"Seríamos ciegos si negásemos que la falta de profesionales es el principal problema ahora"

El que fue gerente del Sergas los últimos dos años regresa a su "casa profesional" con el reto de paliar el déficit de sanitarios y el "gran objetivo" de terminar Gran Montecelo. Según dice, la presión sindical no influyó en el relevo y los cambios en la dirección llegarán "hasta donde sea necesario"
José Flores, nuevo gerente del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés. DP
photo_camera José Flores, nuevo gerente del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés. DP

Tomó los mandos del Sergas en plena gestación de la segunda ola del covid, sin saber que los peores embistes del coronavirus estaban por llegar. Y ahora, José Flores Arias (Santiago, 1971), ha sido emplazado a coger las riendas del Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés en un momento convulso, con los sindicatos amenazando huelga y varios centros sanitarios en cuadro.

Oficialmente el nombramiento como nuevo gerente del Área Sanitaria todavía tiene que salir publicado en el DOG, pero ¿cómo ha recogido la encomienda?
Es una ilusión y un nuevo reto en el mundo de la gestión sanitaria. Además, se trata de un área que conozco, donde me he formado y donde he trabajado mucho (más de diez años), por lo que me lo tomo con ese añadido, con ese cariño que le tengo a mi casa profesional.

Las centrales sindicales que amenazaban con convocar huelga si no se cesaba el equipo directivo se atribuyen el relevo. Dicen que fue su presión la que forzó la destitución de José Ramón Gómez. Sin embargo, Sanidade discrepa. ¿Qué ha detonado el cambio en la gerencia?
Ya le hemos trasladado a las centrales sindicales que es competencia nuestra y de nadie más decidir los cambios si son necesarios. Por supuesto, nosotros escuchamos a todo el mundo, a todos los representantes sindicales, tanto de la mesa sectorial como de las juntas de personal de cualquier centro que nos lo pida, pero con la intención de analizar. Ellos saben que las negociaciones en materia de relaciones laborales pertenecen a la mesa sectorial y aquí lo único que se ha hecho es escuchar. Hay una trayectoria y una situación que nosotros conocemos. Y se han tomado decisiones, pero independientemente de lo que los sindicatos puedan atribuirse o no. Aquí no hay posibilidades de negociación y mucho menos en situaciones como esta.

"Se han tomado decisiones, pero independientemente de lo que los sindicatos puedan atribuirse. Aquí no hay posibilidades de negociación"

¿La amenaza de huelga no ha tenido que ver en el relevo?
Por supuesto que no. No podemos ceder ante ningún tipo de presión, por llamarle de alguna manera. La situación en Pontevedra es conocida y por múltiples factores ha llevado a tomar una serie de decisiones que se adoptarían con independencia de lo que digan los sindicatos. De hecho, ya lo ha dicho el presidente (de la Xunta). El (anterior) gerente ya había manifestado hace tiempo su intención de pasar a otra etapa de su vida profesional.

Ponerse al frente del Área Sanitaria de Pontevedra ha implicado dejar de ser el gerente del Sergas. Hay agentes sociales que hablan de un rebajamiento de funciones para poner paz en el área y otros de reto personal. ¿Por qué cree que le han elegido para comandar el área? ¿O ha sido una petición propia?
Estoy al servicio del Gobierno gallego de la Xunta de Galicia, de lo que decida en cada momento el presidente o el conselleiro. Y los que estamos ahora mismo haciendo gestión entendemos que somos útiles donde la estrategia gallega de sanidad lo considera.

"Puede ser que el área sanitaria de Pontevedra esté en una situación un poco peor que otras, pero es un estado similar al de otras áreas"

El conselleiro de Sanidade niega que exista una crisis sanitaria en Pontevedra, pero reconoce que la situación es "especialmente crítica" por la falta de especialistas. ¿Cómo es de grave la situación? ¿Cuántos profesionales faltan?
Creo que no es un problema único del área. Es una situación que sucede a nivel nacional e incluso fuera de España, en la que la falta de facultativos es lo que más condiciona la posibilidad de gestión sanitaria. Luego podemos añadir lo que queramos, pero seríamos ciegos si negásemos que la falta de profesionales es el principal problema en estos momentos.

Pero en Pontevedra la situación es más grave que en otros territorios o, por lo menos, el conselleiro dice que aquí se percibe más la falta de profesionales.
No me atrevería a contradecir al conselleiro, pero él sabe, igual que yo, cuál es la situación de Pontevedra. Sobre todo al llegar el verano, con un tercio de la plantilla disfrutando de sus vacaciones, a las que se suman incapacidades temporales por diferentes motivos, como el covid (…) Una vez que se infectan, los profesionales sanitarios tienen unos períodos más largos de incorporación a su trabajo por la protección sanitaria que hacemos con los pacientes ingresados. Posiblemente en Pontevedra podamos tener un mayor impacto durante este verano, porque se incrementa la población y la demanda, especialmente en la costa. Esto, sumado a otros factores, puede hacer que el área sanitaria esté en una situación un poco peor que otras, pero es un estado similar al de otras áreas.

