lunes. 10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo

"Quizás deberíamos tener más miedo a las consecuencias psicopatológicas de la crisis"

El galeno Alfonso Casas, durante la entrevista. ARCHIVO
El galeno Alfonso Casas, durante la entrevista. ARCHIVO
Alfonso Casas, jefe de Psiquiatría del Área Sanitaria no ha detectado un incremento notable de trastornos psicológicos derivados de la pandemia. El doctor Casas vincula esto con el miedo de los pacientes a acudir a los centros sanitarios, aunque en su opinión la recesión tiene más papeletas que el coronavirus para afectar a la salud mental

El confinamiento y el temor al contagio amenazan la estabilidad mental de la población. ¿El servicio de Psiquiatría ha detectado un incremento de patología psicológica vinculada a la pandemia?
No, pero es un no con matices, porque el acceso de los usuarios a los centros de salud y, por tanto, a las unidades de salud mental ha estado muy restringida durante todos estos meses y continúa estándolo porque muchos usuarios todavía tienen miedo al contagio. No es fácil estar seguros de si esa ausencia de un aumento de una patología ligada a la covid-19 se debe a que no se ha producido ese incremento patológico o a que hay una retracción en la demanda. Hay casos individuales con patología previa que a lo mejor han desarrollado actitud fóbica y otros cuadros obsesivos a raíz de la pandemia, pero son casos puntuales.

Hay casos que a lo mejor han desarrollado actitud fóbica y otros cuadros obsesivos a raíz de la pandemia, pero son puntuales

Pero ¿qué sucedería si no hubiese esta restricción a los centros de salud? Hay expertos que están convencidos de que la pandemia tendrá efectos psicológicos. Los servicios de salud mental son de segunda línea, porque atienen de los pacientes que deriva Primaria. En estos meses los médicos de cabecera recibieron menos pacientes y, por extensión, nosotros también, por eso no significa que sea la realidad de la situación psicopatológica.

¿Cómo cree que es esa realidad?
No lo sabemos. Desconozco los argumentos que tienen los expertos que defienden un aumento de la patología derivada de la pandemia. Yo tengo mis dudas. De hecho, tampoco hemos visto un aumento de la atención de urgencias derivadas de patologías nacidas de la pandemia, pero eso no significa que no suceda. Lo que voy a decir ahora es una elucubración, pero quizás debemos tenerle más miedo a las consecuencias psicopatológicas de la crisis económica que empieza a padecer la población; en gente en paro o en ERTE, o gente con inseguridad grave sobre su futuro inmediato, en las que me temo que esto va a haber más impacto que el temor a la pandemia. Probablemente la patología se verá incrementada por estas causas en los próximos meses, cuando el impacto económico caiga sobre el conjunto de la población.

¿Está el servicio preparado para atender este previsible aumento de patología a causa de la crisis?
Igual que los hospitales tuvieron dificultades para atender el incremento de la demanda derivada de la covid-19, nosotros tenemos nuestra limitaciones de personal y de espacio. Todo depende del volumen de la demanda. En los últimos meses se ha realizado la contratación de un psicólogo y un psiquiatra para hacer frente al posible incremento de la demanda que pudiera surgir y teóricamente está programado un aumento de personal para este bienio 2020- 2021. Si eso será o no suficiente es difícil de saber, pero en líneas generales nuestro personal siempre está muy justo para la atención estándar.

¿De cuántos profesionales dispone el servicio?
18 psiquiatras y ocho psicólogos.

Pero si se ha hecho ese refuerzo de personal es porque se contaba con la aparición de más cuadros psicológicos detonados por el coronavirus...
No necesariamente, sino también por el sistema instaurado para atender a los profesionales. En nuestra área implementamos tres líneas de consulta para el personal sanitario en el Hospital do Salnés, Hospital Provincial y Montecelo.

El personal sanitario ha estado sometido a una gran tensión emocional, sobre todo los primeros días

¿Hubo demanda de apoyo psicológico por parte de los facultativos?
Poca, pero no es una novedad ni una rareza nuestra. En China también se ofrecieron líneas de apoyo emocional y terapéutico dirigidas a profesionales sanitarios que estaban en primera línea de la covid-19 y la demanda fue baja. Los chinos, como podríamos hacer ahora nosotros, lo explicaban alegando que los profesionales sanitarios tienden un poco a hacerse los fuertes. Entienden que su obligación es hacer frente a las exigencias de su trabajo y entre ellas se encuentra la posibilidad de contagiarse, algo que siempre ha estado ahí; no solo con la covid-19, sino también con el VIH y otras enfermedades. Luego hay otra explicación y es que en muchas ocasiones el profesional sanitario tiene vías paralelas de conseguir la atención sin recurrir al servicio específico: las conocidas como consultas de pasillo, en las que preguntan a un conocido o contactan por teléfono con un especialista, solucionando el problema fuera del circuito asistencial. Por unas razones y otras no ha habido una gran demanda de atención, aunque ello no quiere decir que no haya habido mucho impacto emocional en los profesionales sanitarios.

Porque ese impacto ha existido.
Yo lo he visto. Aunque no hayan requerido atención, en Montecelo y otros centros, el personal sanitario ha estado sometido a una gran tensión emocional, sobre todo los primeros días. La gente no tenía medios de protección o no sabía si eran suficientes. Había un gran desconocimiento, tensión y cierta conflictividad interna derivada de esa tensión. Con el paso del tiempo las cosas se fueron ordenando y eso fue disminuyendo.

Los usuarios, algunos con patología mental grave, han mostrado una resiliencia encomiable

¿Cómo ha afectado la pandemia a las terapias? ¿Se ha recurrido a la videoconsulta como han hecho otros servicios? ¿Se han pospuesto citas...? Desde el principio nuestro servicio recurrió a la consulta telefónica y ha tratado hacer las consultas presenciales que fuesen imprescindibles por seguridad del paciente y el profesional. La videoconsulta no ha sido posible porque no teníamos los medios técnicos.

¿Han percibido el empeoramiento de algunos pacientes con motivo del confinamiento o la imposibilida de acudir a centros de día?
En Pontevedra tenemos cinco pisos protegidos y en Vilagarcía otros dos que están a cargo de las respectivas asociaciones, pero atendidos por los servicios de salud mental del área. Y la verdad es que, a pesar de que los usuarios han tenido que soportar el confinamiento igual que los demás y de que algunos tenían patología mental incluso grave, se han portado estupendamente, así como todos los pacientes que están en residencias o que acudían a los centros de día y rehabilitación. Han mostrado una resiliencia encomiable, similar a la que podemos atribuir a la población en general. Han sido muy cumplidores de las normas que se fueron aplicando. Hay casos individuales de pacientes que sí han empeorado, porque lógicamente la atención telefónica no tiene en muchos casos la misma calidad que la presencial . No ves a la persona y no percibes igual el tono de voz. Pero no ha habido un empeoramiento tan generalizado, porque de haberse producido, habría repercutido en las urgencias u hospitalizaciones.

"Quizás deberíamos tener más miedo a las consecuencias...
Comentarios