Jueves. 27.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 27.06.2019
El tiempo

Reigosa pide que la dificultad de las ABAU sea "semellante" en todas las comunidades

Alumnos en medio del examen de Lingua Castelá e Literatura. DAVID FREIRE
Alumnos en medio del examen de Lingua Castelá e Literatura. DAVID FREIRE

El boom de la literatura hispanoamericana y la poesía de Antonio Machado, los temas de las primeras pruebas ▶ El rector de la UVigo sigue los exámenes desde la ciudad de Pontevedra

Dificultad "semellante" para garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la universidad. Es lo que pidió el rector de la Universidade de Vigo este miércoles durante la celebración de las pruebas ABAU (la tradicional Selectividad) y después de la polémica suscitada en los últimos días por los diferentes niveles de exigencia en función de las comunidades. Manuel Reigosa apeló a la CRUE (Conferencia de Rectores de Universidades Españolas) para trabajar durante el próximo año "limando as diferenzas que poidan existir entre unhas e outras comunidades".

El rector señaló que "é obvio que cunha proba única e cuns procedementos de corrección semellantes está solucionado o problema". Sin embargo, Reigosa matizó que, dado que las pruebas tienen también sus peculiaridades en las distintas autonomías, podría optarse por "outras solucións", como, por ejemplo, ser más estrictos con los criterios de evaluación.

Reigosa puso de plazo este año para solucionar estos problemas y aseguró que espera que en las próximas pruebas ABAU se puedan tener unos criterios más igualitarios entre las diferentes comunidades.

Las declaraciones se produjeron durante una visita del rector a la ciudad de Pontevedra para seguir de cerca la celebración de las pruebas. En la ciudad se examinaron 1.080 alumnos, un 6% menos que el año pasado, en tres facultades (Ciencias Sociais e da Información, Escola de Enxeñería Forestal y Ciencias da Educación e do Deporte).

En cuanto a los temas de los primeros exámenes, el alumnado tuvo que trasladar sus reflexiones y argumentos sobre violencia machista, la corrección política, la obra de García Márquez o la II República, entre otras cuestiones.

La prueba de Lingua Castelá e Literatura II marcó el arranque de la jornada. En el caso de la primera opción que podían elegir los alumnos, el examen recogía un artículo de Almudena Grandes para el diario El País en el que la autora aborda la diferenciación de la violencia machista respecto a otras formas de odio y agresiones, considerando que se trata de una tradición criminal. Los aspirantes tuvieron que argumentar sobre las ideas contenidas en el texto, además de realizar un comentario crítico. Asimismo, los jóvenes tuvieron que hacer un análisis de personajes de La Fundación, de Antonio Buero Vallejo, a través de un fragmento de la obra.

Finalmente, la opción abordaba cuestiones sobre la narrativa hispanoamericana de la segunda mitad del siglo XX y el boom protagonizado por Borges, Cortázar o García Márquez.

La opción B estaba presentada por un texto de Muñoz Molina para El País en el que se reflexiona sobre el debate entre la corrección política y la libertad de expresión y de la creatividad, en un momento en el que parece que el odio es cada vez más respetable o legítimo y la agresividad del lenguaje va en aumento en los foros, las redes sociales o la política.

Además, el examen proponía abordar el género literario de La Verdad sobre el caso Savolta, apoyándose en un fragmento de la obra, además de disertar sobre las trayectorias poéticas de Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez.

El siguiente examen de la mañana fue el de Historia de España. En esta ocasión, los alumnos podían elegir entre realizar una redacción sobre la restauración de Felipe VII y del absolutismo o abordar las grandes reformas de la II República.

Examen en el CRE de la Once. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
[Examen en el CRE de la Once. JAVIER CERVERA-MERCADILLO]
 

DIVERSIDAD. El rector de la UVigo visitó el Centro de Recursos Educativos (CRE) de la Once, que acogía las pruebas adaptadas a personas con diversidad funcional, para seguir el transcurso de la mañana de exámenes. Diez jóvenes hacían este miércoles las pruebas allí, cinco de ellos por tener discapacidad visual y otros cinco con problemas de movilidad o algún tipo de trastorno que les impide realizar las pruebas por escrito y que necesitan hacerlas con ordenador. Estos alumnos tuvieron algo más de tiempo para realizar sus exámenes ya que, en el caso de los exámenes en braille, se tarda más en leer, "una persona que lee en braille lo hace tres veces más lento que otra que lee con la vista", explicaba el director del CRE de la Once, José Ángel Abraldes. En este sentido, Abraldes añadió que "las personas con discapacidad están obligadas a tener que superar todos los días muchas pruebas, ya desde que sales a la calle y te encuentras el primer coche en la acera. A estas personas, todo lo que hacen les cuesta mucho esfuerzo y eso hace callo, por eso en la Once tenemos estudiantes magníficos", comentó refiriéndose a los alumnos con discapacidad visual que hicieron los exámenes.

Manuel Reigosa quiso también reconocer en su intervención el mérito de "persoas que teñen algunha dificaultade engadida e que, nembargantes son quen de facer as cousas como os demais". En este sentido, dijo que la UVigo trabaja para ser un centro inclusivo, para "non desperdiciar nin unha pinga de talento de ninguén".

En total hay 116 personas en la provincia con algún tipo de discapacidad que realizan estos días la ABAU, aunque la mayoría de ellos hacen las pruebas junto a sus compañeros, pese a tener novedades en los que se refiere a la corrección. "Teranse en conta os problemas de dislexia á hora de corrixir os erros ortográficos", explicaba uno de los delegados de la UVigo en la Ciug.

Reigosa pide que la dificultad de las ABAU sea "semellante" en...
Comentarios