha crispación que aquí non temos", ya que los actos del Orgullo se celebraron en Pontevedra con normalidad. La moción fue rechazada con los votos de PSOE y BNG, pese al apoyo de los populares.

Por su parte, el PP presentó además dos enmiendas para solicitar la limpieza de monumentos de la ciudad y la creación de un parking disuasorio en A Parda para compensar las plazas que se perderán con la construcción de la residencia de la tercera edad de la Xunta en una de las parcelas que funciona como zona de estacionamiento en el barrio. Ambas fueron aprobadas por unanimidad.

Paloma Castro. PSOE
"Ciudadanos busca a confrontación para logo utilizar o vitimismo"

APARCAMIENTO. "Ogallá a Xunta sexa tan eficaz e comece xa as obras da residencia, pero temémonos que isto vai para lustros", explicó el socialista Tino Fernández, que se comprometió a llevar a cabo las gestiones pertinentes para poner en marcha un nuevo espacio. "Traballaremos para compensar esa perda de aparcamento", explicó Fernández.

La sesión del lunes sirvió también para aprobar una modificación de crédito para utilizar 4,2 millones de euros de remanentes del Concello en obras. Entre ellas, se encuentra la mejora de la calle Loureiro Crespo y el barrio de O Castañal por dos millones de euros, "o que repercutirá na mellora da calidade de vida dos veciños", según Raimundo González. Habrá también fondos para la construcción de un skate park en A Xunqueira y la instalación de iluminación led en el barrio de Lourizán.

El PSOE esquiva la polémica de los lombos para escenificar la unión
Comentarios