VICEPRESIDENTA I DE LA DEPUTACIÓN

Fernández-Tapias: "Lo que no va a ser la Deputación de Pontevedra es el talonario de Abel Caballero"

▶La segunda de a bordo del Gobierno provincial desgrana las primeras líneas de trabajo que seguirá como diputada de Cultura y Deportes; además de los objetivos marcados por la Deputación para Vigo, ciudad en la que también ejerce como responsable de la institución
Marta Fernández-Currás. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Marta Fernández-Currás. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Los cometidos de Marta Fernández-Tapias (Vigo, 1974) en la Deputación de Pontevedra no son pocos, pero su trayectoria demuestra que está acostumbrada a asumir responsabilidades. Licenciada en Derecho y especializada en el ámbito del derecho mercantil, societario y administrativo, ejerció la Abogacía hasta 2016, año en el que dio el salto a la política para convertirse en directora general de Administración Local en la Xunta, hasta 2020. Después fue delegada territorial del Gobierno autonómico en la ciudad olívica y, en las pasadas elecciones municipales, candidata del PP en Vigo, concello en el que actualmente ejerce como portavoz popular en la oposición municipal. En la Deputación es vicepresidenta primera, diputada de Cultura y Deportes y responsable de la sede viguesa.

¿Qué balance hace de estos primeros meses del Gobierno provincial?
Muy positivo. Presentamos ya el Plan +Provincia y varios proyectos que estamos desarrollando. Han sido unos días con sus luces y sus sombras, porque en Vigo ha sido más complicado, con la cuestión de que nos querían echar de la sede de la Deputación en la ciudad. Pero, en general, el balance es muy positivo.

Vamos a fomentar el turismo deportivo; hay que aprovechar las sinergias con el deporte federado y con las competiciones populares

El PSOE provincial ha dicho esta semana que en realidad los concellos van a recibir menos fondos de forma reglada que antes...
No sé qué números han hecho, porque si hemos subido en 4,2 millones el Plan +Provincia respecto al del año anterior, es un poco difícil que los concellos lleven menos recursos. Y luego hemos creado el Plan Extraordinario de Infraestructuras Deportivas, que suma todavía más. Los números no mienten.

En el área de Deportes, han anunciado ya ese plan al que se refiere, así como varias líneas de ayudas a deportistas. ¿Habrá más novedades? ¿Cuál va a ser la línea a seguir en materia deportiva?
Lo primero que hicimos fue identificar las necesidades que había y lo que nos decían los alcaldes. Muchos indicaban que hay que mejorar las infraestructuras deportivas y crear alguns nuevas; y por eso dotamos con cuatro millones de euros ese plan extraordinario. El deporte va a ser uno de los ejes determinantes durante estos cuatro años, fomentando el deporte base y también ya hemos anunciado ayudas para los deportistas de élite que van a ir a los Juegos Olímpicos de París. Además, vamos a fomentar el turismo deportivo. Es fundamental aprovechar esas sinergias, ya no solo con el deporte federado, sino con todas las carreras y eventos que se celebran. Hay muchísimos y es fundamental unirlos y aprovecharlos para promocionar nuestra provincia.

¿Qué estrategia van a seguir para que el deporte sea un motor de atracción de visitantes?
Vamos a redactar un plan extratégico de deporte y turismo con el que trataremos de atraer gente, no solo con los grandes eventos, sino también con las carreras y competiciones populares, que cada vez suman más participantes. A partir de ahí, queremos que haya una serie de ofertas turísticas para que la gente venga, que lo haga acompañada, que conozca la provincia y que repita, ya no como deportista, sino como turista. Esas sinergias hay que aprovecharlas, porque tenemos un territorio maravilloso, ya no solo las rías, sino también el interior. Hay muchísimas competiciones de interior que hacen que la gente descubra esos lugares y todo eso hay que potenciarlo. Tenemos una oportunidad buenísima para situarnos como referente en el turismo deportivo.

