viernes. 18.09.2020 |
El tiempo
viernes. 18.09.2020
El tiempo

El rural apuesta por el 'oro verde' como una fuente de recursos económicos

Lucía Vigo en su plantación de olivos situada en el lugarde Pintos (Marcón).
Lucía Vigo en su plantación de olivos situada en el lugarde Pintos (Marcón).
Las comunidades de montes no descartan crear una cooperativa para la producción de aceite ► Lérez tiene una oferta para la plantación de olivos como los de Bora, Verducido, Marcón y Xeve

Las Rías Baixas aprenden a mimar el olivo. Es en esta zona de Galicia, junto a Ourense, donde están aflorando la mayoría de producciones del considerado oro verde. De momento, modestas, pero que aspiran a crecer de manera exponencial en los próximos años de la mano de pequeños productores y, sobre todo, de las comunidades de montes.

La apuesta por la olivicultura se plantea como un nicho de negocio para los comuneros, una alternativa más rápida para generar recursos económicos (se calcula que un olivo puede generar aceitunas desde el cuarto o el quinto año) que la de plantaciones como el pino o el eucalipto, cuyo proceso de crecimiento es más lento.

La posibilidad de contar con ingresos fijos ha llevado a varias comunidades de montes del municipio de Pontevedra a interesarse por este incipiente sector. Una de ellas es la de Campañó, que ha visto en el proyecto del parque forestal de A Tomba una oportunidad para iniciarse en el negocio del olivo. De hecho, la iniciativa que el colectivo parroquial está desarrollando en colaboración con el Concello contempla una plantación de tres hectáreas de 5.000 olivos que formarán parte de un proyecto experimental de aprovechamiento productivo, totalmente ecológico y a partir de clones de especies de aceituna autóctona gallega.

"En principio tenemos previsto vender toda la producción de oliva que obtengamos", señala el presidente de los comuneros, José María Domínguez, si bien apunta que "lo ideal" sería crear una cooperativa con otras comunidades de montes o particulares que optasen por dedicar plantaciones de aceitunas destinadas a la producción de aceite. "Es una idea que tenemos en mente pero que aún está sin desarrollar. En caso de que pudiésemos llevar a cabo esta iniciativa supondría unos buenos ingresos fijos", subraya.

ALMAZARA. En este mismo sentido Lucía Vigo, propietaria de una pequeña plantación de olivos en la parroquia de Marcón, señala que "estamos pensando en crear una almazara (molino en que se extrae el aceite de las aceitunas) en la comarca de aquí a a unos años porque hay muchas plantaciones nuevas con muchos propietarios interesados porque las nuevas generaciones buscamos cultivos nuevos en las fincas que hemos heredado de nuestros padres y que con el paso de los años estaban en estado de abandono".

Y es que la olivicultura se presenta como una alternativa a los usos tradicionales del campo —como puede ser la explotación de la vid— y con el objetivo de consolidar una industria aceitera propia. En este sentido, los productores de aceite cien por cien gallego siguen buscando terrenos en el rural de Pontevedra y su comarca para poner en marcha nuevos campos de olivos.

En este sentido, dos empresas productoras de aceite se han puesto en contacto con la Comunidade de Montes de Lérez para intentar llegar a un acuerdo para la cesión de terreno que se destinaría a la plantación de olivos. "Están realizando un estudio del pH (el grado de acidez) para ver la zona que sería más adecuada para la plantación", señala el presidente del colectivo parroquial, Martín Martínez. Considera que la posibilidad de que esta iniciativa acabe plasmada en la firma de un acuerdo es de "un 85%" .

"Estamos pendientes de las condiciones de la propuesta que nos transmitan las empresas", sentencia Martín Martínez.

El rural apuesta por el 'oro verde' como una fuente de recursos...
Comentarios