martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

San Mauro urge la recuperación de su crucero y el regreso de las misas

Base del crucero del siglo XVIII situada en el atrio de la capilla de San Mauro. RAFA FARIÑA
Base del crucero del siglo XVIII situada en el atrio de la capilla de San Mauro. RAFA FARIÑA

Los vecinos, que festejarán a su patrón los próximos días 15 y 20, se plantear iniciar protestas para recuperar el patrimonio del barrio

Conservar y recuperar el patrimonio artístico y patrimonial que posee el barrio de San Mauro. Con ese objetivo los vecinos de este núcleo (situado en el límite entre el casco urbano y la parroquia de Mourente) barajan la posibilidad de emprender un programa de movilizaciones con el que demandarán la rehabilitación del antiguo crucero y manifestarán su deseo de que se reabra al culto la capilla en la que han dejado de celebrarse las eucaristías dominicales.

Los residentes recuerdan que tanto la asociación vecinal de Moldes-Mourente como el grupo municipal de Marea habían solicitado al Concello, en reiteradas ocasiones, la restauración del crucero derribado por un vehículo en 2010.

La pieza, situada en el centro del atrio de la capilla, fue retirada para su recuperación el 2 de noviembre de ese año. Un nuevo percance en el que se vio implicado un automóvil derribó parte del fuste que había quedado en pie tras el primer incidente.

Según recordaba la formación de Luís Rei, el crucero de San Mauro data probablemente del siglo XVIII. Se levanta sobre una plataforma rectangular y destaca por su capitel y, sobre todo, por las tallas del anverso, un Cristo de "excelente factura" y del reverso en el que se puede ver la imagen de una Virgen de las Angustias.

En el emplazamiento original, este crucero fue lugar de tradiciones y dibujado por Castelo en su estudio As cruces de pedra na Galiza. Esta pieza está incluida desde 1994 en el Catálogo de edificios y elementos a conservar que fue aprobado por el propio Concello, que se ha encargado de la custodia de los trozos derribados con vistas a una restauración que no acaba de llegar.

La ermita de San Mauro, que desde junio de 2018 no dispone de cura que se encargue de los oficios dominicales, abrirá sus puertas de forma excepcional este martes, día 15, con motivo de la festividad del patrón, y el próximo domingo, día 20, para acoger unos actos religiosos en honor al santo al que se encomiendan los devotos que sufren alguna dolencia de índole reumática.

El párroco de Mourente y Bora, Severino Rey Lapido, oficiará el martes una eucaristía a las 10.30 horas en el pequeño templo del barrio. La celebración religiosa, junto a una tirada de bombas de palenque, será el único acto que se desarrollará esta jornada. Los feligreses deberán esperar hasta el domingo para asistir a una nueva misa (en este caso cantada, a las 12.30 horas) y participar en la procesión que tendrá lugar a continuación y que recorrerá el entorno de la capilla. Además de los devotos, en este acto participará el grupo de gaitas Os Alegres de Mourente, que durante la mañana efectuarán un pasacalles por el barrio. Una tirada de bombas de palenque pondrá el broche a la programación festiva.

San Mauro urge la recuperación de su crucero y el regreso de las misas
Comentarios