jueves. 03.12.2020 |
El tiempo
jueves. 03.12.2020
El tiempo

Reflejos con los ojos de un borracho

Alumnos, con las gafas especiales. CHRISTIAN FERNÁNDEZ CHRISTIAN FERNÁNDEZ
Alumnos, con las gafas especiales. CHRISTIAN FERNÁNDEZ CHRISTIAN FERNÁNDEZ

SEGURIDAD VIAL ►Siete autoescuelas de la ciudad recibieron la pasada semana unas gafas especiales que simulan la visión de una persona bajos los efectos del alcohol para que los futuros conductores tomen conciencia de los riesgos. Ninguno de los que hace la prueba es capaz de superar situaciones sencillas como caminar en línea recta o apilar vasos

Todos lo dicen: "Yo controlo, hombre, no fastidies", "¿cómo no voy a ser capaz de llevar el coche? Si voy bien"... Expresiones tan contundentes como erróneas que se repiten cada fin de semana y, últimamente con más frecuencia, también de lunes a viernes.

Las sucesivas campañas de conciencia realizadas por la Dirección General de Tráfico han tenido calado, pero no el suficiente. El porcentaje de alcoholemias continúa aumentando cada año, aunque cabe señalar que no lo hace en los alarmantes porcentajes de hace un lustro, señal de que los conductores han empezado a tomar conciencia. "También influyen mucho las retiradas de los carnés, bien por experiencia propia o porque le ha ocurrido alguien cercano. El miedo es libre", sostiene uno de los monitores de Autoescuela Galicia, la única de la ciudad que imparte los cursos de recuperación de puntos.

Pero uno de los centros más aventajados en este empeño por concienciar sobre los riesgos del alcohol al volante es la autoescuela Chaves, pionera en la utilización de unas gafas que distorsionan la visión y la asemejan a la que tendría una persona bajo los efectos del alcohol. Es precisamente este instrumento didáctico el que acaba de ser repartido por el Concello entre siete centros de formación de conductores de la ciudad (Chaves, Tambo, Teucro, Peregrina, Cancela, Camba y Ecovial) que colaboran con el programa Cambio de Sentido, adscrito al plan municipal de conductas adictivas.

"Empezamos hace unos cuatro años, primero solo en verano, porque es cuando más gente viene a la autoescuela. Pero al ver que la experiencia tenía éxito, decidimos organizar los cursos con más frecuencia hasta ahora, que los impartidos cada dos semanas", explica Manuel Chaves, su propietario, quien subraya que el reparto de las gafas es producto de sus insistentes peticiones ante los servicios sociales del Concello.

"Después de esto, nunca cogeré un coche después de beber; y si puedo evitar que otros lo hagan, lo haré", asegura una alumna

Una vez puestas, con los ojos de una persona ebria, la realidad se distorsiona totalmente. Lo que parece un tranquilo paseo por una línea recta es, en realidad, un desvío de varios centímetros sobre la marca del suelo; apilar vasos de plástico se convierte en misión imposible; y las distancias estiran o encogen según el ángulo de visión. "También se ve afectada la percepción de los colores, sobre todo del rojo, con el consiguiente riesgo, por ejemplo, de no ver bien un semáforo o una señal", puntualiza Lidia Esperón, una de las profesoras de Chaves que acumula a sus espaldas varias horas de formación en esta materia. "En general los alumnos responden de una forma muy positiva, se conciencian y ven en sus propias carnes los peligros de conducir bajos los efectos del alcohol", explica.

Cambio de sentido. Desmontando mitos sobre drogas y alcohol
Entre los temas que se tratan en estas sesiones se encuentra la influencia del alcohol en la conducción, las recomendaciones en el caso de tener pensado beber alcohol, así como mitos relacionados con su consumo, además de cómo actuar ante una intoxicación etílica. Pero, además, también se aborda la influencia a la hora de conducción de otras drogas así como la influencia de los medicamentos.

A los futuros conductores también se les entrega un manual la tasa de alcoholemia que se podría alcanzar en función de las características de cada persona y el consumo de las diferentes bebidas.

MÁS SENSATEZ. Quienes aspiran a obtener en breve el deseado carné de conducir no dudan en someterse a este curioso test. "Organizamos grupos de unas diez personas y todos ven la reacción de los demás. Eso ayuda mucho", aclara Chaves.

Ninguno de los que han realizado los, a priori, sencillos ejercicios es capaz de completarlos con éxito. Cuando se retiran los anteojos y son conscientes de su resultado, estallan los gestos de sorpresa. "Pues yo estaba totalmente convencida de que seguía la línea recta", asegura una mujer tras percatarse de que había caminado paralela a la ruta correcta. "Después de esto ya no es que yo vaya a coger un coche después de tomar unas copas, sino que tampoco me subiré a uno cuyo conductor las haya tomado. Y si puedo evitar que coja el coche, aún mejor", explica otro alumno, tras ver frustrado su intento de levantar un inocente castillo de vasos de plástico.

Experiencias personales

Efectos Realidad distorsionada

Efectos. Realidad distorsionada CHRISTIAN FERNÁNDEZ - Gafas que simulan la visión de un borracho

Un ejercicio tan sencillo como apilar vasos de plástico para formar un castillo se convierte en misión imposible, debido a la distorsión que producen las gafas. Un efecto que, según los expertos, sufre cualquier persona que ha abusado del alcohol, aunque no se lo parezca.

Practicando Implicación de los alumnos

Practicando. Implicación de los alumnos CHRISTIAN FERNÁNDEZ - Gafas que simulan la visión de un borracho

Los cursos en autoescuela Chaves se organizan cada dos semanas y a los mismos suelen acudir entre ocho y diez alumnos. Todos participan con gran decisión en los desafíos que les plantea la profesora Lidia Esperón y la sorpresa es mayúscula al comprobar sus elevados niveles de error.

Didáctica Tomar conciencia de los riesgos

Didáctica. Tomar conciencia de los riesgos CHRISTIAN FERNÁNDEZ - Gafas que simulan la visión de un borracho

La realidad no siempre es la que percibimos por los sentidos. La vista juega malas pasadas, sobre todo bajo la influencia del alcohol y las drogas. Seguir una línea marcada en el suelo no es tarea fácil si las distancias aparecen totalmente transformadas por estas gafas especiales.

Reflejos con los ojos de un borracho
Comentarios