Un 'río tropical' atravesó las Rías Baixas y dejó fuertes lluvias en Pontevedra

Inundaciones en Lourizán, cierre completo del paseo fluvial de Ponte Caldelas ante la crecida del Verdugo y un árbol cortando la avenida de Bos Aires, algunos efectos de la abundante lluvia
Temporal en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Temporal en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El río atmosférico de origen tropical que atravesó este jueves todas las Rías Baixas devolvió a todos los ciudadanos a lo más crudo del otoño. Llegó cargadísimo de precipitaciones, con lluvias que superaron los 60 litros por metro cuadrado en la ciudad del Lérez (datos de la estación meteorológica de Campolongo) y no exento de vientos en las primeras horas, si bien las rachas amainaron pronto y solo se presentaron durante la noche. Los efectos más importantes en la ciudad y en la comarca fueron los ya conocidos ante situaciones de este tipo.

Así, en Pontevedra se registró la caída de un árbol en el entorno de la playa fluvial de Monte Porreiro (una zona recurrente); en Lourizán, sin salirse del término municipal, la rúa do Santo volvió a convertise en una gran piscina fruto de la deficiente captación de aguas pluviales del barrio, provocando problemas a los vecinos, y en Ponte Caldelas, según informó el alcalde, Andrés Díaz, el paseo fluvial del río Verdugo tuvo que cerrarse a cal y canto ante la crecida.

A pesar de los contratiempos, los pontevedreses no perdieron la ocasión de salir a la calle y disfrutar de los primeros días de la navidad propiamente dicha, tras el encendido del alumbrado de esta misma semana, paraguas en mano. Contaron con la temperatura como aliado, pues, ya se sabe, las lluvias de origen tropical hacen subir los termómetros.

Para este viernes se espera una jornada de transición, a la espera de más lluvias, no tan cuantiosas, eso sí, como las de este jueves, en las jornadas del sábado y el domingo.