martes. 02.03.2021 |
El tiempo
martes. 02.03.2021
El tiempo

Rueda: "La confrontación sin más en esta pandemia no es buena, aunque venga desde mi partido"

Alfonso Rueda. JAVIER CERVERA
Alfonso Rueda. JAVIER CERVERA
El vicepresidente gallego admite que ahora toca prepararse para la crisis y afrontarla “mejor que otros“  ► “Hemos aprendido mucho y queda mucho por hacer”, dice

El vicepresidente gallego afronta “con moderado optimismo” un complejo balance de la gestión de estos primeros meses de la mayor pandemia en la historia mundial reciente. Cree que Galicia está “mejor que otros territorios” para afrontar la salida de la “profunda crisis que se nos viene encima”. Y es un firme convencido de que lo que nos ha pasado “cambiará muchas cosas porque hemos aprendido mucho”. Lo que no cambiará son las campañas electorales: “Había que hacer elecciones porque seguimos desde abril en una situación de interinidad”, asevera. Y sobre el clima político, no le gusta todo lo que ve y así lo admite.

¿Funcionó el entendimiento con el Gobierno central en esta crisis? El entorno de Pedro Sánchez sostiene que la Xunta y Feijóo han sido de los más críticos...
Si vemos que algo no se hace bien hay que decirlo, porque los fallos pueden tener consecuencias fatales. Nunca nos vamos a callar cuando creamos que hay que corregir algo. Pero siempre hemos huido de la confrontación y cada crítica ha ido acompañada de una propuesta. Lo que no vamos a hacer nunca en este tipo de foros es pensar que la gente quiere que no seamos rigurosos o que caigamos en discusiones estériles.

Entonces, ¿cree que la crispación política, a la que el PP está contribuyendo decisivamente en el Parlamento, sirve para algo ahora?
El Gobierno central lo ha puesto muy difícil. Nunca se intentó un acuerdo con el PP. Fue un lo tomas o lo dejas. Yo creo que ya habrá tiempo de exigir responsabilidades y decir todo lo que se hizo mal. Ahora lo que hay que intentar es aportar. La confrontación sin más en esta pandemia no es buena, aunque venga desde mi partido. Pero es cierto que se lo han puesto difícil. Quien tiene la responsabilidad de ofrecer pactos es quien gestiona. Hay que hacer lo posible por evitar enfrentamientos, y también se lo digo a mi partido.

¿Ofreció la Xunta pactos a la oposición?
En Galicia hemos comparecido, pactamos un procedimiento parecido a la Diputación Permanente. Tuvimos siempre voluntad de dar cuentas. En las reuniones del presidente con los líderes de otros partidos se les propuso hacer aportaciones. Algunos lo hicieron, como el BNG. Aquí todos nos hemos retratado, nosotros gestionando y otros haciendo propuestas o solo haciendo oposición o haciendo un defensa numantina de cualquier medida del Gobierno central, diciendo que habían acertado incluso cuando el Gobierno reconocía haberse equivocado.

Pasamos por los momentos más duros de la crisis demostrando que tenemos muy buena organización sanitaria y buenísimos profesionales

La Sanidad ha sido fuente de conflictos frecuentes con los profesionales del sector. En la memoria de todos están las protestas casi constantes y las acusaciones de recortes en medios y personal. ¿Qué cree que nos está enseñando esta pandemia en el área convertida ahora en la primera línea de resistencia frente al virus?
Creo que hemos pasado por los momentos más duros de la pandemia demostrando que tenemos una muy buena organización sanitaria y buenísimos profesionales. No hemos colapsado en ningún momento. Podemos estar muy orgullosos en el conjunto. Ojalá no haga falta demostrarlo nunca más. Pero me parece que estamos superando esto con una nota muy alta gracias en primer lugar a nuestros profesionales, que han tenido un comportamiento excepcional.

¿Cuál ha sido la clave? 
La prevención siempre es fundamental, pero más en un caso como éste. Nunca se es excesivamente prudente. Lo hemos aprendido las administraciones y espero que también los ciudadanos. Ya sabíamos que toda inversión en sanidad siempre es poca. A veces pensamos que algo no es necesario pero ahora se ha demostrado que sí lo es. Cuando todo empezó nosotros compramos material antes que muchos otros territorios; y luego se demostró que sirvió para que las cosas saliesen mejor que en otras partes. Creo que todos hemos aprendido de esta crisis.

