domingo. 25.08.2019 |
El tiempo
domingo. 25.08.2019
El tiempo

El retablo de la Peregrina se blinda diez años contra los insectos

Los operarios desmontando los andamios. DP
Los operarios desmontando los andamios. DP

Los trabajos de mantenimiento del retablo descubrieron más carcoma en su parte trasera

El Santuario de la Divina Virgen Peregrina reabrió este lunes sus puertas tras permanecer cerrado al culto y a las visitas durante toda la semana pasada con motivo de los trabajos de limpieza y, al mismo tiempo, eliminación de la carcoma que afectaba al retablo mayor. El tratamiento aplicado para combatir el ataque de los insectos tiene garantizada una efectividad de diez años, según explica Laura García Couto, la restauradora de la empresa Naturgalia, S.L., que se encargó de los trabajos de mantenimiento.

La operación de desinsección resultó más compleja de lo que se preveía por la detección de xilófagos no solo en las partes altas del retablo (donde están situados dos angelotes de madera) sino también en la zona posterior del arco y de las dos columnas laterales del conjunto artístico de estilo neoclásico.

"Fue un acierto que la Cofradía de la Peregrina hubiera encargado la limpieza del retablo porque eso permitió efectuar la inspección en la que detectamos la presencia de carcoma y actuar a tiempo, antes de que los daños resultasen irreparables", subraya Laura García.

La experta explica que el producto contra la carcoma la aplicó "por aspersión" un operario que se descolgó desde un andamio para evitar apoyarse en la estructura del retablo.

El importe de la restauración del retablo diseñado por el arquitecto académico Melchor de Prado y Mariño en 1789 ronda los 9.000 euros

"De entada, todo está perfectamente controlado. Hasta dentro de diez años no debería repetirse el problema de la carcoma, aunque lo aconsejable sería que el próximo tratamiento se aplicase dentro de siete u ocho años, o por lo menos efectuar en ese plazo una nueva inspección", comenta la experta.

La última intervención oficial de cierta relevancia en el retablo tuvo lugar hace ocho años. La restauradora señala que todos los bienes culturales en madera policromada (como es el caso del retablo de la Peregrina) presentan las mismas patologías y son igual de sensibles a los mismos agentes externos (entre ellos la humedad y los cambios de temperatura), que favorecen la aparición de insectos xilófagos, hongos y, en ocasiones, pudrición.

El importe de la restauración del retablo diseñado por el arquitecto académico Melchor de Prado y Mariño (de la escuela de Gambino Ferreiro) en 1789 ronda los 9.000 euros. La entidad religiosa que preside Ignacio Landín sufraga la totalidad del coste de las obras.

El templo donde se venera la imagen de la patrona de la provincia y del Camiño Portugués de peregrinación a Santiago estrenará en las fiestas del verano alfombras, retablo rehabilitado y carroza restaurada.

El retablo de la Peregrina se blinda diez años contra los insectos
Comentarios