La reforma de Barcelos no estará lista hasta mayo

El Concello amplía en cuatro meses los plazos para la finalización de los trabajos tras surgir distintos imprevistos ►Setga recibe la segunda prórroga para rematar el nuevo alumbrado en la zona Sur de la ciudad
Las obras en Barcelos cortaron ayer la Rúa do Rouco. DAVID FREIRE
photo_camera Las obras en Barcelos cortaron este jueves la Rúa do Rouco. DAVID FREIRE

La reforma de Barcelos se retrasa por motivos externos a la obra. El Concello aprobó este jueves una prórroga del contrato para que la empresa pontevedresa EC Casas finalice la mejora de los viales perimetrales de la céntrica plaza. La adjudicataria dispondrá hasta el próximo 15 de mayo para rematar los trabajos, que se vieron afectados por cuestiones como las obras en fachadas de edificios del entorno.

La reurbanización de la zona supondrá un importante cambio estético y funcional. El proyecto, que supera los 1,9 millones de euros, contempla la renovación de todos los servicios subterráneos, la ampliación de aceras y el cambio del pavimento. Los adoquines serán sustituidos por asfalto, que será de tipo pulido.

El aparcamiento también se modificará. Las plazas serán de servicios, limitadas a 15 minutos, y estarán ubicadas frente a los negocios. También se reordenará el tráfico, prohibiendo la bajada desde Benito Corbal. Solo podrá accederse a Barcelos desde Perfecto Feijóo y salir hacia la Rúa do Rouco. Los dos accesos al parking subterráneo, de pago, se mantendrán.

El aumento de plazos también se aplicará a otro contrato municipal: el de la renovación del alumbrado público en la zona Sur de la ciudad, desde Orillamar hasta la estación de autobuses. La empresa Setga recibe así la segunda prórroga para rematar con la instalación de la nueva iluminación.

La adjudicataria dispondrá de dos meses más para cumplir su contrato, que deberá estar listo el próximo 13 de febrero. La anterior prórroga, que finalizaba en diciembre, era de tres meses y se aprobó por los efectos negativos de la huelga del metal y la crisis de suministros.

El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, informó de que, en esta ocasión, la nueva moratoria se justificó en base a los efectos del temporal, que impidieron el cambio de las 1.649 luminarias.

El regidor del BNG anticipó que una vez finalizado este servicio, el plan de renovación del alumbrado llegará a Lérez y O Burgo. Otras zonas pendientes son Salcedo, Tomeza y el casco histórico.

Comentarios