Domingo. 17.02.2019 |
El tiempo
Domingo. 17.02.2019
El tiempo

¿Qué le pasa a la sanidad, doctor?

La revuelta de los facultativos pone en entredicho las políticas adoptadas por la Administración para ofrecer un buen servicio a los ciudadanos ► El sector reclama más personal y contratos más estables para garantizar la atención

La sanidad está en el punto de mira. aLos médicos de Atención Primaria han dicho basta y han iniciado movilizaciones contra las flaquezas del sistema. Los facultativos dicen estar hartos de encarar agendas repletas de citas y asumir pacientes que no son suyos por la falta de personal sustituto. Además, denuncian recortes y un abandono progresivo de Primaria a favor de la Atención Hospitalaria y la empresa privada. El detonante de su puesta en pie fue la dimisión en bloque de los 23 jefes de servicio y de unidad de Atención Primaria del Área sanitaria de Vigo, un acto que desembocó en una gran movilización social y que terminó poniendo en tela de juicio las virtudes de la sanidad pública.

La Consellería de Sanidade ha mandado formar filas en San Caetano con la aparente intención de aplicar un giro de 180 grados en el sistema, pero sin asumir la gran mayoría de las críticas. La Administración sanitaria y el Gobierno autonómico del PP siguen defendiendo que la sanidad pública gallega es de las mejores de Europa. ¿Quién tiene razón? Juzguen ustedes mismos.

Personal sanitario del ambulatorio de Lérez volvió este jueves a paralizar su actividad para concentrarse a las puertas del centro y denunciar la situación de comunicación. DP

La Atención Primaria cojea en relevo de personal

El área sanitaria de Pontevedra cuenta con 180 médicos de familia, 40 pediatras y 50 facultativos de PAC (Punto de Atención Continuada) para una población de 308.609 habitantes. Los cupos más elevados de la comarca están en el Centro de Saúde de A Parda, donde hay una media de 1.667 pacientes adultos para cada uno de los 13 médicos de familia y una media de 1.167 pacientes infantiles para cada uno de los cuatro pediatras.

La Xerencia del área insiste en que todas las plazas están ocupadas y que únicamente hay dos "huecos" vacíos, correspondientes a dos plazas de pediatras en los centros de Bueu y Cambados, que siguen buscando titular. Ahora bien, la falta de relevo se ha convertido en una constante en la práctica totalidad de los ambulatorios. Para las plazas de Pediatría directamente no hay posibilidad de cubrir las ausencias, porque no hay profesionales en paro. Y para el resto de las plazas de facultativos existe una lista de contratación bastante escueta, con entre 12 y 16 facultativos para cubrir las posibles bajas.

Las estadísticas advierten de que uno de cada tres médicos colegiados en Pontevedra se jubilará en los próximos diez años

Esto ha llevado a la Dirección a echar mano de su propio personal. La opción "menos mala" es hablar con los profesionales en activo para que prolonguen su jornada unas cuatro horas y puedan cubrir así a un compañero a cambio de una retribución. El último recurso, aunque no por ello el menos habitual, es la intersustitucion, de modo que los médicos de un centro asumen la agenda del facultativo que falta en la jornada en cuestión.

La situación podría agravarse todavía más. Las estadísticas advierten de que uno de cada tres médicos colegiados en Pontevedra se jubilará en los próximos diez años y, además, se da la circunstancia de que muchos de los profesionales que se incorporaron a la sanidad con la apertura de Montecelo están a punto de poner punto y final a su vida laboral.

Urxencias, el gran hándicap de Atención Hospitalaria

Urxencias sigue siendo el talón de Aquiles de la Atención Hospitalaria, sobre todo en esta época del año, en la que se combinan las habituales infecciones respiratorias del invierno con el pico de la gripe. El Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP) diseñó un plan de contingencia para hacer frente a la gripe y para acortar los tiempos de espera. En él participaron hasta siete servicios hospitalarios, incluido el de Urxencias, pero ni el propio jefe de Medicina Interna se atreve a bajar la guardia. Juan Carlos Rodríguez advirtió hace unos días a este periódico de que, "por muy bien que se hagan las cosas, tiene que haber colapsos, porque el espacio del que disponemos en Urxencias (de Montecelo) es escaso".