Rafa Domínguez y yo somos un equipo y, aunque cada uno está centrado en su área, todo lo ponemos en común

Y en el área de Cultura, ¿cómo va a ser la política de la Deputación? ¿Ya tienen definidas cuáles serán sus líneas estratégicas?
En Cultura, en la ciudad de Pontevedra está Rafa Domínguez al frente del Museo. Y luego habrá líneas generales centradas en fomentar nuestra cultura, pero también en dar oportunidades a la gente que no las tiene. Es importante poder enseñar su obra y llegar a todos los públicos. Y también extender la cultura a toda la provincia, además de hacer grandes referentes en ciudades como Vigo, por ejemplo. Así como en Pontevedra ya hay una ebullición cultural grande alrededor del Museo, ahora mismo en Vigo no hay absolutamente nada. Y lo que queremos es dar apoyo a todas las fundaciones, artistas emergentes... para situarnos también en la vanguardia de la cultura.

Cuando anunciaron el reparto de áreas de Gobierno, llamó la atención que separasen por un lado Cultura y por otro Museo y Santa Clara, atribuyéndoselos a dos responsables políticos diferentes: usted y Rafa Domínguez. ¿Por qué esa división? ¿No generará cierta bicefalia o dificultará la gestión?
No, en absoluto. Rafa Domínguez y yo estamos en perfecta sintonía. Además, precisamente por la importancia que tiene el Museo de Pontevedra y Santa Clara en esta ciudad, era lógico que tuviese un trato diferenciado y especial; y la persona más indicada para llevar esa parte es Rafa. La otra parte es la promoción cultural y, por supuesto, también el apoyo a todo esto, que la llevo yo. Pero estamos absolutamente de acuerdo en todo y, de hecho, hablamos de cuestiones como recuperar la Bienal, que es algo que los dos teníamos muy claro. Somos un equipo y, aunque cada uno está centrado en su área, todo lo ponemos en común. Además, creo que es bueno que Rafa esté centrado en el Museo, en Santa Clara y en su ciudad, porque lo hará mejor que nadie. No hay absolutamente ningún problema, sino todo lo contrario.

¿Recuperar la Bienal será el gran reto de este mandato en materia de Cultura o habrá algún otro?
Habrá alguno más, hay que ir poco a poco. Tenemos un largo camino y hay que dosificar.

Vamos a pelear por seguir usando esa sede. Y si no es ahí, será en otro lado, pero no van a echar de Vigo a la Deputación

En el Museo ya ha habido cambios, empezando por el cambio de Dirección. ¿En Cultura también los habrá? ¿Paula Cabaleiro seguirá siendo la directora de Cultura?
Bueno, yo estoy haciendo ahora los cambios que considero oportunos. Quiero reorganizar las áreas, porque además creo que en Cultura y Deporte también puedo aprovechar muchas sinergias. E iremos tomando decisiones a lo largo de las próximas semanas.

Usted es la responsable de la Deputación en Vigo, ciudad en la que también ejerce como portavoz de la oposición en el Concello. La relación entre ambas instituciones no está siendo precisamente cordial y el primer conflicto estalló con la sede provincial... ¿Cómo puede afectar todo esto a la gestión de la Deputación en esa ciudad?
El deporte favorito del alcalde de Vigo es la confrontación. Antes confrontaba con la Xunta y ahora le toca hacerlo con la Deputación. Desde luego, lo que sucedió con la sede de la Deputación no lo entiende nadie. Es una rabieta de la expresidenta por haber perdido y, antes de que tomásemos posesión, ya nos querían echar. Desde luego, la Deputación va a seguir estando en Vigo les guste o no. Además, ya han pasado cien días. Ya tienen que digerirlo, darse cuenta de que han perdido la Deputación y, si quieren lo mejor para la ciudad y para la provincia, esa sede tiene que estar ahí. Nosotros hemos hecho alegaciones, estamos esperando a que nos contesten y, por supuesto, vamos a pelear por seguir utilizando esa sede. Ya lo estamos haciendo. Yo me reúno ahí con muchísmos colectivos, hacemos exposiciones, está abierto para que cualquier colectivo de la ciudad que quiera hacer cosas en ese edificio lo haga. Y si no es ahí, será en otro lado, pero no van a echar de Vigo a la Deputación. Es más, vamos a reforzarla y a dar más servicios. Esa confrontación de la que se nutre el alcalde de Vigo, los ciudadanos ya no se la creen. Desde luego, nosotros vamos a luchar porque la Deputación desarrolle proyectos en Vigo, pero proyectos lógicos, necesarios y buenos para la ciudad y para la provincia. Por tanto, lo que queremos es sentarnos, hablar y determinar esos proyectos. Lo que no va a ser la Deputación es el talonario de Abel Caballero. Se han acostumbrado a gobernar como si las instituciones fuesen su cortijo y a utilizar los recursos públicos sin ningún criterio. Y eso no puede ser.

