Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

"Pues hoy no trabajo por todas las veces que me han dado dos besos y no la mano"

Ruth Davila, Noelia Fernández, Luz Pérez y Marta Expósito junto al profesor Alberto Dafonte. GONZALO GARCÍA
Ruth Davila, Noelia Fernández, Luz Pérez y Marta Expósito junto al profesor Alberto Dafonte. GONZALO GARCÍA

Cuatro profesionales de la industria publicitaria confirman en un coloquio en Ciencias Sociais que el machismo sigue vigente en el sector

"Pues hoy no trabajo por todas las veces que me han dado dos besos y no la mano". Este fue, entre otros, el motivo por el que Marta Expósito hizo huelga el pasado 8 de marzo. Lo contó este lunes en la mesa redonda Falan as publicistas, celebrada en la Facultade de Ciencias Sociais. El objetivo de esta iniciativa, impulsada por el profesor Alberto Dafonte y financiada por la Unidade de Igualdade de la Universidade de Vigo, era poner el foco en datos como los difundidos por la plataforma #MásMujeresCreativas, que muestran que, a pesar de que las mujeres son mayoría en los estudios universitarios de Publicidad, solo representan el 20% de las profesionales de los departamentos creativos, el 14% de las directoras creativas y el 1% de las directoras generales creativas.

"Esta xornada ten como finalidade darlle voz ás profesionais", subrayó Dafonte en la presentación del coloquio, conducido por Luz Pérez, directora de cuentas y márketing digital en Ovo Publicidade. También intervinieron Ruth Davila, directora ejecutiva de Publigal; Noelia Fernández, directora creativa en Desoños, y la propia Marta Expósito, diseñadora estratégica en ALL. Son "catro profesionais de primeiro nivel" y exalumnas del centro. "En moitas ocasións, cando se fala de publicidade faino xente allea a sector", destacó Dafonte.

Expósito no es la única a la que le dijeron un despectivo "ah, eres de esas" cuando ofreció la mano y no se prestó a recibir un saludo que invade el espacio personal. También le ocurrió a Davila. "Dixéronme desde rara a mandona".

Las cuatro dejaron claro que, pese a ser considerado un sector "moderno", todavía existen estereotipos de género que mantienen viva la idea de que el trabajo creativo "é cousa de homes" y que la organización y el cuidado "suponse que deben recaer exclusivamente nas mulleres". Ellas asumen también la carga de las dificultades en materia de conciliación familiar en una "deficiente cultura empresarial na que non se valora o talento", coincidieron las participantes.

Pérez Costas denunció que muchas veces se ven "relegadas por ter fillos pequenos" mientras Davila desmintió el "mito da febre", que desdeña a las trabajadoras con la excusa de que van a tener que ausentarse habitualmente para cuidar de sus hijos. "Cantas veces ten febre ao ano un neno san? Non se trata de insumisión empresarial, temos unha responsabilidade e están insultando a nosa intelixencia".

CONCILIACIÓN. En este sentido, Noelia Fernández afirmó que desarrolló sus mejores trabajos desde que es madre, "a raíz das noites sen durmir pola nenas" y que, además, como "a necesidade apremia, o que facía antes en nove horas agora fágoo en seis".

A la dificultad de conciliar vida personal y laboral también se refirió Davila Segade. "Hai que cambiar o modelo e acabar con esas reunións de cinco horas" que queman a los trabajadores. "Pouca xente pasa a barreira dos 45 ou 50 anos no sector".

La maternidad, sostiene Luz Pérez, continúa siendo un factor de discriminación en un sector en el que las profesionales pueden encontrarse con clientes "que de entrada consideran que non es unha interlocutora válida, dirixíndose ao teu compañeiro home nunha reunión de traballo cando es ti a responsable da toma de decisións". A este respecto, Marta Expósito (que atesora más de 15 premios internacionales y que en 2014 fue reconocida como una de las mejores creativas menores de 25 años) apuntó que "antes pensaba que esto me pasaba por ser joven y becaria, pero ahora, con mi propia empresa, veo que no nos tratan igual, aunque seamos un hombre y una mujer de igual puesto, edad y experiencia". La mayoría de clientes "son arcaicos y eso es un problema".

Non obstante, apuntó Pérez Costas, también existen "excepcións e empresas que valoran ás profesionais polo que son, como é o caso da empresa onde desenvolvo a miña actividade profesional". La solución requiere "vontade por parte de todas as partes".

"É unha carreira de fondo e non podemos desanimarnos"
La falta de "referentes femininos" en este ámbito, junto a los "contextos machistas nos que seguimos vivindo" y las citadas dificultades para la conciliación hacen que las pocas mujeres que llegan a puestos directivos "se vexan obrigadas a ter que actuar como homes para poder manterse", sostuvieron las protagonistas del coloquio.

El techo de cristal es otra de las situaciones que también se dan en la industria publicitaria. "As mulleres son moi útiles nos mandos intermedios, pero non poden acceder aos postos nos que se toman as decisións –apuntó Davila–. É triste e inxusto, porque o subxectivo xoga na nosa contra".

A pesar de todo, Luz Pérez quiso poner la nota optimista. "Isto é unha carreira de fondo. A situación non vai revertir dun ano para o outro e non podemos desanimarnos". De hecho Noelia Fernández subrayó que "xa está habendo un cambio mental" gracias, por ejemplo, a las redes sociales.

 

"Pues hoy no trabajo por todas las veces que me han dado dos besos...
Comentarios