martes. 31.03.2020 |
El tiempo
martes. 31.03.2020
El tiempo

Una ría, dos modelos para depurarla

Partidos e instituciones debaten la mejor solución para sanear la ría. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Partidos e instituciones debaten la mejor solución para sanear la ría. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El BNG apuesta por las pequeñas depuradoras para que cada concello trate sus vertidos mientras la Xunta lo ve técnicamente inviable y quiere por una EDAR central ampliada

Dos modelos para un mismo y crucial problema. Nadie duda a estas alturas de que la depuración y vertido a la ría de las aguas residuales de los concellos de la comarca es deficiente. Pero existen profundas diferencias sobre qué hacer para solucionarlo.

Bruselas, que tiene a Galicia apercibida de sanción, exige un plan concreto para seguir poniendo fondos a disposición del asunto y no acabar multando a la comunidad autónoma.

Lo que parece imposible a estas alturas es trasladar un proyecto a la UE respaldado de forma unánime por todos los Concellos y los partidos políticos.

La Consellería de Infraestruturas presentará el viernes su propuesta: una ampliación de la depuradora de Os Praceres hacia los terrenos de Ence (25.000 metros cuadrados y 50 millones de inversión), que duplicaría la capacidad actual de la EDAR y cubriría las necesidades actuales y futuras de Pontevedra, Poio, Marín y Vilaboa.

Este martes, el diputado nacionalista Luis Bará dejó claro que esta opción se topará de frente con la oposición de su grupo parlamentario y con la del Concello de Pontevedra, al menos en el grupo municipal del BNG.

Bará aclaró que el Bloque "está de acordo coa mellora desta instalación, que está obsoleta, pero opoñémonos a esta proposta de ampliación. Non imos consentir que Os Praceres se converta no funil por onde ten que pasar a merda de catro concellos, ou cinco se temos en conta que parte de Ponte Caldelas tamén verte cara o Lerez".

Recordó además la "urxencia" de la Xunta y el Estado por actuar en la ría, "onde todos sabemos que a calidade das augas é moi deficiente, sobre todo no interior da ría", y aludió también a la "espada de Damocles dunha ameaza de sanción por unha sentenza da UE pola mala calidade das augas nun espazo declarado zona sensible onde se requiren coidados especiais tanto dos vertidos residuais como dos industriais".

La alternativa del BNG pasa por "construír máis depuradoras pequenas noutros concellos. Hai que ter en conta que na ría de Pontevedra hai tres depuradoras, mentras que na de Vigo hai nove e na de Arousa hai once; case todos os concellos destas rías teñen depuradoras. Soutomaior mesmo ten dúas. A anomalía é que nesta ría hai só tres", comentó Bará.

La Xunta sostiene en cambio que las minidepuradoras fueron una solución adoptada en otras épocas y apunta que "hoy en día las recomendaciones técnicas pasan por la solución que estamos planteando".

En medio, el resto de concellos afectados ven con buenos ojos la ampliación de la EDAR de Os Praceres, que incluye la recuperación urbanística de parte de los terrenos que inicialmente iban a ser afectados por este proyecto, ahora trasladado a la parcela de Ence. Y los vecinos, divididos, aguardan a conocer los detalles, que serán presentados por la consellería el viernes, en una nueva reunión de la Mesa polo Saneamento da Ría, órgano que lleva un año sin reunirse.

La decisión que salga de los debates en las próximas semanas será clave para resolver un problema histórico en la ría y también para evitar el tirón de orejas de Bruselas.

DRAGADO DEL LÉREZ Y ENCE. Pero no son las únicas cuestiones pendientes en la ría. Este mismo martes, el diputado Luis Bará lamentó la tardanza en el dragado del Lérez. "Da a sensación –dijo– de que o PP, Portos e a Xunta están buscando excusas para non reslver este asunto. Hai un acordo plenario que pide unha solución para eses verquidos sen os depósitos na ría de Arousa, en Sálvora". Para el BNG la solución sería que "unha parte dos lodos inocuos se adiquen a rexenerar os bancos marisqueiros, porque hai un acordo cos mariscadores e son inocuos, mentras que outra parte de lamas do club naval e de outras zonas terían que levarse a terra e tratalas en plantas especializadas".

La tercera pata de la política del BNG con respecto a la ría es Ence. En este frente los nacionalistas apostarán por conseguir presencia en el Parlamento en Madrid para "defender a axenda galega" y la no renovación de la prórroga de la pastera en la ría. En un segundo aspecto, ya centrado en la política ambiental a nivel parlamentario, Bará seguirá de cerca las cuestiones relativas a la quema de aceites industriales en las instalaciones. El BNG preguntará en comisión parlamentaria este mismo mes "se se considera que esta queima de aceites industriais vulnera a Autorización Ambiental que non permite este tipo de queimas". También se interesará por las estaciones de medición de emisiones de Campelo y Campolongo que, afirma Bará "segundo a Xunta, non serven para medir esas emisións".

Una ría, dos modelos para depurarla
Comentarios