Marta Fernández-Currás. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Marta Fernández-Currás. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

¿Es un ejemplo la grada de Gol de Balaídos? ¿Qué va a pasar con ese proyecto?
Por supuesto que vamos a invertir en Balaídos, porque es necesario acabar ese estadio y es un convenio que también se había iniciado con un Gobierno del PP; pero las cosas no se hacen con el ordeno y mando del señor Abel Caballero, porque ya no gobiernan la Deputación y ya no pueden hacer las cosas así. Nosotros estamos acostumbrados a gestionar de una forma eficiente y eficaz y no queremos que la grada de Gol se convierta en lo que fue la de Marcador: un sobrecoste brutal y ocho años de obra para que, al final, parte de los espectadores que se sientan allí no vean el campo. Eso no puede pasar. Por eso, lo que hemos dicho es: queremos plazos, queremos presupuesto, queremos el proyecto y queremos que el Celta también se involucre. Pero el alcalde no quiere hablar conmigo. Yo ya lo he dicho desde el minuto uno: no voy a ser un problema. Pero peor para él, porque en la Deputación nadie va a defender más a Vigo que yo.

El presidente de la Deputación se ha reunido ya con el alcalde de Pontevedra, pero con el de Vigo no hay todavía una fecha fijada. ¿De qué depende? ¿Cuándo se va a reunir Luis López, y no sé si usted también, con Abel Caballero?
Estarán pendientes de cerrar la fecha. Yo estoy segura de que el presidente se reunirá con él. Por supuesto Abel Caballero no querrá que vaya yo, pero bueno. Creo que esas cosas lo único que hacen es perjudicar a la ciudad. No sé qué le pasa conmigo, pero tiene un problema.

¿Entonces, desde la Deputación están dispuestos a que sea una reunión exclusivamente entre Luis López y Abel Caballero?
Yo no voy a poner ningún problema para lo que sea bueno para Vigo, porque eso para mí está por encima de todo. Lo que me parece es que tener ese tipo de actitudes es triste. Y creo que algo de machismo hay.

¿Van a ser los vigueses los perjudicados por esta guerra abierta entre Deputación y Concello?
No es necesaria una guerra abierta. Desde el Concello deben de pensar que, que hayan perdido la Deputación, no significa que tengan que empezar a confrontar. Nosotros estamos siempre a disposición y confrontar no es nuestro objetivo, sino al revés. Creo que el Concello tiene que rectificar en su actitud con la Deputación y conmigo, que soy la vicepresidenta primera de la Deputación y la que me ocupo de Vigo. Lo que están haciendo es una falta de respeto hacia la institución.

La relación del Gobierno provincial y la Xunta de Galicia sí ha mejorado sustancialmente con respecto a los dos últimos mandatos. ¿Qué espera de esa relación en las áreas que usted gestiona?
Cuando las administraciones suman, los beneficios para los administrados se multiplican. Y eso es lo que va a pasar. Por supuesto, estoy en continua comunicación con el secretario general de Deporte, con el conselleiro de Cultura y con sus directores generales. Hablamos para no duplicar actividades, sino para complementarnos y aprovechar las sinergias y los recursos. Vamos a hacer grandes cosas juntos.

¿Y le han ‘chivado’ en la Xunta para cuándo se convocarán las elecciones autonómicas?
No. Yo creo que eso solo está en la cabeza del presidente de la Xunta.

Estamos en un escenario bastante marcado por el clima electoral y las tensiones entre partidos. ¿Como ve el panorama político en España?
Agarrarse al poder a costa de lo que sea y ser capaz hasta de vender España como están haciendo, con el espectáculo que estamos viendo, me parece lamentable. Pero lo que más me preocupa es lo que nos estamos jugando como pontevedreses y como gallegos. No podemos consentir que nos traten peor que a cualquier otra comunidad o provincia. Y esto va a pasar, porque nos están vendiendo. Tenemos que defender lo nuestro. No queremos ser más que los demás, pero sí, como mínimo, iguales.