Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

VALDECORVOS

Quejas a la Valedora sobre accesibilidad y los pisos de Valdecorvos

Algunos de los presentes en la tarde de este miércoles durante sus intervenciones
Algunos de los presentes en la tarde de este miércoles durante sus intervenciones
Milagros Otero, que lleva nueve meses en el cargo, mantuvo este miércoles una reunión con los vecinos de la ciudad ► Las dificultades en el día a día de las personas con discapacidad o con enfermedades crónicas centraron buena parte del encuentro

¿Cómo consigue un particular que Fenosa saque un poste de la luz de su jardín? ¿A quién quejarse porque los edificios públicos no cuentan con servicios adaptados a las personas con problemas de movilidad? ¿Quién debería ocuparse de un menor con diabetes mientras está en el colegio? Los presentes en el encuentro de este miércoles manifestaron estos y muchos otros problemas durante la reunión que la Valedora do Pobo, Milagros Otero, mantuvo con la ciudadanía. La cita consiguió llenar la sala de conferencias de la Casa das Campás con personas que llegaban a título individual o como representantes de asociaciones y que no dejaban de levantar la mano para pedir la palabra. Las dificultades de accesibilidad para las personas con algún tipo de discapacidad centraron buena parte de la sesión, de modo que colectivos de este ámbito expresaron los problemas que tienen en su día a día para hacer vida normal.

Así, varios representantes de asociaciones de personas con problemas de audición lamentaron que la mayoría de edificios públicos no cuenten con bucles magnéticos, unos dispositivos que transforman la señal de audio en un campo magnético captado por los audífonos, lo que facilita la audición a personas con problemas de sordera. "Existe un edificio administrativo de la ciudad que tiene un bucle magnético y lo tiene apagado; los funcionarios no saben ni para que sirve", explicó uno de los asistentes a la reunión. Por su parte, un miembro de la Asociación Amizade, que integran personas con discapacidad, añadió que, aunque el Concello de Pontevedra hace esfuerzos por mejorar la accesibilidad en las calles, buena parte de los inmuebles públicos no cuentan con servicios adaptados a sus problemas de movilidad. Al igual que las personas con enfermedades intestinales y que están ostomizadas, a las que les resulta complicado vaciar las bolsas en váteres públicos porque necesitan que tengan una altura determinada. Tal y como explicó Ánxela Pérez, este colectivo también tiene problemas para hacer trayectos largos en autobús ya que necesitan hacer uso del cuarto de baño con frecuencia. Otra de las características de una persona ostomizada es que tiene que llevar siempre una mochila con gasas, bolsas y otros productos para realizar los cuidados necesarios. Sin embargo, Ánxela Pérez explicó que en los cines de Pontevedra revisan las bolsas para poder entrar, algo ilegal si no se trata de un agente de seguridad.

CINES. Otra de las características de una persona ostomizada es que tiene que llevar siempre una mochila con gasas, bolsas y otros productos para realizar los cuidados necesarios. Sin embargo, Ánxela Pérez explicó que en los cines de Pontevedra revisan las bolsas para poder entrar, algo ilegal si no se trata de un agente de seguridad. La misma situación denunció Ana Pérez, de Anedia (Asociación de Nenos e Nenas con Diabetes), que lamentó que en los cines de la ciudad requisen alimentos a quienes los llevan de fuera. "Los niños con diabetes necesitan llevar encima una mochila con alimentos e insulina", explicó. Además, Pérez llamó la atención sobre el protocolo de atención a niños con diabetes en los colegios, ya que no queda claro quién debe ocuparse de estos pequeños en caso de que ningún profesor se ofrezca voluntario. Del mismo modo, pidió a la Valedora formación para los docentes, para que comprendan que "un niño con diabetes tiene que poder comer en medio de la clase de Matemáticas o salir al baño en medio de un examen".

Los vecinos de Valdecorvos también tuvieron voz durante el encuentro y expresaron su descontento con la gestión que la Xunta está realizando de las viviendas de protección oficial de la zona. Facturas demasiado altas y poco claras, averías constantes en el ascensor, placas solares que no funcionan, una deficiente limpieza en los garajes y una gestoría poco eficiente "escogida a dedo por la Xunta" fueron algunos de los problemas que pusieron sobre la mesa tres de las vecinas de los pisos, que viven de alquiler, aunque tienen que pagar el IBI y el seguro de la vivienda (algo con lo que tampoco están de acuerdo).

Tras sus intervenciones, los asistentes tuvieron la oportunidad de rellenar varios formularios para dejar sus quejas por escrito. Pero la Valedora también tuvo que escuchar críticas hacia la institución que representa. Así, uno de los asistentes, dijo que el papel de la institución que representa es meramente decorativo y animó a Otero a dar "un paso adiante" para dejar de serlo. La Valedora, por su parte, defendió su independencia y aseguró que "non lles prometo solucionar os seus problemas, pero prométolles intentalo".

Quejas a la Valedora sobre accesibilidad y los pisos de Valdecorvos
Comentarios