El promedio de urgencias atendidas en Montecelo se acerca a las 200 diarias

La Plataforma en Defensa da Sanidade Pública alertaba esta misma semana de que los pacientes vuelven a agolparse en los pasillos y a esperar largas horas hasta que se produce el ingreso en planta. En estas fechas, el promedio de urgencias atendidas en Montecelo se acerca a las 200 diarias.

En relación a otros servicios, se puede decir que los centros hospitalarios del área cubren buena parte de la asistencia que demanda la población diana. Sin embargo, siguen existiendo especialidades que exigen desplazarse a los hospitales de referencia de Vigo y Santiago de Compostela. La previsión es que la situación cambie a raíz de la ampliación de Montecelo, que prevé implantar en Pontevedra las unidades de Radioterapia, Medicina Nuclear, Hemodinámica, Cardioloxía Intervencionista y una Unidade de Coidados Intensivos (UCI) pediátrica.


Profesionales del Centro de Saúde de Marín apuntaron a la "falta de recursos" como el eje central del problema sanitario. "La hipótesis es que quieren que el sistema sanitario se asfixie. Los centros médicos se han convertido en ambulatorios como en 1965", manifestó uno de ellos. DP

Más de 3.000 pacientes están en lista de espera para operarse

El área sanitaria se despidió de 2018 con las listas de espera más cortas de Galicia para someterse a una operación. Según los últimos datos publicados por el Sergas, los pacientes de Pontevedra y O Salnés aguardan una media de 39,8 días para pasar por quirófano, tres semanas menos que el promedio gallego. Cuando la intervención es muy urgente, la espera se reduce a 12,6 días. Ahora bien, las estadísticas oficiales también dejan ver que el listado de pacientes en espera para someterse a una operación ha ido creciendo año a año. El balance de diciembre cuantificó a 3.003 personas pendientes de pasar por quirófano. En 2014 el montante ascendía a 2.204 personas (un 36% menos) y, además, la media de espera para operarse era de 35 días, casi cinco menos que en la actualidad.

El área sanitaria alberga 233.553 pacientes del distrito de Pontevedra y otros 75.056 de O Salnés

Récord de usuarios pendientes de acudir al especialista

Las agendas de los especialistas de Pontevedra y O Salnés son más ágiles que los de otras áreas sanitarias. El tiempo medio de espera para acudir por primera vez al especialista es de 37,2 días, una semana menos que la media gallega (44,8). El problema es que la demanda sigue funcionando a un ritmo más alto, hasta el punto de que el área sanitaria acabó el año con 18.797 pacientes esperando para una primera consulta de especialista, el número más alto desde 2014 (último ejercicio del que existen datos en la web del Sergas).

Además, en algunos casos hay que armarse de paciencia. Por ejemplo en Oftalmoloxía, la especialidad que presenta el listado de primeras consultas más largo, con 2.651 personas citadas para ser examinadas por los profesionales médicos. Precisamente, la próxima semana se cumplirá un año desde que el jefe de servicio, Pedro Corsino Fernández Vila, presentó su dimisión por el colapso del servicio y, a tenor de las cifras, todo apunta a que los problemas de fondo siguen latentes. Los sindicatos insisten, además, en que tanto las listas de operaciones como las de consultas externas están maquilladas, omitiendo a los pacientes que declinan ir a la privada y otros casos.

