Viernes. 15.12.2017 |
El tiempo
Viernes. 15.12.2017
El tiempo

La reforma de la carretera vieja de Marín se tramitará en la Deputación para agilizar plazos

Tramo de la calle Rosalía de Castro, en la carretera vieja de Marín, que será reurbanizado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Tramo de la calle Rosalía de Castro, en la carretera vieja de Marín, que será reurbanizado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Concello firmará un convenio con la entidad provincial para facilitar la obra, que prevé la apertura de un nuevo vial no incluido en el PXO

La reforma del tramo de la calle Rosalía de Castro entre la glorieta de Fernández Ladreda y el puente del tren se tramitará en la Deputación para agilizar los plazos. El Concello prevé firmar un convenio con la institución provincial para facilitar esta obra en la vieja carretera de Marín porque contempla la apertura de un nuevo vial, a la altura del parking disuasorio de Mollavao, que no está incluido en el plan urbanístico de Pontevedra: el PXOM.

La actuación diseñada por el Gobierno local figurará en los Presupuestos de 2018 en el capítulo de ingresos. Será a través de los acuerdos económicos con la Deputación, que aportará 2,5 millones de euros a las arcas municipales para distintas infraestructuras.

El proyecto impulsado por Pontevedra afecta a unos 550 metros de Rosalía de Castro (PO-546), que pasaría a tener aceras más anchas y un carril de sentido único de salida de la ciudad, hacia Marín. El estacionamiento también se vería afectado porque se reduciría a una sola hilera y se estudiaría la creación de plazas de servicios, es decir, con 15 minutos de límite de tiempo para aparcar.

La actuación incluye también la apertura de un nuevo vial a la altura del puente del ferrocarril. Tendría una longitud de 200 metros y atravesaría la parcela de suelo protegido que está al lado del parking disuasorio de Mollavao, que mejoraría el acceso para los coches.

Esta nueva carretera serviría para desviar el tráfico rodado procedente de Marín, que ya no podría circular por la PO-546 para llegar a la ciudad. Los vehículos se desviarían hacia la ría, esto es, hacia la autovía. Para ello, el Concello proyecta la construcción de una rotonda en el acceso desde el interior de Mollavao y una especie de isleta para las incorporaciones desde Orillamar.

XUNTA Y COSTAS. Los trabajos no solo precisan el visto bueno de los técnicos del Concello y la Deputación, sino también de otras dos administraciones: la Xunta y el Ministerio de Medio Ambiente.

El Gobierno gallego ha manifestado ya su intención de desbloquear el proyecto y ceder el tramo de vial que Pontevedra precisa para llevar a cabo la reurbanización de la carretera vieja de Marín. El segundo permiso obligatorio para ejecutar las obras depende de la Dirección General de Costas, que tendría que aprobar la cesión de suelo de dominio público marítimo-terrestre para la construcción del nuevo vial entre la ría y Mollavao.

El Concello cifra el proyecto, que no dispone de calendario fijo, en unos tres millones de euros.

La reforma de la carretera vieja de Marín se tramitará en la...