Rueda celebra el triunfo electoral en Pontevedra

El líder del PPdeG asegura que ahora toca cumplir los compromisos anunciados y anuncia que empieza "a traballar para revalidar a confianza dos galegos dentro de catro anos"
Celebración del PPdeG en Pontevedra. GONZALO GARCÍA
photo_camera Celebración del PPdeG en Pontevedra. GONZALO GARCÍA

Entre aplausos, gritos de presidente, presidente, y la música de Xuntos así fue recibido el líder de los populares gallegos, Alfonso Rueda, en la junta directiva del PP provincial que se celebró en la tarde de este viernes en el hotel Galicia Palace.

Alfonso Rueda celebró los históricos resultados conseguidos por el partido en la provincia en las elecciones del pasado domingo en lo que calificó como la "segunda gran vitoria política do ano", tras recuperar la Deputación Provincial en las municipales.

El presidente del PPdeG señaló que una de las claves del triunfo "foi a mobilización de todo o partido sabendo o que estaba en xogo, transmitindo a todos as opcións que había e a necesidade de apostar máis que nunca pola estabilidade e a verdade é que o resultado foi espectacular".

Rueda reconoció que el objetivo que se habían marcado en Pontevedra mantener los once diputados "e conseguiuse. En 2020 entrou o deputado número 11 despois do escrutinio da emigración, pero nesta ocasión xa se obtivo na noite electoral con case dous puntos máis de porcentaxe de voto, 35.000 votos máis que en 2020. A provincia de Pontevedra respondeu como levaba moitos anos sen facer".

El líder de los populares dejó claro que tras obtener la mayoría absoluta lo que toca ahora es empezar a hacer "todas as cousas que dixemos que iamos facer" y "sen perder nin un minuto".

Rueda dijo que no va a esperar a los cien días de cortesía, convencido que no los va a tener, como tampoco los tuvo hace dos años, y afirmó que "a oposición aínda non entendeu o resultado electoral".

Al ser preguntado por la estructura del futuro gobierno, Rueda aclaró que esta semana es de celebración, de agradecimiento y después tocará pensar en el nuevo ejecutivo y en la estructura del mismo.

"Xa dixen que estou moi orgulloso de todos os meus conselleiros, todos son deputados, formaron parte das listas, os galegos ratificáronos e agora, entre todos, imos tentar facer o mellor goberno non só nos nomes senón tamén nas estruturas", dijo.

Pese al éxito electoral del domingo, Alfonso Rueda se marca ya como objetivo "revalidar a confianza dos galegos dentro de catro anos" .

A la espera del recuento del voto de la emigración, que comenzará este lunes, Rueda confía en que el porcentaje de voto ronde el 50% y de ahí que vaya a trabajar para consolidarlo y que en las próximas elecciones municipales puedan "ter uns resultados históricos na provincia e na cidade de Pontevedra". 

El presidente del PP provincial, Luis López, puso en valor el resultado obtenido por su formación en la provincia ya que fue la fuerza más votada "en 54 concellos" de los 61 de la provincia y en las diez comarcas.

Además, "na cidade de Pontevedra obtivemos os mellores resultados da última década e en Vigo, os mellores resultados en dez anos", señaló.

APOYO HISTÓRICO. En la reunión se guardó un minuto de silencio por las víctimas del incendio de Valencia, el líder de los populares gallegos aprovechó para felicitar a los 11 diputados electos y también al presidente provincial, Luis López, reconociendo también que Pontevedra tiene para él una importancia especial porque en esta provincia no es nada fácil obtener los resultados que se consiguieron.

Rueda se refirió al incremento del apoyo a la candidatura que encabezó con respecto a las pasadas elecciones autonómicas, alcanzando esta vez el 44% de los votos, y teniendo en cuenta además el 67,3% de participación que se registró el pasado 18 de febrero -la segunda cifra más alta de la historia junto a la de 2009–.

Este apoyo histórico supone también una responsabilidad histórica para Rueda, que reivindicó a Galicia como la verdadera vencedora del 18-F al tiempo que manifestaba su ilusión por continuar trabajando para que nuestra comunidad funcione cada vez mejor desde el punto de vista de la responsabilidad y el ‘sentidiño’.

Hasta el Galicia Palace se acercaron un buen número de dirigentes del PPdeG y afiliados, entre ellos, el conselleiro Julio García Comesaña, el diputado Pedro Puy, la senadora Pepa Pardo, el alcalde de Poio, Ángel Moldes; el de Lalín, Xosé Crespo; el de A Estrada, José López; la regidora de Mos y senadora, Nidia Arévalo; los presidentes de la autoridades portuarias de Marín y Vilagarcía, José Benito Suárez y José Manuel Cores Tourís; el delegado de la Xunta, Agustín Reguera, y la mayoría de los nuevos diputados, entre ellos Raúl Santamaría, uno de los Mozos de Arousa.