jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

La residencia de Campolongo, "libre de coronavirus"

Dos usuarias de la residencia de Campolongo, este martes, mirando por la ventana desde la sala de estar. DAVID FREIRE
Dos usuarias de la residencia de Campolongo, este martes, mirando por la ventana desde la sala de estar. DAVID FREIRE
Los más de cien de usuarios del geriátrico, el único público que hay en Pontevedra, han dado negativo en las pruebas de la Covid-19

"Libre de coronavirus". Los más de un centenar de usuarios de la residencia de mayores de Campolongo han dado negativo en la prueba de la Covid-19. Así lo aseguró este martes a este periódico Francisco Núñez, delegado del Sindicato de Empregados Públicos de Galicia (Sepxga) en el comité de empresa de la Consellería de Política Social. "É unha boa noticia e froito do bo traballo que se está a facer. O risco cero non existe. E o azar, ás veces, pode xogar unha mala pasada. Pero os protocolos de prevención están a aplicarse de forma rigorosa", explica.

"Casualmente este domingo deron os resultados dos test, que se fixeron hai oito días. Os maiores están algo máis animados agora, despois de semanas algo decaídos por esta situación. Son conscientes de que o confinamento dá resultados", apunta María Jesús Iglesias, que trabaja como camarera y limpiadora en el centro y que también es delegada sindical de Sepxga.

María Jesús Iglesias. Camarera y limpiadora del centro
"Estamos con moito traballo. Para nós non hai domingos nin festivos. Cansos, si, pero alegres de que os maiores estean ben"

María Jesús reconoce que los primeros días del estado de alarma, que entró en vigor el pasado 15 de marzo, la tensión era máxima en la residencia. Todos sus internos son pacientes de riesgo. Muchos por su edad y otros, además, por las patologías que presentan.

"Ao principio foi todo caótico. Estabamos moi xustos de persoal. E os equipos de protección individual (EPI) eran escasos", señala esta empleada, que trabaja en este geriátrico desde hace 18 años.

TRES COMEDORES. El centro, dependiente de la Xunta, ha reforzado su plantilla ante la "sobrecarga" laboral derivada de la cuarentena. Según datos del sindicato Sepxga, la Consellería de Política Social incorporó a personal de las guarderías, que permanecen cerradas por la alerta sanitaria. "Agora hai unas 120 personas traballando alí. Antes eran entre 80 e 85", indica Francisco Núñez, que recuerda que en las residencias se han extremado las medidas para evitar contactos de riesgo y posibles contagios.

En la de Campolongo se han habilitado tres comedores. Los internos los utilizan por turnos y bajo las correspondientes normas de distanciamiento entre ellos. Los usuarios denominados "válidos", que tienen mayor autonomía, van en dos turnos: uno por cada planta que ocupan en esta residencia, la única de gestión pública en la ciudad de Pontevedra. En los otros dos espacios se distribuyen los internos "asistidos", que tienen un grado de dependencia mayor y precisan ayuda para comer.

LIMPIEZA. Una de las rutinas diarias en este centro tiene que ver con la limpieza. La plantilla incluida en este servicio tiene que repasar a diario los pomos, las manillas o los cristales. "A desinfección é vital. Hai que estar moi atento a calquera superficie que se poida tocar coas mans", apunta Núñez, que trabaja en una residencia de mayores del área sanitaria de Vigo.

Un destacamento de la Brilat se desplazó en la mañana de este miércoles al geriátrico de Campolongo para reforzar la higienización del centro.

ESFUERZO. La seguridad e higiene en el centro pontevedrés es "fundamental" para mantener a raya el coronavirus. "Estamos con moito traballo. Para nós non hai domingos nin festivos. Se estamos cansos? Si, moito. Pero tamén estamos alegres de que os maiores estean ben. Para nós iso é o importante", subraya María Jesús Iglesias, que reivindica el trabajo "invisible" que realiza su colectivo, el de las camareras y limpiadoras.

"O máis grato é ver o agradecidos que están os usuarios. Con nós e con todo o persoal asistencial. Algúns ata falan da gripe española de 1918", apunta esta empleada, que afirma que hay internos en contacto con sus familias por teléfono.

En el Chup. Traballadores da Sanidade Pública teme el recorte de contratos en verano
Traballadores da Sanidade Pública (TSP) puso este martes el acento en la posibilidad de que el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (Chup) recorte contratos durante el verano.

La denuncia la hicieron pública este martes a través de un comunicado de prensa, en el que instaron al Sergas e evitar esta situación. "Acabamos de saber que, mentres nos medios de comunicación din agradecer os servizos prestados polo persoal de plantel contratado, voluntarios en período de formación e mesmo xubilados, por outra banda, en xuntanzas con distintas supervisións de Enfermaría, veñen de esixirlle que recorten o posible as contratacións de verán e se distribúan en catro meses o desfrute das vacacións anuais", señala TSP.

La residencia de Campolongo, "libre de coronavirus"
Comentarios