Las restricciones por la Copa del Mundo de triatlón se suavizarán durante la prueba autonómica

El domingo por la tarde se podrá circular por Cruz Vermella y el centro histórico, cerradas por la mañana
Plano difundido por la Policía Local. DP
photo_camera Plano difundido por la Policía Local. DP

La celebración el próximo domingo de la Copa del Mundo de triatlón y de la prueba autonómica obligarán restringir la circulación en una ciudad convertida en circuito. Las restricciones más duras estarán vigentes entre las 9 y las 15.30 horas, que estarán se vetarán al tráfico las calles Fernando Olmedo, Cruz Vermella, la avenida de Buenos Aires entre los puentes de Santiago y Os Tirantes o el centro histórico.

La situación se suavizará por la tarde. Entre las 15.30 y las 20.30 horas, con la disputa de la segunda prueba, el campeonato autonómico de triatlón, se abrirán a la circulación tanto Cruz Vermella como el centro histórico, manteniendo cerradas el resto de calle afectadas. Un cambio en el circuito de la prueba, realizado ayer tras cambiar la planificación anunciada el martes, permite dar salida a la circulación por Cobián Rofficnac y Padre Amoedo hacia la avenida de Buenos Aires en sentido Marín.

Respecto al estacionamiento, a partir de las 23.00 horas del jueves ya no se podrá aparcar en la avenida de Buenos Aires, entre el puente de los Tirantes y la pasarela peatonal de la Illa das Esculturas, según consta en el plan diseñado por la Policía Local. Asimismo, desde las 8.00 horas del sábado 23 tampoco se podrá estacionar en el aparcamiento disuasorio de la calle Juan Manuel Pintos, frente al pabellón municipal; y desde las 21.00 horas tampoco en las demás calles afectadas.

Estas serían Padre Amoedo, Cruz Vermella, Salustiano Portela Paz, Sobrido Buhigas, Álvaro Cunqueiro, avenida de Buenos Aires entre el puente de O Burgo y el de Os Tirantes, Padre Gaite, Fernando Olmedo y Celso Emilio Ferreiro, así como los viales del campus universitario y la avenida de Compostela.

La Policía Local recuerda que los vehículos que estacionen con posterioridad a la colocación de las vallas serán denunciados y trasladados al depósito de la grúa municipal. La multa es de 315 euros.

Asimismo, la Policía ha habilitado el teléfono 986 83 30 80, al que podrá llamar cualquier persona afectada por las medidas para regular la movilidad y los aparcamientos durante este evento.

Comentarios