El sector ve "inevitable" la subida del pan si no frena la escalada de precios

El gasoil sube 40 céntimos en un día y la harina acumula un encarecimiento del 60% en un año. Aproinppa advierte de que "antes ou despois" repercutirá en el consumidor
Pequeña plantación de trigo en Vilaboa. BEA CÍSCAR
photo_camera Pequeña plantación de trigo en Vilaboa. BEA CÍSCAR

La escalada de precios que sufren las materias primas como las harinas y el aceite de girasol, los carburantes y la electricidad ha puesto contra las cuerdas a las panificadoras que tratan de contener gastos para esquivar una subida en los precios del pan y otros productos. Y aunque empresas locales como Panaderías Acuña tratan de "aguantar el chaparrón sin tocar los precios", desde la Asociación Provincial de Panaderos y Pasteleros (Aproinppa) aseguran, sin embargo, que si la escalada no se frena, será "inevitable que finalmente repercuta en el consumidor".

El encarecimiento de las materias primas es una de las consecuencias de la guerra de Ucrania, principal proveedor de cereal en la Unión Europea, en la economía española que ya sacude a las empresas locales. Así, el responsable de Panaderías Acuña, Andrés Acuña, subrayó que el año pasado la harina ya había sufrido un importante subida. "Pensamos que se iba a regularizar en enero. Con esto no es que subiese un poco, es que en 15 días volvió a subir otro 60%".

El empresario pontevedrés apuntó además a la situación que provoca el incremento de los combustibles que ayer contabilizaba 40 céntimos más. "La energía subió el doble, el aceite de girasol, el chocolate... Ha subido todo", manifestó el responsable de esta cadena de panaderías. "Esta subida ya se ha comido el beneficio. Estamos con mucho miedo porque la economía está muy resentida", manifestó el empresario, que insistió en la importancia de mantener los precios a la espera de que el mercado se relaje. Por ahora, añadió Andrés Acuña, tiene garantizada la harina y el aceite de girasol, aunque no descartan cambiar a aceite de oliva si la situación no cambia.

APROINPPA. La Asociación Provincial de Panadeiros e Pasteleiros de Pontevedra, que integra 350 empresas de la provincia, condenó este miércoles la invasión de Rusia a Ucrania y mostró su solidaridad con los ciudadanos de aquel país. El vicepresidente de este colectivo aseguró que existe preocupación en el sector porque "as subidas veñen de todos os lados". "Ao noso sector aféctanos tanto o coste enerxético, as materias primas, o combustible... ", dijo Santiago Rodríguez.

El representante de Aproinppa recordó que el hecho de abastecerse de mercados internacionales que están disparados es lo que condiciona más al sector que este miércoles presentó la IXP Pan Galego en Lalín. "Atopámonos con casos como que a uns compañeiros da Estrada que tiñan un contrato cunha fábrica de fariñas a nivel estatal lle romperon o convenio porque non pode manter o prezo".

En cuanto al coste de la harina, Rodríguez Davila destacó que una buena harina de fuerza costaba 0,65 céntimos el kilo y tras las últimas subidas se situó en 0,80 y la autóctona en 0,85 céntimos el kilo. "Lamentablemente, antes ou despois todos teremos que repercutilo no consumidor se isto segue así", destacó el vicepresidente de Aproinppa, aunque esto vendrá condicionado por la zona y las características de cada empresa. "Hai zonas do interior que venden moito a quilo, nas cidades véndese máis a barra de 250 ou 280 gramos. Estamos en 0,90 e 1,10 dependendo a zona".

Comentarios