¿Qué lectura hace para Galicia en esta crisis?, ¿Está en mejor posición para recuperarse?
Desde el punto de vista sanitario tenemos más de 600 muertos, que son más de 600 tragedias. Y eso nunca podrá ser considerado una buena noticia. Pero si nos comparamos con otros sitios, es cierto que nuestra situación es mejor, y vuelvo a felicitar por ello a los profesionales sanitarios. Creo que quien lo haya pasado menos mal debería estar en mejor situación para recuperarse. Galicia está, por tanto, mejor posicionada que otros territorios. Pero aquí hay que hacer recuento de daños y ver exactamente cómo salimos a partir de ahora de todo esto. No estoy de acuerdo con eso que le he oído al Gobierno central de que "saldremos mejor que antes”. La crisis económica ya está aquí. Y además no tenemos buenas noticias. Todo lo contrario. Llegan malas noticias y tenemos que ser capaces de afrontarlas y poner soluciones eficaces y rápidas encima de la mesa.

Hay que ayudar a mucha gente que saldrá muy tocada de todo esto

¿Cómo se tendrá que reforzar la Sanidad a partir de ahora?
Nosotros hemos reforzado el sistema con más de 2.000 profesionales contratados que seguirán en sus puestos al menos hasta septiembre. Creo humildemente que hemos aprendido. Si alguna ventaja sacamos para el futuro es que ahora sabemos cosas que antes no se conocían. Hay consejos sanitarios para un posible rebrote que ahora conocemos y antes no.

¿Y cómo se reforzará el área de Servicios Sociales, en concreto la atención a los mayores y la pobreza, que son dos de los grandes puntos calientes de esta crisis?
Mucha gente saldrá muy tocada de todo esto. Hay que ayudar con incentivos y con medidas sociales para que atraviesen el peor momento con algo de ayuda. Tenemos que ser conscientes de los problemas añadidos, como el de la conciliación laboral o el nuevo sistema educativo, y tratar de ofrecer soluciones para las familias.

¿Le parece una buena idea la renta vital mínima aprobada por el Gobierno? ¿cambiaría algo?
Entre las muchas cosas que dijo el Gobierno y luego rectificó está esta. Me parece bien la medida. Otra cosa es si será sostenible o qué condiciones concretas tendrá. Después de haber generado tanta confusión, hay que explicar bien todo esto. Nosotros pedimos participar en la gestión del proyecto, porque ya gestionamos cosas como la Risga que son una base estupenda. Se nos dijo que no. Y días después aparecen dos comunidades que parece ser que sí podrán gestionar esta cuestión, y por motivos absolutamente políticos y ajenos a cualquier explicación de tipo técnico.

¿Pero la aprueba o no le gusta?
Mire. Sostenida en el tiempo y ad eternum creo que no sería una buena idea. Para ayudar puntualmente desde luego que sí. Hay que vincularla de alguna manera a un futuro laboral. Si solo se convierte en un subsidio no será sostenible en el tiempo. Una parte del gobierno lo planteaba así y otra no. Ahora nos explicarán cuál de las versiones ha triunfado, si es que han logrado aclararse.

Hay mucho que aprender de la pandemia: tenemos que convertir a Galicia en un destino turística seguro

¿Cuál es la estrategia de la Xunta para atender a los sectores más afectados de la economía?
Hay que dar liquidez a gente que lo necesita mucho y muy rápido. Nosotros pedimos agilidad para el pago de los Erte, porque no tiene sentido que tres meses después haya todavía gente sin cobrar. La Xunta habilitó mecanismos y también daremos nuestras propias ayudas. Pero todo esto es temporal. A partir de ahí, hay que plantear el futuro en un escenario muy diferente. Ya veremos hasta qué punto diferente. Creo que muchas cosas no serán como antes. Por ejemplo, tenemos que convertir a Galicia en un destino turístico seguro. Y habrá que diseñar planes y ayudas para las nuevas tecnologías o para cuestiones como el comercio electrónico, porque muchos negocios han descubierto ahora todo esto. Después, hay que recuperar la confianza de los consumidores. Respecto a las grandes empresas asentadas aquí y que son de otros países, tenemos que hacer todo lo posible para combatir esa tendencia recentralizadora que parece que se está empezando a imponer en algunos sitios.

Los economistas recetan más gasto público y más déficit para mover la economía y atender a la sociedad. Europa, aunque ha tardado, parece haberlo entendido también así. Pero ahora hay que establecer prioridades y poner límites y obligaciones a los Gobiernos. ¿Qué deberes cree que tienen que asumir las administraciones a partir de ahora?
De momento es una propuesta de la comisión. La tienen que negociar los países y esperamos que España esté a la altura. Y eso significa asumir que habrá cambios, porque ahora mismo ya nos llegan mensajes de que esto será un regalo a cambio de nada. Yo espero una buena negociación y que asumamos cuáles serán las reformas tenemos que hacer. Europa quiere seguridad y rigor sobre cómo se gestionarán los fondos. Cuestiones como la derogación de la reforma laboral y otras medidas apuntadas desde el Gobierno central o desde una de sus partes se van a tener que negociar también con Europa. Y yo espero que sepamos estar a la altura.

