Puentes en Pontevedra: los cinco que no te debes perder

Adéntrate en la historia y arquitectura de los puentes de Pontevedra con nuestro artículo sobre estas icónicas estructuras que cruzan sus aguas.
ponte-do-burgo
photo_camera Foto: Ponte do Burgo (facebook.com/Pontevedrate)

Embárcate en un viaje histórico a través de los puentes de Pontevedra que dan vida a la encantadora ciudad del Lérez, en el que destacamos los cinco que no puedes perderte.

Con más de trescientas estructuras que atraviesan majestuosos ríos como el Lérez, el Almofrei y el Verdugo, en Pontevedra cada puente cuenta una historia única que refleja el pasado y presente de esta ciudad gallega.

  1. Puente de O Burgo
  2. Puente de Os Tirantes
  3. Puente de As Correntes
  4. Puente de A Barca
  5. Pasarela de la Illa do Covo

Desde el misterioso puente romano que inspiró el nombre Ponte Veteri hasta el moderno puente de As Correntes, exploraremos cómo estas conexiones históricas han modelado el paisaje de Pontevedra.

Sigue leyendo para no perderte este fascinante recorrido, resaltando la importancia cultural y arquitectónica de estos puentes que han dejado una huella indeleble en la identidad de Pontevedra.

Puente de O Burgo

El Puente de O Burgo emerge como un testigo silencioso de la rica historia de Pontevedra, estrechamente vinculado al antiguo puente romano, Ponte Veteri.

Su relevancia histórica se remonta al siglo XII, cuando se construyó en reemplazo de su predecesor en ruinas, que no solo había dado nombre a la ciudad sino que también formaba parte de su emblema heráldico.

A lo largo de los siglos, el Puente de O Burgo ha experimentado diversas transformaciones.

El puente original, con quince arcos, ha visto cambiar su estructura, dejando ahora a la vista solo once de ellos, mientras que los restantes yacen soterrados, un detalle descubierto en excavaciones recientes en 2006.

La primera gran renovación se llevó a cabo en el siglo XVI, y en el XVII, el puente enfrentó las consecuencias de una poderosa riada. Ilustraciones de esa época, como el dibujo de Pier María Baldí durante el viaje de Cosme III de Médicis en 1669, ofrecen un vistazo a la estructura del puente y a elementos adicionales como un pequeño castillo en la cabecera norte y la torre en la cabecera sur, ambos destruidos durante la invasión inglesa de 1719.

En 1954, una extensa reforma reforzó las bóvedas y agregó las conchas de vieira como símbolo del Camino de Santiago.

En tiempos más recientes, el Puente de O Burgo ha experimentado una renovación que lo transformó en un puente peatonal, resaltando su importancia cultural y ofreciendo una experiencia visual única.

La iluminación innovadora, que incluye puntos azules marcando el Camino de Santiago y la iluminación de los arcos, añade un toque contemporáneo a este icónico puente, fusionando su rica historia con la modernidad.

Ubicación:

Puente de Os Tirantes

El Puente de Os Tirantes, una obra maestra de la ingeniería moderna, se erige como uno de los emblemas urbanos de Pontevedra. Este puente de diseño particular atraviesa el río Lérez, conectando las orillas norte y sur con una estructura elegante y distintiva.

Incluido en la selecta lista de los 33 puentes más singulares en la historia de España por el Ministerio de Fomento en 2004, el Puente de Os Tirantes representa la evolución estética y urbanística de la ciudad.

Con menos de una década de construido, la estructura de 125 metros de longitud descansa sobre una imponente torre de hormigón de aproximadamente 63 metros de altura.

Desde esta torre, se desprenden 17 pares de tirantes metálicos, algunos anclados en tierra firme como contra peso y otros sobre la misma estructura, otorgándole al puente su nombre distintivo. Al recorrerlo, los visitantes disfrutan de una impresionante vista panorámica del entorno de Pontevedra.

Inaugurado el 26 de mayo de 1995, el Puente de Os Tirantes fue diseñado por los ingenieros Leonardo Fernández Troyano y Javier Manterola, quienes introdujeron un nuevo estilo en estructuras de paso colgantes.

