domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

El sector del ladrillo se reactiva con la construcción de más 1.000 viviendas

Operarios de la construcción en una obra en Pontevedra. RAFA FARIÑA
Operarios de la construcción en una obra en Pontevedra. RAFA FARIÑA
La despoblación de las zonas de interior motiva que las nuevas promociones estén concentradas en Pontevedra, Vigo y los ayuntamientos costeros con tirón turístico

Después de permanecer varios años a la sombra de la crisis inmobiliaria, el sector del ladrillo ha despertado de su letargo. Y de qué manera. Solo en la ciudad capitalina están en construcción 333 viviendas y existe la previsión de levantar otras 595, mientras que en la urbe vecina de Vigo están en marcha más de veinte promociones con capacidad para más de 500 pisos.

Las hormigoneras han vuelto a girar a todo trapo aunque, a diferencia de lo que ocurría en los años de bonanza, la obra nueva se concentra en las dos grandes ciudades de la provincia y en los ayuntamientos costeros. La despoblación de los concellos del interior hace que los promotores desistan de levantar nuevos inmuebles en la Pontevedra profunda, en la que los gobierno locales tiran de talón y de incentivos para poner freno a la fuga de población.

En la comarca tan solo Poio es escenario de una nueva promoción de vivienda colectiva; concretamente en San Salvador, donde continúa la urbanización de la finca de Coca Cola, el solar de A Caeira que albergó la antigua nave de Begano. La previsión es habilitar cien nuevas viviendas, además de un espacio público en el que está previsto crear una plaza central, un parque de juegos y zona de aparcamiento. En el resto de ayuntamientos de la comarca los permisos que chequean los servicios de Urbanismo son para hacer reformas o construir viviendas unifamiliares.

Los promotores desisten de levantar nuevos inmuebles en los concellos del interior

Marín, aún estando próximo a la costa, lleva más de diez años sin acoger nuevas promociones de edificios colectivos y eso, que según indican varios agentes inmobiliarios de la zona, hay demanda de vivienda. La situación hace que las ventas se concentren en pisos de segunda mano y que la demanda de alquiler se haya disparado con la consecuente subida de rentas. Los precios han llegado a alcanzar los 350 y 400 euros de media. "Hay mucha más demanda que oferta en alquileres. De hecho, estamos intentando que gente que tiene pisos para vender intente trasladarla al alquiler, aunque mucha tiene miedo a los impagos", indica Celso Rosales, gerente de Certo Inmobiliaria. "En estos momentos no hay ninguna promoción en marcha ni se prevé nada a corto plazo. Está todo parado", añade Cesáreo Boubeta, propietario de Portela Inmobiliaria.

Por el contrario, en Sanxenxo se reactivarán varios proyectos a lo largo de 2020, entre los que destacan dos promociones proyectadas en Os Cotos (Dorrón) y Noalla con capacidad para cerca de 300 viviendas. En Canelas se pondrá fin a una obra que llevaba varios años parada, en Baltar se ha iniciado un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) que conllevará cambios en los usos residenciales de Portonovo, frente a la playa. Además, en O Revel se está avanzando para levantar 111 viviendas en un suelo de 20.224 metros cuadrados de superficie, en el que también está prevista la apertura de un nuevo vial de enlace entre las carreteras PO-550 y EP-0209.

La fortaleza de la zona como destino turístico anima a los promotores a izar nuevos gigantes de hormigón, sabiendo que las nuevas viviendas no solo tienen tirón como nuevas residencias, sino como propiedades aptas para lograr una alta rentabilidad. Alquilar un piso o casa para las vacaciones de verano en la milla de oro del turismo gallego, Sanxenxo, puede suponer un desembolso de casi 6.000 euros al mes, según refleja un estudio publicado el año pasado por de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), que confirma que el nicho de mercado de los pisos estivales se ha disparado e incluso descontrolado muy por encima del nivel de vida.

Alquilar un piso en verano en Sanxenxo puede suponer un desembolso de casi 6.000 euros al mes

En Bueu el servicio de Urbanismo tiene ahora mismo en trámite 60 licencias de viviendas, entre las que constan dos bloques de pisos. Y junto a Baiona o Nigrán forma del grupo de ayuntamientos costeros que, aún no siendo urbe, están siendo escenario de nuevas promociones inmobiliarias.

En la zona de influencia más hacia el norte de las Rías Biaxas, Vilagarcía de Arousa es el ayuntamiento que concentra más actividad vinculada al sector de la construcción. De hecho, la concesión de licencias se incrementó un 13% durante el año 2019 (con 666 licencias otorgadas para obras menores y 117 para actuaciones de envergadura. Y, tal y como ocurrió en otros lugares de la comunidad, el mundo del ladrillo parece reactivarse con la construcción de nuevas viviendas. Concretamente, Urbanismo ha dado luz verde a dos promociones ubicadas en solares situados en al Avenida Rodrigo de Mendoza. La autorización fue otorgada en el mes de agosto del año 2019 aunque, de momento, no han comenzado las obras.

En el interior el diagnóstico es radicalmente contrario y marcado por la despoblación. En Silleda hay varias viviendas nuevas que llevan años a la espera de recibir sus primeros inquilinos y algunas incluso han sido abandonadas a su suerte por parte de promotoras que entraron en quiebra.En Forcarei solo se han tramitado tres licencias en el último mes y han sido para levantar dos casas y un almacén. Y en Lalín y A Estrada los esfuerzos se han centrado en el lanzamiento de campañas para promover el empadronamiento en las viviendas ya construidas. No hacen falta más.

Vadecorvos acogerá los primeros pisos de cesión de uso
La empresa Galca Solucións Habitacionais S.L. ha impulsado en Valdecorvos un proyecto pionero en Galicia, que consiste en la construcción de 36 viviendas que serán adjudicadas por la fórmula de cesión de uso, una especie de alquiler social regulado que contará con una duración inicial de 25 años. Los adjudicatarios pagan una entrada por debajo de los 18.000 euros y una mensualidad fija, y al acabar el contrato deciden si quieren convertirse en propietarios. Además, Valdecorvos será destino de dos promociones de chalés adosados.

El sector del ladrillo se reactiva con la construcción de más 1.000...
Comentarios