sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

El servicio de Cirugía del CHUP tiene a 900 pacientes en lista de espera por la covid

Tres profesionales sanitarios accediendo a Montecelo. RAFA FARIÑA
Tres profesionales sanitarios accediendo a Montecelo. RAFA FARIÑA
Las operaciones con más retraso son las de "patologías benignas", como hernias, hemorroides u obesidad mórbida

Cirugías de pared abdominal (hernias), intervenciones de proctología (hemorroides, fístulas de ano…) y cirugía bariátrica (obesidad mórbida). Estas son las tres operaciones que tienen más lista de espera en el servicio de Cirugía General y Digestiva del CHUP), en el que actualmente "cerca de 900 personas" están aguardando a ser intervenidas. Las tres son "intervenciones de patología benigna", en las que según el jefe de servicio, Alberto Parajó Calvo, se dan "las mayores esperas". Otras 2.200 están en lista de espera por otro tipo de intervenciones quirúrgicas.

El complejo cuenta con 16 quirófanos, de los que en la actualidad "están operativos 14". El número ha fluctuado durante la pandemia y en el contexto actual puede sufrir "alguna variación puntual dependiendo de circunstancias del resto del Hospital que afectan al bloque quirúrgico". Si los casos graves de covid ascienden, el número de quirófanos disponible puede descender.

La pandemia ha motivado la suspensión de cirugías no urgentes, si bien el especialista incide en que el aplazamiento de las intervenciones es algo que siempre ha ocurrido, ya antes de la covid, por "condicionantes propios de los pacientes" y otras circunstancias, entre las que destaca la "falta de tiempo por prolongación de una intervención previa". Estos motivos suspenden cerca de "un 4% del total de intervenciones del servicio", que ahora también acusa los efectos colaterales de la pandemia. En esta segunda ola "la causa más frecuente" que ha provocado la suspensión de cirugías de "patologías menos graves" ha sido "la no disponibilidad puntual de camas, aunque en palabras de Parajó, "la actividad no se ha resentido tanto como durante los meses de primavera, con la aparición de la pandemia".

TIEMPO DE ESPERA. Los pacientes con operaciones de prioridad 1, es decir urgentes y oncológicas, se están operando "en un plazo inferior a dos semanas", "algo de lo que podemos sentirnos sin duda satisfechos -subraya el cirujano-, ya que se trata de las patologías potencialmente más graves". El resto de procesos "han sufrido un retraso", si bien Parajó advierte de que muchos pacientes, cuando se les llama para ser intervenidos, "piden que se les aplace su intervención para cuando la situación epidemiológica mejore".

El servicio cuenta con 24 especialistas en Cirugía General y del Aparato Digestivo, y cinco residentes. Además, dispone de profesionales de enfermería, de las que varias anunciaron hace dos semanas que sopesan recurrir a la vía judicial para denunciar la falta de medidas de protección. La denuncia partió de un caso similar al que han registrado otros servicios, tras detectar que un paciente ingresado que se presumía libre de covid, estaba en realidad contagiado de coronavirus. El caso supuso la puesta en cuarentena de hasta 14 trabajadoras que habían mantenido contacto estrecho con el susodicho paciente y que, sin saberlo, pusieron en riesgo a su entorno.

Parajó responde a este respecto que el personal de enfermería del servicio "está en primera línea" y que "ha demostrado su gran compromiso, humanidad, capacidad de trabajo y profesionalidad en momentos muy difíciles". "Es un equipo excepcional y tiene nuestro reconocimiento y apoyo", añade. No obstante, también indica que "se están cumpliendo los protocolos del Sergas en materia de protección y detección precoz de las infecciones en personal sanitario" y que siempre se declaran los casos a Medicina Preventiva o Prevención de Riesgos Laborales para el oportuno estudio de contactos y aplicación de la cuarentena.

Añade que el CHUP "está trabajando para intentar mejorar estos protocolos", pero no quiere zanjar el asunto sin antes pedir "la colaboración de los ciudadanos con el personal sanitario, restringiendo el número de visitantes y acompañantes al máximo durante la estancia hospitalaria y colaborando en el estricto seguimiento de las recomendaciones de distanciamiento físico, higiene y uso de mascarillas por parte de pacientes y acompañantes durante el ingreso". 

