miércoles. 23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo

Las Rías Baixas atraviesan el verano más suave y húmedo de los últimos cinco años

La Praza da Peregrina, con turistas con paraguas: EMILIO MOLDES
La Praza da Peregrina, con turistas con paraguas: EMILIO MOLDES
La borrasca deja a su paso más de 20 litros por metro cuadrado

Temperaturas máximas de 29,9 grados centígrados en junio, 34,7 en julio y 30,7 en lo que llevamos del mes de agosto están muy por debajo de lo que ya se había convertido en frecuente en las Rías Baixas. Los datos de la estación meteorológica de Campolongo revelan que la ciudad y la comarca atraviesan el verano más suave de los últimos cinco años y uno de los más húmedos, con episodios de lluvia (fina, eso sí) que dejan un regusto amargo entre quienes acuden, cada vez en mayor número, a pasar unos días de vacaciones al Sur de Galicia.

El tiempo de esta primera semana de agosto, en la que solo el lunes fue un día apto para disfrutar de los arenales, ha obligado a los turistas a agudizar el ingenio y a buscar otras propuestas. Con las playas y los paseos marítimos prácticamente vacíos, los centros urbanos y los establecimientos hosteleros recibieron más visitas que en los años anteriores, en los que se alcanzaban máximas de entre 38 y 40 grados que mantenían a los visitantes cerca del agua.

En cuanto a los datos de precipitaciones, un ejemplo de lo que está sucediendo se vivió este jueves en Pontevedra: se recogieron 18 litros por metro cuadrado en un episodio en el que no dejó de llover en toda la mañana, acompañado, eso sí, de unas temperaturas agradables, que no bajaron de los 20 ni subieron de los 25 grados.

El inicio de agosto está siendo el más húmedo de los últimos cinco años (en ocho días se han recogido más litros de lluvia que en todo el mes en 2018 y en 2017, por ejemplo). Sin embargo, si tomamos como referencia los tres meses de verano, el mes de junio sí resultó mucho más lluvioso de lo habitual (70 litros por metro cuadrado), pero no así julio, que fue seco. En agosto, todo apunta a que será un mes lluvioso, si bien se espera que el anticiclón comience a dejarse ver en las Rías Baixas a partir de la semana que viene.

La mejoría llega a partir del sábado por la tarde: a partir del lunes el anticiclón podría volver a marcar la agenda meteorológica

En el apartado positivo se hallan los embalses para el abastecimiento de los ciudadanos, que se sitúan muy cerca del 100 por cien de su capacidad, y el caudal del río Lérez, que se mantiene muy estable para esta época del año. Todo ello garantizará a los pontevedreses el suministro de agua, incluso a los que aún no disponen de alcantarillado público (en algunas parroquias del rural) que se vieron obligados a echar mano de garrafas hace doce meses.

SANXENXO. Las zonas más próximas al litoral están siendo las más afectadas por la borrasca atlántica que está atravesando las Rías Baixas en las últimas horas.

Un ejemplo de ello es Sanxenxo, donde se registró una incidencia más propia del invierno con la caída de un pino de gran tamaño en Punta Vicaño que provocó el cierre provisional de todo el parque.

Las Rías Baixas atraviesan el verano más suave y húmedo de los...
Comentarios