lunes. 18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo

San Benitiño "do inverno" combate los males cutáneos a más de 20 grados

Una imagen de la romería "do inverno" dedicada a San Benitiño de Lérez. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Una imagen de la romería "do inverno" dedicada a San Benitiño de Lérez. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Los feligreses renovaron este jueves su devoción al santo "máis milagreiro"

Los devotos de San Benitiño no se suelen perder ninguna de las dos citas anuales con el santo "máis milagreiro". El monasterio del Divino Salvador fue este jueves como cada 21 de marzo, el punto de encuentro de cientos de creyentes que acudieron a la romería "do inverno" que, paradójicamente, tuvo lugar pocas horas después de la entrada de la primavera y con una temperatura que alcanzó los 20 grados centígrados en algún momento del día. Hay quien le tiene más devoción que al San Benitiño de verano, por su carácter más religioso y menos lúdico, sin las aglomeraciones de la romería del 11 julio, una jornada que figura en el calendario como festividad local.

Esta vez, a diferencia de ediciones anteriores, el sol lució con todo su esplendor, una circunstancia que permitió cierta afluencia de visitantes al templo de Lérez durante toda la jornada, sobre todo por la mañana, para participar en las misas que se oficiaron a partir de las 7.00 horas.

Como suele ser norma, la principal celebración eucarística de la jornada, la que tuvo lugar a las 13.00 horas, resultó la más concurrida. A su conclusión los creyentes acompañaron la imagen del santo en la procesión que recorrió el atrio del monasterio. La figura religiosa lució un manto cubierto con los billetes que los devotos fueron aportando a lo largo del día como ofrenda.

Los devotos acuden a San Benitiño a pedir sus favores para curar las dolencias de carácter dermatológico

Según esta tradición cristiana, muy arraigada en Pontevedra y en otras localidades de la provincia, los devotos acuden a San Benitiño a pedir sus favores para curar las dolencias de carácter dermatológico, entre ellas las antiestéticas verrugas y los molestos eccemas.

En estos tiempos de dificultades económicas por las que atraviesan muchas familias, los ruegos para mejorar la salud cutánea también van acompañados de peticiones para encontrar trabajo.

Limosnas, huevos, exvotos (figuras de cera que representan la parte del cuerpo para la que se pide curación), velas, aceite y algunas aves de corral (que fueron subastadas en la tradicional puja que tuvo lugar durante la tarde) fueron las ofrendas con las que los romeros "reforzaron" sus oraciones y plegarias. Además, realizaron los rituales con los que confían en que se cumplan sus peticiones.

El ritual que caracteriza al templo del Divino Salvador es la adquisición del aceite bendecido y quemado

Frotar la zona del cuerpo afectada por un mal de carácter cutáneo con un pañuelo pasado por la capa del santo fue una de las fórmulas. Otro de los ritos consistió en pasar al menos tres veces por debajo el altar donde se venera otra figura de San Benitiño, aunque sin duda el ritual que caracteriza al templo del Divino Salvador es la adquisición del aceite bendecido y quemado que se esparce por la zona del cuerpo en la que está localizada la dolencia dermatológica.

Al margen de las celebraciones de carácter litúrgico, los visitantes también disfrutaron de las degustaciones de pulpo y churrasco que tuvieron lugar bajo las carpas situadas en el atrio y su entorno, con un acceso al monasterio repleto de puestos de rosquillas, churros y otros productos gastronómicos.

San Benitiño "do inverno" combate los males cutáneos a más de 20...
Comentarios