La reforma del antiguo bajo de Zara Home pone fin a la revolución comercial de la ciudad

Mientras la cadena del grupo Inditex está levantando la pared que separaba el inmueble cuando este estaba ocupado por el Cine Gónviz, los propietarios ya han colgado el cartel de "se alquila" ► Con esta obra se pone el broche final a unos meses de continuos e importantes movimientos en el entorno de la milla de oro
Imagen del antiguo bajo de Zara Home con el cartel de "se alquila". GONZALO GARCÍA
photo_camera Imagen del antiguo bajo de Zara Home con el cartel de "se alquila". GONZALO GARCÍA

Desde que Zara Home trasladase su tienda en Pontevedra a Benito Corbal el pasado mes de septiembre, nada se había vuelto a escuchar sobre el antiguo bajo que ocupaba. El local, situado en el número 5 de la calle Frei Xoán de Navarrete, siempre ha sido un lugar emblemático de la ciudad, en gran parte por albergar durante años el antiguo Cine Gónviz. Sin embargo, desde que la cadena de Inditex abandonase el inmueble después de casi 15 años de actividad en esa ubicación, nadie había respondido a la pregunta de qué ocurriría con ese establecimiento.

Pues bien, tras dos meses de silencio, la pasada semana se volvió a abrir la verja del local. El motivo no era otro que la obligatoriedad que tiene la empresa de devolver al establecimiento la misma imagen que tenía cuando lo alquiló en el año 2007.

En aquel entonces, este inmueble estaba dividido en dos. Por un lado, un bajo de unos 37 metros cuadrados, y por otro, un local con un sótano de 240 metros cuadrados y una planta de 204. Con el objetivo de tener un establecimiento más grande, Zara Home decidió tirar en ese momento la pared que los separaba y hacer así una tienda más amplia. Ahora, toca recuperar esa división y devolverle a sus inquilinos los dos locales en el mismo estado en el que la cadena los adquirió.

Por el momento, y según pudo saber Diario de Pontevedra, ninguno de los dos inmuebles está alquilado. Es más, en el de mayor tamaño se puede ver ya un cartel de "se alquila" de la Inmobiliaria Atlántida. En lo que respecta al pequeño, su propietario ha explicado a este periódico que "en cuanto nos lo devuelvan lo alquilaremos"pero es consciente de que "es difícil alquilarlo tal y como está actualmente el mercado, porque los bajos en Pontevedra están muertos y todo el mundo se quiere ir a Benito Corbal".

Lo que está claro es que con esta reforma se pone el broche final a unos meses de continuos movimientos en lo que respecta a los bajos comerciales.

Etapa de cambios

Que la calle de Benito Corbal registre movimientos comerciales no es de extrañar. Sin embargo, que las tiendas se muevan como si fuesen fichas de dominó por el entorno de la milla de oro sí lo es.

Todo comenzó en marzo de este año, cuando Gadis provocó una revolución comercial en el centro de la Boa Vila. El supermercado abandonaba el bajo número 26 de Benito Corbal y se trasladaba a la antigua gasolinera del edificio Costa Giráldez, abriendo así su supermercado urbano más grande de Galicia. Un nuevo local, con 2.200 metros cuadrados y 40 personas en plantilla, que se convertía en su buque insignia de la ciudad.

A esta importante mudanza le siguió otra del grupo Inditex. La firma textil Stradivarius se traspasaba del número 25 de Benito Corbal al 36, tomando así el relevo del supermercado Gadis. Abrió sus puertas el 9 de junio, momento en el que pasó a duplicar la superficie comercial con la que contaba.

Con este cambio, se abrió un abanico de posibilidades sobre quién ocuparía el antiguo local de Stradivarius. Duda que se resolvió cuando Inditex confirmó que sería Zara Home la cadena que se trasladaría hasta ahí. Un establecimiento de 400 metros cuadrados divididos en dos plantas.

A estos continuos movimientos le siguieron otros, entre los que destaca el cierre de la cadena de perfumerías Douglas, que se produjo en el mes de julio, así como la inmediata reapertura de la tienda Tezenis. La cadena, perteneciente al grupo Calzedonia, volvía a probar suerte en Benito Corbal este año, ocupando el bajo que abandonó Dentix en el 2020 tras entrar en concurso de acreedores. Dos años antes, esta marca de ropa interior había ocupado el local en el que ahora está la firma Tramas, dedicada al sector de ropa para el hogar.

Otras aperturas

Más allá de estos cambios, la milla de oro también registró otros movimientos en los últimos años. El 4 de febrero de 2021, por ejemplo, la panadería Acuña abría en el número 1 de Benito Corbal. En el mismo año, pero en junio, la tienda de ropa Seven llegaba a esta calle a ocupar el local de El Chiringuito. Justo después de que el establecimiento El Ganso también aterrizase en esta zona. Por último, Chema Sport cambió también de nombre a Base y, el 11 de marzo de este 2022, Parfois reabría tras una reforma en su local.

Cine Gónviz cerró sus puertas en diciembre de 2001
El bajo que ocupaba hasta este mismo año la cadena Zara Home en la calle Frei Xoán de Navarrete tiene una larga historia a sus espaldas. En 1973 se inauguraba allí el Cine Gónviz, una de las salas con mayor tradición en la Boa Vila, ya que era uno de los más grandes de la ciudad.

Funny Girl, de Barbara Streisand, fue la primera película que se proyectó en aquella sala. Sin embargo, 28 años más tarde, el 19 de diciembre de 2001, el cine proyectaba su última película, convirtiéndose así en uno de los últimos en bajar la verja. Este hecho provocó un nuevo y drástico capítulo en el declive de la empresa Fraga.

a presencia de la empresa de espectáculos en la ciudad empezó a reducirse con el cierre de Cine Malvar, en 1996, el más antiguo de Pontevedra, ya que se inauguró en 1948, y terminó con la clausura del Cine Victoria, en 2002, otra de las tres grandes salas de la capital de la provincia por aquel entonces. En lo que respecta a Cine Gónviz, la empresa Fraga vendió el local al grupo Corbal y el alquiler a la compañía de Amancio Ortega, que utilizó el vestíbulo y el sótano del antiguo cine.

Comentarios