La UE quiere seriedad y rigor a la hora de gestionar los fondos; no será un regalo a cambio de nada

¿Está Galicia bien posicionada en la carrera para el nuevo reparto comunitario de fondos y que todo indica que estará marcado a partir de ahora por el denominado Pacto Verde Europeo?
Me parece que Galicia puede tener muchas oportunidades. Siempre que he estado en Bruselas, nos dicen que somos un buen ejemplo de gestión de los fondos europeos. Si se pide rigor y capacidad de gestión, creo que Galicia seguirá en primera línea.

"Ence son miles de familias, ya está bien de jueguecitos"
Alfonso Rueda2. JAVIER CERVERACuando creíamos que la crisis de Navantia o de los astilleros vigueses era casi lo peor que teníamos sobre la mesa, llegan Alcoa y Endesa con intenciones de cierre en Galicia, de la noche a la mañana aparece Ence amenazada de expulsión en la Audiencia Nacional y, ahora, la incertidumbre sobre el futuro de PSA con el plan de Macron de concentrar en Francia la innovación y el futuro de la autonomoción.

Empecemos por Alcoa. ¿Hay margen para evitar el cierre de Aluminio en A Mariña?
Tiene que haberlo. No podemos resignarnos. Pero también tenemos que ser realistas: el Gobierno tiene que moverse. Es increíble que algunos se hagan los sorprendidos por esta noticia cuando llevamos un año con la misma amenaza y también con la solución, que era el nuevo estatuto eléctrico. La Xunta hizo propuestas y nunca nos dijeron nada. Han sido evidentes las discusiones de dos ministras en el Gobierno por este asunto. Y ahora ya hay poco tiempo para abordar la solución, que repito que no es otra que aprobar ese estatuto y hacerlo rápido.

¿Qué le dice a ustedes Alcoa cuando hablan con sus representantes?
Pues lo que nos ha dicho siempre. Que se quedará si les dan alguna solución que permita su viabilidad. Nosotros no podemos obligar a nadie a seguir perdiendo dinero. Llevamos mucho tiempo con esto y la solución no llega por parte de quien tiene que darla.

¿Y la Xunta? ¿Tiene un plan B para Alcoa?
Estamos en un momento en el que todavía podemos salvar la situación. No sería lógico trabajar en ningún plan b cuando creemos que el Gobierno tiene la solución en su mano.

Otra amenaza no precisamente menor es la de Ence. Ya ha dicho que agotará su batalla judicial para quedarse en Lourizán, pero también que si no puede seguir aquí se irá de Galicia y, muy probablemente, también de España. ¿Cómo cree que acabará este pulso?
Nuestra postura no ha variado desde que se conoció este riesgo real por una decisión política (la abogacía del Estado se allanó en los recursos del Concello y de la APDR que piden la anulación de la prórroga de 60 años concedida por el Ejecutivo de Rajoy para seguir ocupando terrenos de dominio público en la franja litoral). Ence es una empresa clave porque una gran parte de la política forestal de Galicia no existiría sin ella. Esto es otra de esos ‘jueguecitos’ dentro del Gobierno central que tiene repercusiones importantísimas. Hablamos del futuro de muchas familias. Ya está bien de bromitas como esta.

¿Pero tiene alternativa Ence en Galicia?
Es muy fácil decir que Ence se tiene que ir sin dar ninguna alternativa. Si hubiera alternativas reales nos podríamos sentar y hablar. Pero quienes dicen esto son los mismos que decían que si Ence se fuera se quedaría muy cerca. Crean un problema y luego hablan de falsas soluciones.

Y en la planta viguesa de PSA, ¿qué puede hacer la Xunta para tranquilizar a un sector del que dependen cerca de 30.000 empleos y más de un tercio del PIB provincial pontevedrés?
Feijóo dijo que Citroën es fundamental para el futuro de Vigo y de toda Galicia. La Xunta se está implicando activamente en Citroën con apoyo económico, logístico e institucional. Macron anunció un plan de 7.000 millones para esta industria en Francia. Pues bien, ¿cuánto ha comprometido el Gobierno de España para este sector? A día de hoy, cero. Era el momento de empezar a comprometerse, pero el Gobierno parece enredado en otras cosas. Alemania, por cierto, ya anunció también su plan de apoyo a la automoción. Y dicho todo esto, quiero señalar que la sensación con la planta de PSA en Vigo es de cierta tranquilidad. PSA siempre nos transmitió su comodidad con Galicia, con la Xunta y con la competitividad de la propia fábrica.

Rueda: "La confrontación sin más en esta pandemia no es buena,...
Comentarios
ç