"Quiero que el área tenga el hospital que lleva tiempo esperando. Es el gran objetivo de mi entrada en la gerencia"

Aunque sea de forma aproximada: ¿está cuantificado cuántos profesionales se deberían incorporar para garantizar un correcto funcionamiento del sistema?
En número no. Sí que sabemos que en todas las áreas hay un porcentaje de plantilla que no se llega a cubrir en todo el año, porque no hay profesionales. Hay vacantes sin cubrir, que se ofertan de forma constante, pero a las que no opta ningún profesional. Tenemos déficit de personal (…), pero hemos hecho esfuerzos y Galicia será la primera comunidad que planteará la posibilidad de ofrecer 106 plazas a residentes. Aunque había ciertos recelos, el éxito ha sido abrumador. Se han presentado más de 300 personas al proceso, que se resolverá en septiembre, por lo que esperamos que ayude a subsanar de algún modo este asunto.

Los trabajadores atribuyen la falta de personal que acusa el área sanitaria al maltrato que se le ha dado a los profesionales , llegando a aseverar que es el área que peor trata a los sanitarios. ¿Qué responde?
No me gusta hablar de pasado y nunca hablaremos de una situación que puede ser subjetiva. La gestión del anterior equipo, liderada por José Ramón Gómez, ha sido excepcional. Es un profesional de una amplia experiencia, que llevaba casi seis años comandando un área sanitaria con unos resultados excelentes. Eso es lo que yo conozco. Y creo que lo mejor es mirar hacia adelante de esas sensaciones, que pueden ser valorables y con las que podemos estar de acuerdo o no.

Se ha comprometido a adoptar los cambios suficientes y necesarios en la dirección del Área Sanitaria. ¿Hasta donde llegarán esos cambios y qué plazo se da para llevarlos a cabo?
Como acaba de decir, llegarán hasta donde sea necesario y suficiente. A partir del lunes mi incorporación será ya más efectiva e iremos estudiando de forma pormenorizada cuáles son las necesidades del Área Sanitaria. En función de esto, se actuará en consecuencia. Los cambios serán dados a conocer en el momento que se considere adecuado.

La número dos del anterior gerente, Sonia Fernández-Arruty, ha presentado su dimisión. ¿Se ha producido alguna otra renuncia o cese?
Que nosotros conozcamos, no.

Se presupone que la gestión de personal será una de ellas, pero ¿cuáles son las primeras prioridades de este nuevo mandato?
Hay una prioridad para cualquier área sanitaria, tango gallega como de otras comunidades, que es la posibilidad de mantener un adecuado número de profesionales a disposición de nuestros trabajadores. Esa es nuestra prioridad del día a día. Luego está Gran Montecelo, que es un proyecto que empezó el anterior gerente de forma ejemplar y al que quiero dedicarle el mismo cariño si es posible, porque es difícil hacerlo con tanta dedicación. Quiero hacer una continuidad de esto para llegar a tener el hospital que el área sanitaria de Pontevedra lleva tiempo esperando. Es el gran objetivo de mi entrada en la gerencia del Área.

"Lo que tenemos es con lo que tendremos que trabajar los próximos años"
El conselleiro de Sanidade y usted mismo presentaron el pasado jueves a los alcaldes del distrito sanitario las medidas que se están adoptando para revertir la situación en Primaria y los Puntos de Atención Continuada (PAC), donde se dan los mayores problemas de personal. ¿Cuáles son esas directrices?
En líneas generales son medidas que ya veníamos adoptando. Con los profesionales que hay planteamos una distribución, de manera que en todos los PAC en los que sea posible pueda estar al menos un médico presente. Una de las propuestas, que precisamente está funcionando en Pontevedra, consisten en que los residentes de cuarto año puedan apoyar esas medidas. Y es algo que me gustaría aclarar, porque se ha generado cierta polémica. Nadie pretende que ningún residente esté solo en ningún PAC, ni muchísimo menos. Lo que se ha hecho es distribuirlos de forma que, en los puntos donde antes había dos médicos de guardia y ahora uno, puedan hacer esa función. Creemos en su capacidad. Son residentes de último año, muy buen formados y que siempre estarán acompañados de un profesional. Si ese profesional tiene que hacer alguna salida, los residentes cuentan con el apoyo del 061 y la posibilidad de acompañar al médico adjunto. Quizás en algunos momentos tengan que hacer las guardias en centros diferentes a los centros donde se forman, pero es una situación entendible. Cuando era gerente del Sergas lo he entendido todo como un conjunto. No me gustan los localismos y en este caso estamos hablando de residentes de un área sanitaria.

¿El déficit de personal es provisional o de larga estancia?
El déficit de profesionales no es una cosa que se vaya a remediar ni el mes que viene ni el año que viene. Este año hemos pedido nuevas plazas para que se formen nuevos médicos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, pero aunque hemos insistido con el Ministerio, no van a ser posibles hasta el año que viene. Es un año más de retraso y cuatro los años que vamos a tener que esperar por la formación de especialistas (...) Es difícil saber cuántos años vamos a tener déficit de profesionales, pero hemos conseguido cosas e incluso hemos liderado peticiones de comunidades al Gobierno central para intentar subsanar este problema. No obstante, lo que tenemos es con lo que tendremos que trabajar los próximos años. Una situación que ni mucho menos es la que nosotros desearíamos.

Comentarios