martes. 17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo

El rechazo a la variante de Alba salta de nuevo al asfalto

Un momento de la manifestación que tuvo lugar el viernes. RAFA FARIÑA
Un momento de la manifestación que tuvo lugar el viernes. RAFA FARIÑA
▶ La Guardia Civil intervino para que los vecinos no se saltaran el recorrido

La plataforma de afectados por la variante de Alba retomó su movilización de los viernes, después de lograr los permisos pertinentes para su manifestación. La manifestación salió desde la capilla de Santo Paio, en Campañó, y discurrió en paralelo a la carretera de Vilagarcía hasta el punto del que saldrá el futuro vial que conectará la PO-531 con la N-550. La Guardia Civil tuvo que intervenir para que los vecinos no se saltaran el recorrido previsto.

El colectivo protagonizó la semana pasada una curiosa protesta al no conseguir la autorización de las autoridades a ocupar parte de la carretera de Vilagarcía: simular un entierro, con velatorio incluido, en la finca de un particular que acabó sembrada de cruces.

La coordinadora, integrada por vecinos de Campañó y Lérez, reitera que "no queremos la variante, ni más humanizada ni menos humanizada". También envía un mensaje al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo: "Dice que las carreteras tienen que pasar por algún sitio, pero curiosamente nunca lo hacen por los lugares de residencia de los políticos. Si tienen que pasar por algún sitio, que sea por el salón de su casa, señor Feijóo".

La plataforma considera "una tristeza que ninguna de las formaciones políticas haya tenido tiempo y ganas para reunirse con nuestros representantes, escucharnos y asesorarnos, aunque esto ya no nos estraña. Ya no pueden engañarnos más".

La plataforma de afectados por la variante de Alba envió un mensaje a la Xunta: Dice que las carreteras tienen que pasar por algún sitio, pero curiosamente nunca lo hacen por los lugares de residencia de los políticos

Los afectados por la variante de Alba señalan que todas las salidas desde la ciudad hacia las parroquias cuentan con aceras y alumbrado "excepto hacia Vilagarcía. Somos invisibles, salvo cuando quieres meter una nueva carretera. Por no tener, hay nucleos en Campañó que carecen de agua y alcantarillado. Ni siquiera hay parques infantiles aunque, eso sí, por esta parroquia pasa la carretera de Vilagarcía ( con 25.000 coches diarios), autopista del atlántico y variante de Poio. Alguien nos explicará algún día por qué todas las variantes se llamen como los lugares a los que alivian los problemas y nunca como el lugar al que más perjudica. Claro que entonces aquí tendríamos muchas variantes con nuestro nombre, Campañó".

El rechazo a la variante de Alba salta de nuevo al asfalto
Comentarios