lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

'San Benitiño do inverno' se resguarda en su capilla para protegerse de la covid-19

Imagen de San Benitiño, el máis milagreiro, en la capilla. RAFA FARIÑA
Imagen de San Benitiño, el máis milagreiro, en la capilla. RAFA FARIÑA
Lérez celebró este domingo la romería sin puestos de venta en el exterior ni megafonía y con las velas apagadas

La parroquia del Divino Salvador de Lérez dio este domingo la bienvenida a la primera con la celebración de la romería del San Benitiño do inverno, una tradición religiosa que fue suspendida en 2020 por el estallido de la pandemia y que este año se ha recuperado con la aplicación de unas estrictas medidas de seguridad para la prevención de contagios. Incluso la imagen del máis milagreiro no se movió de su capilla cuando solía ser tradición que se instalase junto a la entrada principal del templo, dondeRAFA Monasterio de Lerez. San Benitiño do Inverno (misa, ambiente y recogida de aceite) los creyentes entregaban los donativos y efectuaban el ritual de pasar un pañuelo por la talla, para después frotar la parte del cuerpo para la que pedían curación.

Además, no se instalaron puestos de venta en el acceso al templo ni se utilizó el sistema de megafonía para evitar la aglomeración de devotos en el atrio.

San Benito, milagreiro durante todo el año, antes de la crisis sanitaria solía asumir su mayor carga de trabajo en dos días señalados: el 11 de julio, el de su festividad, y el 21 de marzo, la romería con la que despide el invierno. Esta última cita religiosa congregó ayer en el monasterio del Divino Salvador a un menor número de devotos que antes de la aparición de la covid-19.

Los devotos que acudieron a rezar al santo en las misas oficiadas durante toda la jornada pidieron al santo curación para las enfermedades dermatológicas (sobre todo eccemas y verrugas) y recogieron el aceite quemado y bendecido que, según indica la tradición cristiana -muy arraigada en Pontevedra y en otras localidades de la provincia-, hay que aplicar sobre la piel afectada para que resulte efectivo.RAFA Monasterio de Lerez. San Benitiño do Inverno (misa, ambiente y recogida de aceite)

La feligresía que dirige Crisanto Rial mantuvo el aforo máximo del templo en el 30% (el protocolo de seguridad de la Xunta permitía que fuese de un 50%) para garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros. En cada misa participaron un máximo de 64 personas (44 en los bancos de parte baja y 20 en los de la parte superior), además de aplicar gel hidroalcohólico a la entrada de la iglesia. Todas las puertas estuvieron abiertas para la máxima ventilación.

Limosnas, huevos, exvotos (figuras de cera que representan la parte del cuerpo para la que se pide curación), velas, aceite y algunas aves de corral fueron las ofrendas con las que los romeros reforzaron sus oraciones y plegarias. En esta ocasión las velas estuvieron apagadas para evitar el consumo de oxígeno y la concentración de CO2 en el templo.

'San Benitiño do inverno' se resguarda en su capilla para...
Comentarios
ç