Puentes dice que una "decisión política" aún puede cambiar la traza de la A-57

El PP lamenta que se mantenga la alternativa 1 y anuncia que llevará el asunto a la Deputación
Un vehículo circulando frente al tramo de la A-57 en obras.   GONZALO GARCÍA
photo_camera Un vehículo circulando frente al tramo de la A-57 en obras. GONZALO GARCÍA

El reciente anuncio del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible de que no está previsto cambiar la alternativa elegida para el segundo tramo de la autovía A-57 suscitó este miércoles valoraciones dispares en el seno de la Corporación municipal. Así, mientras el PSOE considera que la intermediación política todavía tiene capacidad para modificar el trazado e incluir las reclamaciones de los vecinos de Bora y Xeve, el PP lamenta la supuesta "poca influencia" de los socialistas en Madrid para que se respete el acuerdo unánime adoptado en el último Pleno, donde las tres formaciones políticas con representación acordaron instar al Gobierno central a cambiar el itinerario proyectado entre A Ermida y Pilarteiros.

El líder de la agrupación municipal socialista, Iván Puentes, defiende que, a pesar de superar la fase de información pública, el proyecto "está vivo" y que las autoridades políticas responsables todavía tienen capacidad para menguar el impacto previsto de la infraestructura. "A resposta que acaba de dar o Ministerio é técnica. Se non hai unha decisión política que varíe o previsto, os pasos que quedarían por diante serían a contratación e redacción do proxecto de execución do trazado, o que conlevaría un novo periodo de exposición publica no que se poden facer modificacións e alegacións. Porén, nin a decisión do Pleno nin as expectativas que teñen os veciños de que poidan ser escoitados non pasan por unha cuestión técnica ou de procedemento admnistrativo, pasan por unha decisión politica para intorducir as melloras que necesita este trazado".

El socialista recordó que el tramo sur de la autovía, que prevé conectar Vilaboa con Ponteareas para enlazar con la Autovía de las Rías Baixas A-52, estuvo hace una década en el mismo punto que el segundo tramo de la cirvunlación y que hoy, aún teniendo todo a favor, "nin sequera foi redactado o proxecto que anunciara o PP". "Este non é un asunto que se vaia resolver de hoxe para mañá- añadió. Queda moito camiño por diante, queda moito que falar cos veciños e moita xestión política para que este trazado, herdado do Goberno de Mariano Rajoy, poida ser modificado polo Goberno de España".

Puentes destacó, en este sentido, que la agrupación socialista seguirá trabajando en tender vías de colaboración con el Gobierno central para "atopar un novo trazado que nos permita bordear o concello, pero sen sacrificar as parroquias e o futuro dos veciños que viven no rural".

El PP replica. Por su parte, el portavoz de los populares, Rafa Domínguez, criticó "la poca sensibilidad del Gobierno central con la gente de Pontevedra" ante el mensaje "contundente" del Pleno pontevedrés "pidiendo por unanimidad que se plantee una cosa".

Además, lamentó que el líder del PSOE local, Iván Puentes, y el subdelegado del Gobierno, Abel Losada, no hayan conseguido por el momento variar el discurso del ministerio, "porque acaban de reunirse con los vecinos diciendo que iban a hacer todo lo posible y el ministro les acaba de poner en su lugar, diciendo que, de lo que dijeron, nada de nada".

Ya como agrupación, el portavoz concluyó aseverando que los populares van a darle continuidad a las reclamaciones de los vecinos, "planteando el tema en la Deputación".

Abel Losada inicia gestiones en Madrid

Fuentes oficiales consultadas, aseguran que el subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Abel Losada, ha cumplido el compromiso adquirido durante la reunión con los afectados de Bora y Xeve, a los que prometió trasladar sus inquietudes al ministerio que dirige Óscar Puente. Según precisan, el mandatario ha iniciado "gestiones" con responsables del Ministerio, a los que ha explicado la existencia del acuerdo plenario y las reclamaciones de la plataforma vecinal que se opone a la solución elegida, conocida como alternativa 1.

El equipo del Gobierno local, del BNG ha pospuesto por el momento su valoración, pero fue una de las tres formaciones políticas que en el último Pleno consensuaron dirigirse a Madrid para lograr un trayecto más acorde a las reclamaciones vecinales.

HASTA BRUSELAS. Por su parte, la plataforma de vecinos de Xeve y Bora prevé seguir adelante con su hoja de ruta, en la que se contempla elevar el conflicto hasta Bruselas. Según dicen la obra carece de funcionalidad y, además de amenazar 14 viviendas, provocará un fuerte impacto en el medioambiente.

Comentarios