La reforma integral de A Santiña destapa un lavadero del siglo XIX

El arqueólogo recomienda conservar los pilones y mantenerlos a la vista. Mosquera dice que la afectación del hallazgo a los trabajos "é absolutamente mínimo"
Vista del hallazgo, al lado de la fuente de agua que hay en A Santiña. DAVID FREIRE
photo_camera Vista del hallazgo, al lado de la fuente de agua que hay en A Santiña. DAVID FREIRE

La reforma integral de A Santiña destapa la existencia de un antiguo lavadero en debajo de esta calle. El hallazgo se produjo en el tramo más cercano a la Rúa da Gándara y los técnicos sitúan la construcción del mismo entre 1890 y 1902, esto es, entre finales del siglo XIX y principios del XX. La datación se basa en una fotografía de la época, de Zabala

El concejal de Obras, Cesáreo Mosquera, informó este lunes de que el arqueólogo municipal recomienda conservar los pilones hallados en el barrio de O Burgo y dejarlos a la vista. La misma tesis la defiende el Gobierno local, que considera que "sería bo" mantener este bien como ejemplo de recuperación patrimonial

La decisión final podría tenerla la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, al que se remitirá el correspondiente informe. El organismo dependiente de la Xunta deberá determinar qué se hace con el viejo lavadero. 

Las piezas encontradas en A Santiña están en buen estado de conservación, pero al estar asociada a una fuente natural, la zona se anega con facilidad. Por este motivo, si se quiere musealizar la estructura habría que canalizar un desagüe y garantizar la seguridad de este ámbito con una barandilla y la posible sujeción del muro más próximo. 

Un proyecto de más de 1,8 millones de euros

Mosquera aseguró que la afectación de este hallazgo a la reurbanización de A Santiña "é absolutamente mínimo". Su ejecución, que obliga a cortar la calle por tramos, avanza a buen ritmo. 

Restos del lavadero hallado en A Santiña. DAVID FREIRE
Restos del lavadero hallado en A Santiña. DAVID FREIRE

El proyecto para humanizar el último tramo urbano del Camiño Portugués en Pontevedra costará algo más de 1,8 millones de euros. La empresa encargada de la obra, Civis Global, tiene un plazo de doce meses para su finalización.

Además de la renovación de los servicios subterráneos, los trabajos incluirán la creación de una plataforma única en los 800 metros que mide la calle; nueva iluminación (cuyo cableado irá soterrada); mobiliario y arbolado.

Comentarios