Martes de carnaval ...el reloj del Entroido

Ravachol ejercerá de mediador para que Ence salga de Lourizán

Quiere reunirse con la Xunta y la pastera para que la empresa abandone la ría en 2018

Con traje y corbata. Así se presentó este lunes el loro más famoso de Pontevedra en la Praza da Peregrina para celebrar el Carnaval y tratar de solucionar durante estos días el asunto de actualidad que más debate genera entre los pontevedreses: la prórroga concedida a Ence por parte del Gobierno.


Hizo falta colocar dos pequeñas carpas para acoger a la Irmandade de Ravachol, que recrea la antigua botica de Perfecto Feijoo, en la que vivió el loro. Pero la lluvia no aguó la fiesta. Cuando pasaban unos minutos de la hora a la que Ravachol había citado a los pontevedreses (las 19.30 horas), comenzaron a oírse los tambores que acompañaban al animal en su camino por la calle de A Peregrina hasta la plaza del mismo nombre.


El ave tiene unas dimensiones de 2,40 metros de alto, 90 centímetros de ancho y de la cola a la cabeza mide 3,20 metros. Los miembros de la Asociación Recreativa de Xeve se pasaron las noches del último mes dando forma al protagonista del Carnaval. "Está fabricado cunha estrutura de ferro, madeira, recheo de viruta e cunha tea por fóra onde vai pegada a pluma", explicó el lunes Florencio Chantrero, presidente de la asociación.


Cuando Ravachol ya había llegado a la plaza en donde todos lo esperaban, sacó su atuendo de este Entroido y, mientras los miembros de la Irmandade do Ravachol anunciaban su llegada, fue descubriendo sus intenciones para este  año. Los miembros de la Asociación Recreativa de Xeve fueron vistiéndolo con una camisa blanca, chaqueta americana, corbata y gafas de pasta. "Ravachol vén disposto a poñer paz na comarca de Pontevedra, a poñer sentidiño no conflito máis importante e que crea máis debate na cidade: a permanencia de Ence na ría", contaban los miembros de la Irmandade de Ravachol, que protagonizaron la recreación de la botica de Perfecto Feijoo.


Del mismo modo, los integrantes de la asociación señalaron que el loro viene preparado para "convocar á empresa, ao Concello, a Xunta e ao Goberno central para negociar o traslado da factoría fóra de Lourizán".

La finalidad de Ravachol, que trabajará durante todo el Carnaval para solucinar este conflicto, es "devolver a praia aos pontevedreses e á ría o que é da ría sen perder un só posto de traballo". La presentación del loro con nombre de anarquista terminó con la música de Comando Foucellas, que animó la tarde en la antigua botica de Perfecto Feijoo, el que fuera propietario del loro original a principios del siglo XX.

Y es que fue precisamente el lunes de Carnaval de 1913 cuando falleció el popular animal, que pasó a ser el símbolo del Entroido pontevedrés desde entonces. Su carácter burlón e irreverente llega todos los años a la ciudad durante estas fiestas para reencontrarse con los pontevedreses. Esta vez se posiciona sobre la permanencia de Ence en la ría porque "é o asunto da actualidade que máis nos afecta aos pontevedreses", explicaba Chantrero tras descubrir el tema en torno al que gira la vestimenta de Ravachol de este año.

Quien se haya perdido la presentación del loro el lunes, todavía está a tiempo de verlo. El ave permanecerá en el Concello (Michelena, 30) a lo largo de toda la semana de Entroido y saldrá el próximo jueves para asistir a la final del Certame de Murgas de la ciudad. Su final llegará el domingo, cuando será incinerado poniendo fin a las fiestas.

Pero, por el momento, son días para "esquecer as penas, a fame do corpo e das ánimas, para encher a nosa cidade de ledicia, festa e diversión", tal y como indicaron el lunes los miembros de la Irmanda de do Ravachol.

Comentarios