"Ha sido una situación compleja, se llegaron a ocupar las dos alas de hospitalización con casos covid"

Alberto Parajó Calvo, Jefe del servicio de Cirugía General y Digestiva del CHUP, cree que la pandemia "ha influido mucho". En tiempos precovid la unidad realizaba una media de 4.000 intervenciones al año. En cambio, desde el inicio de la pandemia ha pasado por "distintas fases de actividad", en función del porcentaje de pacientes hospitalizados en planta y en las unidades de críticos. Alberto Parajó Calvo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Parajó afirma que "ha sido una época compleja" para el servicio, en la que "se llegaron a ocupar las dos alas de hospitalización con pacientes Covid en el peor momento de la pandemia". "Incluso hemos tenido que desplazarnos a un centro concertado, el Hospital Quirón Domínguez, para operar pacientes con procesos que no debían demorarse, y hacerlo con criterios de seguridad y eficiencia, como se pudo comprobar", añade.

La covid obligó a aprobar protocolos para "la priorización y la realización de la actividad quirúrgica urgente". Además, tanto el proceso previo como la propia intervención y la hospitalización se ha complicado a causa de las medidas anticovid, que incluyen la realización de PCR a los pacientes que pasan por quirófano.

Las consultas presenciales se redujeron "mediante la potenciación de las consultas telefónicas o con agendas mixtas manteniendo la seguridad de la asistencia".

No obstante, pese a todas las medidas de prevención, el jefe de servicio considera que "en este escenario en el que la cirugía de pacientes con infección conocida o no por Covid-19 supone un alto riesgo de contaminación para el personal sanitario, debe reconocerse el alto grado de compromiso y profesionalidad de los cirujanos y cirujanas del servicio, así como el de todo el bloque quirúrgico incluyendo enfermería y el servicio de Anestesia".

Cirugía General y Digestiva abarca cirugía coloproctológica y laparoscópica (un subtipo que trata las anomalías del colon y el recto, como pueden ser tumores, pólipos, enfermedades inflamatorias intestinales, hemorroides, fisuras y fístulas), y cirugía de mama, hepatobiliopancreática (hígado, páncreas y vías biliares), pared abdominal, endocrina y esofagogástrica (que engloba las intervenciones de esófago y estómago, junto a las de obesidad mórbida.

La mitad de los concellos del área, con niveles de riesgo
El semáforo de la covid de la Xunta que establecía distintos niveles de alerta en función de los diagnósticos recientes ha pasado a mejor vida. Ahora hay un único mapa, todo teñido de azul, en el que uno debe pinchar en cada concello para conocer dos únicos datos: el número de contagios de los últimos 14 días y la incidencia acumulada. En el caso del área sanitara de Pontevedra y O Salnés, 13 de 27 ayuntamientos están por encima de los 200 casos por 100.000 habitantes, el umbral a partir del cual se considera que existe un importante riesgo de contagio.

276 nuevos en el concello
La Xunta recoge en este nuevo mapa que tienen una incidencia acumulada superior a los 250 puntos: Pontevedra (en la que se detectaron 276 casos en la última quincena), Sanxenxo (72), Marín (72), Cambados (56), Poio (49), O Grove (43), Caldas de Reis (34), Meis (28), A Lama (24), Vilaboa (22) Meaño (17), Portas (11) y Cuntis (16).

En la franja de entre 150 y 250 casos por cada 100.000 habitantes se encuentran Valga (donde se diagnosticaron 12 positivos en la última quincena), Vilagarcía, (59), Vilanova (25), Bueu (22) Cerdedo-Cotobade (13), Valga (12) y Moraña, Pontecesures, Forcarei y Campo Lameiro (entre 1 y 9). Con entre 50 y 150 casos aparecen Barro y Ponte Caldelas (entre 1 y 9 casos nuevos) y por debajo de los 25 se sitúa uno solo: Catoira.

Más casos activos
El área alcanzó este sábado los 1.242 casos activos, siete más que el día anterior, tras registrar 80 altas y 87 nuevos diagnósticos. La parte positiva es que las hospitalizaciones registraron un importante descenso, pasando de los 62 a los 53 pacientes en planta. Otros seis, los más graves, siguen en UCI. Hasta la fecha han fallecido 47 personas del área diagnosticadas de covid.

Policías de paisano
La Policía Local de Marín ha priorizado los controles con policías de paisano ya que, según dice, "logran un maior efecto sorpresa que non se conseguiría doutra forma". Lo que más vigilan son las reuniones de no convivientes en el espacio público y el consumo en el entorno de la hostelería, donde solo está permitido el servicio de recogida.

El servicio de Cirugía del CHUP tiene a 900 pacientes en lista de...
Comentarios