domingo. 26.01.2020 |
El tiempo
domingo. 26.01.2020
El tiempo

El radar móvil peina la zona 10

Tres policías locales en el control realizado este sábado al mediodía en la calle Arcebispo Malvar. DAVID FREIRE
Tres policías locales en el control realizado este sábado al mediodía en la calle Arcebispo Malvar. DAVID FREIRE
La primera jornada de la campaña de control de velocidad en el centro, que se realizó en Arcebispo Malvar, se cierra sin denuncias ▶ Los vehículos que no respeten los límites, bicicletas y patinetes incluidos, se enfrentan a sanciones de entre 100 y 600 euros

El radar móvil peina desde este sábado la zona 10. Lo hace un día después de lo anunciado, ya que el mal tiempo durante la noche del viernes dificultó el correcto funcionamiento del dispositivo de tráfico, como aseguraron a este periódico fuentes de la Policía Local.

La primera jornada de la campaña de control de velocidad en el centro de la ciudad se cerró sin denuncias. El Velolaser instalado al mediodía en la calle Arcebispo Malvar, al lado de las escalinatas de acceso a la basílica de Santa María, no detectó ningún vehículo infractor.

La mayor parte de los conductores que subían por este vial, que une Orillamar con la Praza de España, se quedaron sorprendidos por la presencia policial en la zona. El punto de control era perfectamente visible gracias a la furgoneta aparcada en la zona.

Los agentes utilizaron el radar móvil para medir la velocidad de circulación de coches, motos, bicicletas y usuarios con patinetes. Todos ellos son objeto de la campaña puesta en marcha por el Concello hasta el próximo 5 de diciembre en el casco histórico, en el ensanche del centro de la ciudad y en O Gorgullón y Virxe do Camiño, dos de las calles por las que pasa el Camiño Portugués.

MARGEN DE ERROR. El Velolaser empleado por la Policía Local no será estricto en el cumplimiento de la zona 10, lo que significa que no se multará a ningún conductor que circule a once kilómetros por hora. El aparato tiene, además, un margen de error propio de este tipo de tecnologías.

Sobre el papel, los coches y motos que vayan de 11 hasta 30 kilómetros por hora en estas áreas de prioridad peatonal se exponen a una multa de cien euros. A los que circulen hasta 40 kilómetros por hora se les sancionará con 300 euros y la supresión de dos puntos del carné. Los que transiten de 40 a 50 kilómetros por hora se enfrentan a una infracción de 400 euros y la retirada de cuatro puntos; los que superen esta velocidad y lleguen a 60 se exponen a una multa de 500 euros y a la pérdida de seis puntos, los mismos que se les quitaría a los conductores que superen el límite de 60. A estos últimos se les impondría una sanción mayor, de 600 euros. A partir de 70 kilómetros por hora se considerará ya un delito contra la seguridad del tráfico.

Las sanciones económicas para ciclistas y usuarios de patinetes (eléctricos o no) que sean detectados a velocidades excesivas serán las mismas que para los conductores de coches y motos.

La zona 10 entró en vigor en Pontevedra el pasado 22 de octubre. La anterior gran medida de limitación de velocidad, la implantación de la zona 30 en todas las vías urbanas, comenzó en 2010.

El radar móvil peina la zona 10
Comentarios