A pesar de algunas controversias sobre su originalidad en comparación con el puente de la Feria Internacional de Sevilla, este icónico puente junto al auditorio y al paseo peatonal ha consolidado su lugar en el paisaje urbano, siendo reconocido como un conjunto emblemático de ingeniería sobre las aguas del río Lérez.

Ubicación:


Puente de As Correntes

El Puente de As Correntes se erige como la vanguardia moderna entre las travesías que cruzan el río Lérez en Pontevedra. Inaugurado en el año 2012, esta estructura innovadora conecta la Avenida Uruguay con la Calle Domingo Fontán, fusionando funcionalidad y estética de manera armoniosa.

Con una longitud de 132 metros en su vano único, el Puente de As Correntes se presenta como una combinación de metal, hormigón, madera y cristal.

Diseñado para facilitar tanto el tráfico rodado como el peatonal, el puente alberga dos carriles por sentido de circulación y dos pasarelas peatonales independientes a cada lado.

Estas últimas, con su suelo de madera y una galería de cristal protectora, ofrecen a los viandantes una experiencia resguardada de las inclemencias del tiempo.

La estructura se caracteriza por un doble arco de metal pintado de blanco, elevándose 10 metros de altura y reforzado por 17 tirantes verticales.

Estas características distintivas no solo dotan al Puente de As Correntes de una presencia visual única, sino que también refuerzan su solidez estructural, garantizando una travesía segura y eficiente entre las dos orillas del río Lérez.


Puente de A Barca

puente-de-la-barca
Foto: Google Maps (Puente de A Barca)

El Puente de A Barca en Pontevedra es un hito histórico que marcó un cambio significativo en la movilidad de la ciudad hace 150 años.

Antes de su construcción, los habitantes de Pontevedra tenían solo dos opciones para cruzar el río Lérez: el puente de O Burgo o el uso de embarcaciones. En 1867, se inició la construcción de una estructura de madera que conectara Pontevedra con Poio, dando inicio a una nueva era de conectividad.

Inicialmente, este puente de madera contaba con una sección levadiza para permitir el paso de embarcaciones de gran tamaño, pero esta característica llevó a accidentes y colisiones.

En 1887, comenzaron las obras para reemplazarlo con un puente de piedra, un proyecto que se prolongó durante una década. La inauguración finalmente tuvo lugar en julio de 1905, presentando un arco metálico central.

A lo largo de los años, el Puente de A Barca ha experimentado diversas reformas para adaptarse a las necesidades cambiantes de la ciudad.

Una de las intervenciones más significativas ocurrió a fines de la década de 1980, cuando se redujeron los tres arcos originales para facilitar la expansión de avenidas en ambos extremos.

En la década de 1990, se llevó a cabo una renovación que incluyó la sustitución del arco central de metal por hormigón armado debido a la corrosión.

La evolución del Puente de A Barca no solo ha respondido a cuestiones de funcionalidad y seguridad, sino que también ha conservado elementos originales, como la marquesina de madera y detalles arquitectónicos.

Este icónico puente sigue siendo una parte integral del paisaje urbano de Pontevedra y un testimonio de su historia y desarrollo a lo largo del tiempo.

Ubicación:


Pasarela de la Illa do Covo

pasarela-illa-do-cobo
Foto: Google Maps (Pasarela Illa do Cobo)

La Pasarela de la Illa do Covo, diseñada por el ingeniero Hugo Corres, es una joya de la ingeniería que conecta con elegancia y funcionalidad. Este puente peatonal, como sugiere su nombre, está exclusivamente destinado a personas, destacando por su tamaño compacto y su cuidado diseño.

La forma curva del tablón de la pasarela no solo le confiere un atractivo estético, sino que también permite el paso de pequeñas embarcaciones, integrándose de manera armoniosa con su entorno fluvial.

Ubicada en la Illa do Covo, esta estructura se beneficia de una iluminación más suave y estática, en sintonía con su entorno natural protegido a lo largo del río.

La Pasarela de la Illa do Covo no solo es un puente funcional, sino también una obra que se integra de manera respetuosa y estética en el paisaje fluvial.

Sus tirantes, iluminados con cordones LED, y el arco con proyectores proporcionan una iluminación adecuada, facilitando el paso seguro de los transeúntes y añadiendo un toque de belleza a la experiencia de cruzar este encantador puente peatonal.

Ubicación:

Comentarios