Los centros hospitalarios de Pontevedra y O Salnés realizaron en 2018 más de 3,4 millones de consultas, 24.526 operaciones y 28.903 ingresos

El personal sanitario urge aumento de plantilla

La variedad de sindicatos con representación en el área sanitaria complica muchas veces llegar a acuerdos. Sin embargo, hay un nexo común, la solicitud de más personal y de contratos más estables. La Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria, Agamfec, inició hace dos semanas paros semanales para reivindicar mejoras en Atención Primaria, comenzando por el refuerzo de las plantillas en los centros de salud. El Sindicato de Enfermería, Satse, también ha pasado a primera línea de combate para impulsar una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) con la que intentará ampliar la ratio a ocho enfermeras por cada 1.000 habitantes. Ambas organizaciones coinciden al culpar al Sergas de espantar al personal sanitario con contratos fugaces y precarios. Por ello, reclaman que se capte nuevo personal y que se recupere a la mano de obra perdida con empleos más durareros y mejor pagados. Por su parte, la Xunta de Persoal del área sanitaria brindó su apoyo a la lucha de los trabajadores de los Puntos de Atención Continuada, que llevan meses en «pie de guerra», reclamando más personal y más recursos.

Los PAC atendieron el año pasado 199.387 urgencias y los hospitales 133.688

Trabajadores del Centro de Saúde de Bueu secundaron el paro convocado (por tercera semana consecutiva) por la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria, Agamfec, por una "Atención Primaria digna". DP

Los pacientes presentan 25 quejas diarias por las demoras

El Servizo de Atención ao Paciente del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP) atiende diariamente a una media de 100 pacientes. Uno de cada cuatro se dirige a este departamento para presentar una reclamación, fundamentalmente para quejarse por la demora con la que se le ha concedido una cita para ir al especialista o para operarse. Los tiempos de la Administración sanitaria son lo que más enerva a la población del área sanitaria.

El 75% restante recurre a este servicio para gestionar trámites u obtener documentación clínica. Habrá que ver qué sucede con el nuevo hospital. La previsión de la Consellería de Sanidade es iniciar las obras del Gran Montecelo entre finales de este año y principios del que viene sin interferir en la actividad del complejo hospitalario. El tiempo le dará o le quitará la razón.

Ambulatorio Virxe Peregrina
"Aquí estamos francamente mal" 


"Tenemos a dos compañeros que se han jubilado y que llevan casi tres meses sin ser sustituidos. Y el centro ya se ve. Frío en algunos sitios y en otros un calor impresionante. Estamos francamente mal", indicó este jueves el doctor Isidoro Rivera en el ambulatorio Virxe Peregrina.

 Esto es lo que han opinado en los últimos días profesionales del sector

- José Ramón Gómez, gerente del área sanitaria: "Nuestro principal problema (en Atención Primaria) es encontrar sustituto cuando hay ausencias"

"Con las próximas jubilaciones tendremos problemas no solo para cubrir las bajas, sino para cubrir las plazas"

- Faustino Portela, secretario del COEPO: "Si siguiéramos las ratios de la OMS, tendríamos que triplicar el personal de Enfermería"

"Los cambios crean inestabilidad e inseguridad. No reivindicamos el triple de sueldo, sino condiciones seguras"

- Luis Fransi, médico de Primaria: "Llevamos muchos años sin invertir en Atención Primaria y este es el resultado final. Parece que a nadie le preocupa si un médico de familia tiene que ver a 80 pacientes en un día, pero nos hemos cansado. Ha llegado el momento de plantarse"

- Juan Carlos Rodríguez, jefe de Medicina Interna: "El problema que tenemos en nuestro complejo es que el área de Urxencias es muy pequeña en relación a la población que atiende" 

"Por muy bien que se hagan las cosas, tiene que haber colapsos"

- Manuel Constenla, jefe de Oncoloxía: "En Pontevedra se están aplicando los mismos tratamientos (oncológicos) que en cualquier otro hospital2

"El Gran Montecelo está en fase de ajuste, así que dará tiempo a ver si es necesario aumentar los equipamientos"

¿Qué le pasa a la sanidad, doctor?
Comentarios